El Decano de la Facultad de Periodismo de Cuenca, Antonio Laguna Platero, nos habló de la presentación del libro ‘El periodista en la encrucijada’ que se celebró el 7 de marzo en Cuenca, así como de lo que trata el mismo, ya que se escribe sobre los problemas actuales de la profesión. También explicó la situación del periodismo en la ciudad con el cierre de ‘El Día de CLM’, siendo Cuenca la segunda provincia que se queda sin cabecera impresa junto a Guadalajara. Para terminar, Laguna expuso la importancia que tiene para la Facultad y para Cuenca el Congreso del humor que se celebrará el próximo mes de octubre.

La fecha de la presentación del libro ‘El periodista en la encrucijada’ fue clave, por el momento trascendental del periódico ‘El Día’, ya que se conocía que iba a desaparecer y este libro habla de la situación actual del periodismo. ¿Cuál es el futuro?
- Sí, la fecha de la presentación coincidió con el fin del periódico, algo que hizo que lo pudiéramos relacionar directamente. El momento actual es que la crisis está hundiendo a los medios tradicionales fundamentados en una manera de entender el negocio periodístico, que tiene ya tras de sí aproximadamente dos siglos y eso está generando nuevas iniciativas, lo que pasa es que son tan absolutamente jóvenes que no sabemos si se van a consolidar y van a crear tendencia. La alternativa que se está en estos momentos produciendo a través de la organización de cooperativas o a través de lo que significa esa filosofía del emprendedor o del freelance en este caso en el mundo del periodismo, no sabemos si se convertirá en tendencia o no, lo que está claro y ésa es una reivindicación, es que el periodismo es un servicio público y que por lo tanto si todo va a depender de la iniciativa individual o de la imaginación de unos cuantos, pues realmente estamos poniendo en peligro uno de los pilares del Estado, que es el periodismo y el derecho a la información que suministra.

Son dos siglos de periodismo de papel, siempre que ha aparecido alguna nueva tecnología como la radio o televisión se ha hablado de la desaparición de los medios impresos, ¿Hay que esperar una readaptación de la prensa de papel o es realmente su peor época?
- Esta es su peor época, porque ya es una suma de medios, cuando aparece cine o radio son novedad respecto al reinado de la prensa. Anteriormente, los medios de comunicación iban en alza y la publicidad se repartía. Por primera vez este reparto ya no es posible en los términos que se conocía ya que es a la baja, éste es el principal peligro y amenaza que tiene el negocio, la publicidad está mermando o casi desapareciendo. ¿Cómo se va a mantener el negocio periodístico?, si la venta de ejemplares no funciona, si Internet establece la filosofía de lo gratis total, si además la publicidad se va a segmentar y redistribuir a partir de las redes, es muy difícil vislumbrar lo que va a suceder en el futuro.

Se decía en la presentación del libro que la publicidad es el maná del periodismo. Quizás haya que buscar otro modelo de negocio. ¿Habría que apostar más porque sean los propios lectores los que apuesten por el periodismo?
- Sí, ha habido en estos momentos distintas propuestas, una de ellas que a mí me ha llamado la atención, hay una parecida a la financiación de la iglesia en la que se señala en la casilla de la declaración de la renta el ayudar a un medio determinado, los mismos contribuyentes elegirían a partir de sus impuestos que un dinero vaya dirigido a mantener a una serie de medios. Este debate aún no se ha planteado, el debate va dirigido a desmantelar lo público, a que el Estado se retire de todo lo que tenga que ver con instituciones públicas, sea sanidad, sea educación, por tanto nadie piensa que el Estado vaya a ayudar a los medios de comunicación.

La sanidad se está recortando, también la educación, los profesores y los periodistas están muy devaluados, ¿crees que la gente está concienciada en ayudar a salvar al periodismo?
- Vivimos una época de desregulación, que sea el mercado el que organice esa mano negra que teorizó Adam Smith y sea el propio mercado que organice la vida de los ciudadanos. El tanto tienes tanto vales, que el mercado lo regularice todo tiene consecuencias muy negativas, los que no tengan capacidad serán marginados como en la ley de la selva, es una perspectiva pesimista.

El libro habla de los periodistas orquesta. ¿Limita la calidad esta labor multitarea o es buena la versatilidad?
- Son cosas distintas, la capacidad multimedia es necesaria para el periodista. Otra cosa es que un periodista tenga que realizar desde las tareas más básicas de la redacción a las más complejas para evitar contratar mano de obras. Cuando se habla de periodista orquesta es que realiza múltiples funciones por las cuales no cobra.

