Afirman que son el único partido de derechas de España y que tienen las ideas muy claras. Hablan de aplicar la lógica a la política y sostienen que es la falta de diálogo la principal causa de la actual situación de España. Apuestan por un estado unitario que acabe con el modelo autonómico, una reducción de impuestos y firmeza frente al Islam para atajar de raíz el problema del terrorismo yihadista. Hablamos con Alejandro Martínez, cabeza de lista y número uno al Congreso de Vox por la provincia de Cuenca.

P- Hemos visto que VOX se ha reivindicado en sus dos años de vida como alternativa de derechas al Partido Popular. ¿Cuál fue el móvil que motivó el nacimiento de este partido político?

R- En principio existían discrepancias entre nosotros y el Partido Popular lo cual, no quiere decir, que no se puedan arreglar. Me estoy refiriendo por ejemplo a aspectos como el  necesario apoyo a la familia y a la lucha antiterrorista, que consideramos que fue un supuesto en el que el PP pecó en algunas actuaciones; pero en principio sí estamos de acuerdo con muchas posiciones del Partido Popular, ya que de él derivamos básicamente.

P- Por tanto, ¿cuáles son, a su juicio,  las diferencias coyunturales entre el candidato de VOX y el del Partido Popular por Cuenca, el hasta ahora ministro de Justicia Rafael Catalá?

R- Para el 20D VOX ha hecho una propuesta a nivel nacional, tanto desde el punto social como económico, en el que prima una reducción del gasto público, es decir,  un supuesto especial para reducir esta partida, y que pasaría, por la eliminación de las Comunidades Autónomas. Es un postulado que extablece nuestra formación política, pero que debería o podría ser asumido por cualquier partido político. Hay puntos en nuestro programa que son asumibles por cualquier formación. Es imposible, que en un país como el nuestro tengamos que soportar una administración local, comarcal, autonómica, nacional y supranacional. Ningún país europeo lo tiene, con lo cual, si suprimimos esa organización burocrática, que no quiere decir echar a funcionarios sino reorganizar de la Administración Pública, ese dinero se puede invertir en otras finalidades. Desde el punto de vista económico, VOX propugna la liberalización económica en algunos aspectos, ya que los recursos son limitados y las necesidades son múltiples, y tenemos que adecuarlas,, lo cual nada tiene que ver con suprimir un gasto social.

P- Hablan de una supresión de las Comunidades Autónomas, pero, ¿por qué no una remodelación del Estado?

R- En España nunca ha funcionado un sistema federal, y tampoco lo hemos intentado. Desde el punto de vista orgánico, España tiene una organización similar a la de Francia: por un lado provincias y por otro está el Estado. Con el funcionamiento que teníamos anteriormente, la organización era local con los Ayuntamientos; y propugnamos la creación de Mancomunidades, ya que es imposible que en provincias como la de Cuenca haya Ayuntamientos en localidades de 70 habitantes. En segundo lugar, Francia determina como organización principal a las provincias y en el supuesto de la Constitución Española se sacó la figura de las Comunidades Autónomas, para atender las supuestos especiales de algunas provincias o Comunidades con lenguas propias o otras criterios especiales.

En definitiva, lo que propugnamos no es suprimir la identidad de provincias o Comunidades Autónomas, sino el gasto que conllevan. No podemos mantener una organización de este tipo, más que nada, por que los ciudadanos lo que solicitan son servicios, los cuales derivan del Estado, que se nutre de los impuestos. Los políticos son gestores del dinero público. El problema, es que los ciudadanos como nosotros, yo soy abogado que trabaja todos los días como todo el mundo, vemos y nos molesta que el dinero se dilapide en corrupción, que existe en todos los partidos.

P- ¿También en su partido?

R- Lo dudo.  VOX es una pequeña formación política que no se nutre de nada. Esta campaña la gente nos dice que no tenemos propaganda, y es que no hemos hecho. Ponemos cada uno una cantidad y hacemos la precampaña electoral. Estamos en contra de las subvenciones a los partidos políticos y sindicatos, que tienen que nutrirse de las aportaciones de sus afiliados. Ni más ni menos.

P- Se habla de reducir el gasto que producen las CC.AA. Pero no considera, que se podrían “recortar” otros gastos que no deberían estar vinculados al Estado? ¿Por qué no recortar en salarios políticos y subvenciones a la Iglesia Católica, por ejemplo?

R- Recortar los salarios a los políticos sí, por supuesto. En cuanto a la Iglesia, no estoy de acuerdo porque la Iglesia da más de lo que quita. Mis hijas van a un colegio concertado que no recibe ninguna subvención. El Hospital de Santiago es gestionado por monjas. Si el Gobierno tuviera que pagar la asistencia que hacen muchas Órdenes Religiosas o asociaciones como Cáritas y demás, no tendríamos medios. Nos guste o no nos guste, con todos los problemas que ha tenido la Iglesia a lo largo de la historia, gracias a ella tenemos un patrimonio cultural conservado que es uno de los más importantes del mundo. Yo creo que la Iglesia cumple una gran labor social.

Respecto a los salarios de los políticos, me parece que es una barbaridad. Nosotros, por ejemplo, proponemos la supresión del Senado. Hay sueldos de políticos, no sólo diputados y senadores, sino de concejales y funcionarios públicos de algunos ayuntamientos, que cobran unos sueldos indignos. Hay funcionarios que cobran una cantidad muy alta en Ayuntamientos muy pequeños, como el de Cuenca.

P- Hablan de una precampaña modesta. ¿Qué medidas o acciones de comunicación están realizando de cara al 20D?

R- La verdad es que pocas. Los que estamos en este partido lo hacemos de forma vocacional, y entendemos que la política debe ser así. Todos estamos trabajando y hacemos lo que podemos en nuestros ratos libres. Anoche, por ejemplo, estuvimos pegando carteles y lo pasamos muy bien. Hay gente que dice que no nos conoce. Pues lo siento, pero mañana tengo juicio y tengo que preparármelo. No puedo hacer más.

“Los gestores del dinero público han de ser muy cuidadosos”

P- Brevemente, ¿cuáles son los pilares fundamentales de su partido?

R- VOX es un partido liberal en el ámbito económico y conservador en el ámbito social. La familia para nosotros es uno de los pilares fundamentales en la sociedad. Desde el punto de vista económico, somos liberales y creemos que el Estado debe ser reducido en algunos aspectos, no todos. Cuando dicen que “la educación es gratuita”, no es así; no es gratuita ya que la pagamos entre todos. El problema es qué hacemos con el dinero público, por eso hay que ser con ello especialmente cuidadosos. Los gestores del dinero público deben ser muy cuidadosos.

El poder corrompe, pero debe haber mecanismos que eviten esa corrupción. Desde VOX creemos que la corrupción se puede evitar con la autonomía, por ejemplo, del Poder Judicial, entre otras cosas. Cuando un juez se sienta a hacer su trabajo no debe pensar en ideologías. Hay que buscar gente que haga su trabajo y que respete las ideologías del resto de personas. Cuando hicimos la última pegada, un sujeto con pasamontañas vino a arrancarnos los carteles y a gritarnos textualmente  “fascistas”. ¿Qué sabe la gente de VOX para que nos digan que somos fascistas? ¿Qué seamos un partido conservador significa eso?. La gente esta muy equivocada y muy mal informada. Hay puntos de vista de otros partidos que podríamos asumir. Por ejemplo, en las medidas sociales queremos estudiar como reconstituirlas, un caso sería el de las mujeres que han dado a luz, consideramos que no puede estar tan sólo un par de meses de baja.

P- ¿Cree la defensa que hace VOX de los símbolos nacionales es el motivo por el que se les acuse de ‘fascistas’?

R- Es posible, pero cuando juega la Selección, por ejemplo, todo el mundo va con España. Cuando hay un atentado en Francia, todos somos franceses. El otro día, en el atentado en Kabul contra la Embajada española, murieron dos agentes que nadie sabe la ideología que podrían tener o no. Allí estaban cumpliendo su trabajo.

Un Estado se tiene que estructurar en varios pilares fundamentales: una Administración de Justicia, Finanzas, Relaciones Exteriores y Ejército. El Siglo de Oro español significaba que España era como Estados Unidos antes. En otro aspecto, ahora no renunciamos a nada. Hay que pensar en las necesidades que tenemos que cubrir.

P- A pocos días del 20D, todas las encuestas y estudios de intención de voto, no muestran a VOX con una representación en el Congreso. Ni siquiera a su candidato por Madrid, Santiago Abascal. ¿Creen que existe discriminación hacia este partido, que goza del mismo tiempo de vida, aproximadamente, que PODEMOS?

R- Por parte de los medios hacia nosotros no existe mucha. El problema, es que lo que decimos no es muy popular. Nosotros hablamos de la realidad. En 20 o 30 años el dinero de las pensiones se va a terminar, y es por una cuestión meramente demográfica. El sistema hay que cambiarlo porque si no en unas décadas vendrán los verdaderos problemas, y eso lo sabemos todos, incluso los políticos, aunque no lo digan. Lo que nos diferencia de Podemos es que nuestro puesto es vocacional. Yo soy abogado y voy a seguir dedicando de ello, las cosas son como son. Me gustaría prometer las cosas que se prometen, pero somos realistas y no podemos hacerlo. En los próximos años pueden crecer los problemas. Si no hacemos algo el sistema será insostenible, y trabajar hasta los setenta años, yo creo que tampoco es la solución. En este país, hemos llegado a un punto en el que cada uno hace lo que quiere.

“El perfil de nuestro votantes es de una ideología política liberal-conservadora”

P- ¿Cree que VOX tendrá un mayor porcentaje de voto en estas elecciones a causa de la ley del aborto que derogó el PP?

R- VOX va a tener menos votos de los que tendría que darle la gente. El perfil de nuetros votantes es de una ideología liberal-conservadora. Ante la situación que se ha planteado en algunos Ayuntamientos con gobiernos poco diligentes, la gente tiene miedo al cambio, y se seguirá votando a los partidos tradicionales. No nos votan porque creen que es un voto cautivo y que no valdrá para nada. Seguimos con el bipartidismo PP-PSOE. El poder no es absoluto y todos los partidos llevan en sus programas puntos que pueden beneficiar a este país.

P-¿Cuál será el futuro de VOX si no se consigue representación en el próximo 20D?

R- A nivel nacional no sé que pasará, pero a nivel local por supuesto que contamos con ello, ya que somos un grupo de amigos que tenemos una visión particular de la realidad de España y lo hacemos de forma vocacional. No tenemos problema ni discutimos sobre quién va de número uno, porque el verdadero problema es que alguien se ponga. Como todos vivimos de nuestro trabajo, nuestra dedicación política es meramente por vocación. Seguimos unos principios y unos ideales, y el voto puede cambiar pero las ideas no. El voto no es de nadie, y aquí los partidos políticos hablan de algo que no es. Mi voto es mío y se lo daré al que quiera. Lo que hacen los partidos políticos es enfrentarnos y nos dicen que si estamos en un lado no podemos estar en otro, y eso significa tener poca cultura democrática.

“El objetivo que perseguimos con la eliminación del Senado y de las Comunidades Autónomas es ahorar gastos, ya que los recursos son limitados”

P- ¿Qué opina del Senado y por qué dicen de eliminarlo?

R- Lo consideramos un gasto innecesario, con todo lo que ello conlleva. Tiene sentido si existe una organización autonómica, ya que parte de los senadores son elegidos por las diferentes Comunidades Autónomas. Pero con una Cámara Legislativa es suficiente. El principio y objetivo que perseguimos para suprimir esta Institución, es quitar elementos funcionariales para ahorrar gastos. Y otro supuesto, sería eliminar, como he dicho antes, las Comunidades, ya que los recursos son limitados y las necesidades múltiples. Hay que invertir ese dinero en otras cosas más importantes.

P- ¿Qué idea tiene Vox sobre la inmigración y su vinculación con el terrorismo?

R- Es un supuesto que tiene que determinar y controlar el Estado. En relación con el terrorismo habría que controlar la gente que entra en un país, esto es fundamental. Los casos que se han dado en Francia han sido algunos de ellos cometidos por personas de tercera generación dentro de una cultura musulmana, con raíces argelinas, por ejemplo. La integración de algunos grupos es complicada, por el simple hecho de que nunca acaban de integrarse. Se ven desclasificados y marginalizados. En España la migración se debe controlar porque los recursos son limitados y puede ocurrir dentro de unos años lo que ahora se está dando en francia, debido a la poca integración, que es real. Hay que controlar para tener en cuenta las cantidades de personas que se pueden acoger sin poner en quiebra nuestro estado del bienestar.

P- Hablan de atajar de raíz el problema del yihadismo. ¿Cómo?

R- En nuestro país es muy complicado por cuestión de religión. Los que somos cristianos podemos integrarnos de una forma más sencilla, pero en el caso de los musulmanes, es muy complicado dado que en ocasiones no se quieren integrar. En Francia, que han tenido que asumir muchas migraciones provenientes de Argelia y de otros países de religión islámica, ahora están viendo los problemas de las siguientes generaciones. Es complicado  pero hay que tener en cuenta la realidad de cada país. Desde Occidente muchas veces se quieren modificar las costumbres de otros países orientales, lo cual no es posible.

P- ¿Apoyaría VOX una intervención militar contra el DAESH?

R– Si estuviera avalada por la ONU, debíamos aproyarla. El problema es ver la realidad de cada país. En la zona atacada por el Estado Islámico hay gente que no apoya el fundamentalismo y que tienen que sufrir la realidad que ocurre en sus países, y actuar allí es muy complicado. Hay que asumir, tanto en Europa como en Estados Unidos, que es muy complicado arreglar esta situación.

“Cuenca y su provincia están muertas. Pero además sigue siendo muy caciquil”

P- Como cabeza de lista de VOX por la provincia de Cuenca, podría hacernos un diagnóstico de la misma?

R- Yo llevo en Cuenca relativamente poco tiempo, pero es una provincia que está ‘muerta y siguie siendo caciquil’. Hay que hacer un diagnóstico de la provincia para saber dónde actuar. En los últimos años, la capital es una ciudad pequeña y la despoblación es uno de los graves problemas de esta provincia. La industria es muy poca, y la mayor empresa es el Ayuntamiento, lo cual es un problema, ya que una parte de nuestros ingresos va a parar a otros sitios que no son rentables. Desde un punto de vista económico, se pensó que la solución podría ser el AVE, y se lo llevaron a Arcas. Tenemos una oferta cultural enorme que no se aprovecha. Somos así, y tenemos lo que nos merecemos, porque llegan unos y colocan a los suyos, y luego otros y hacen lo mismo. En Cuenca siempre pasa lo mismo.

P- ¿Qué beneficios, distintos al resto de formaciones políticas, aportaría a los conquenses una formación política como VOX?

R- Por lo menos, intentar reflotarla. Lo que aportamos es gente que tiene unos principios y que no depende económicamente de ninguna formación. Ahora mismo, si vas con una bandera española por la calle hay que tener cuidado. ¡Pero hombre!  la bandera es de todos, y si no se sienten identificados es un gran problema. Somos lo que somos, un país se define por ello. Somos una nación muy antigua y a lo largo de su historia, como en todos lados, ha habido cosas buenas y cosas malas. La gente no es patriota excepto cuando pasa algo, y ha habido partidos que se han querido desmarcar. Hay que asumir la historia y las consecuencias. Los partidos se implican en discutir por tener ideologías diferentes, y lo más importante es tener educación.

P- Por último y de cara al 20D. ¿Qué mensaje lanzaría del por qué se ha de votar a VOX?

R- Yo lo que diría a los españoles es que el voto no ha de ser “porque sí”. El voto no es cautivo y debe de ir a aquellas formaciones políticas, cuyos líderes realmente creamos que pueden hacer algo por cambiar la situación de nuestro país. Yo les pediría que voten en conciencia, ya que muchas veces se vota por inercia, y ese es un problema de tradición democrática.

The following two tabs change content below.
Pseudoperiodista y músico. Me gusta escribir, y aquí podéis comprobar qué es lo que hago. “Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. Albert Camus.
Jose Verdugo

Jose Verdugo

Pseudoperiodista y músico. Me gusta escribir, y aquí podéis comprobar qué es lo que hago. “Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. Albert Camus.

Leave a Response