En la presentación del libro decías que la de periodista es una profesión poco reconocida según el barómetro del CIS, ¿A qué crees que se debe?
- A la confusión con la política, nos encontramos en que en las tertulias se mezclan periodistas y políticos. La mala imagen con la política se relaciona con la del periodista.


‘El Día de CLM’ cerró su publicación el pasado día 10 de marzo ¿Cómo crees que afecta que una capital de provincia como Cuenca se quede sin cabecera?
- Los efectos los veremos a medio plazo, de momento es muy temprano, más allá de las reacciones emocionales que nos genera que desaparezca el último diario. Nos quedamos sin un elemento esencial en la vida política de las personas. Hay un artículo de Gorka Díez en la última edición del periódico en el que dice: “se rompe uno de los hábitos democráticos que es como casi el de ir a votar, que es el ir todos los domingos a comprar el periódico”. Yo entiendo que la calidad democrática de Cuenca se verá resentida con este hecho.

Paul Starr decía que ‘cuando la información es débil la corrupción prevalece’
- Es una realidad totalmente demostrada que cuantos menos de comunicación menos transparencia y más corrupción.

¿Se puede relacionar a lo que estamos viviendo en estos momentos en España?
- Totalmente, nos encontramos con una serie de escándalos desde hace algún tiempo que no serían posibles sin el trabajo que han llevado a cabo algunos periodistas o sin la posibilidad de airearlos por parte de algunos medios. La falta de investigación que provoca la caída del negocio, impide que los periódicos ejerzan de cuarto poder, que ejerzan de tuteladores de la opinión pública, pero hasta que no se demuestre lo contrario siguen manteniendo un papel importante, el caso Bárcenas es paradigmático, con ‘El País’ y ‘El Mundo’ a la vez sacando los papeles del extesorero del Partido Popular demuestran que aún hay vida.

Volviendo al tema del cierre de ‘El Día de CLM’, ¿crees que éste se debe al Gobierno Regional, como ha dictaminado el propietario del medio, o a la mala adaptación del mismo periódico?
- No lo sé, durante varios días el propietario del medio ha insistido que este suceso es la razón capital. Pero me parece que hay otras razones como la bajada de la publicidad y la poca venta que tiene el periódico, en este sentido no ha habido una adaptación, pero son percepciones desde fuera.

Y respecto a la presentación del libro, ¿Qué reporta esta presentación a la Facultad de Periodismo?
- Un baño de realidad, una llamada de atención de dónde estamos y hacia dónde vamos y qué sentido tiene una Facultad de Periodismo en estos momentos, donde el futuro laboral está como está, algunos lo podían interpretar en sentido pesimista pensando en si está tan mal, ¿para qué una facultad?, ¿para qué periodistas?, pero yo creo que se repite en el libro y en el propio acto un mensaje que es fundamental, no habrá solución sin gente preparada, no habrá salida sin gente que tenga claro como borrar el problema y esto pasa para la formación.

¿Consideras que los Congresos son una forma de dar prestigio a la Facultad?
- Nos dedicamos a eso, nos dedicamos a intentar crear ciencia y distribuirla, difundirla que se conozca y en ese sentido los Congresos son un punto de reunión de investigadores que hacen patente en qué grado se encuentra su investigación y los libros y otros soportes son los medios que hemos utilizado para dar a conocer al conjunto de la sociedad lo que estamos haciendo.

¿Es positivo el interés del alumnado en este tipo de actos?
- Yo creo que en términos generales debe de serlo porque cada vez se está poniendo más caro el estudiar, el participar en una universidad y por tanto si la función de la universidad es producir ciencia y distribuirla para conseguir llegar al mayor grado de excelencia en la formación de sus alumnos, entiendo que las personas que están pagando lo que deben exigir cuando van a un restaurante o a cualquier otro servicio es especialmente eso, excelencia, es decir, producción de ciencia, conocimiento y distribución de la ciencia.

Éste no va a ser el último Congreso, en octubre va a haber el relacionado con el humor, celebrado en Cuenca. España parece un lugar idóneo para llevarse a cabo por estar relacionado con este tipo de periodismo.
- Los pioneros son Sudamérica y sobre todo México, ya que tienen una escuela de humoristas gráficos muy importantes, por ello nos estamos planteando la posibilidad que sea una mejicana de uno de los institutos de investigación de allí que tiene una obra importante sobre el mundo de la caricatura, la que haga la conferencia inaugural.

¿Qué espera de este Congreso? ¿Espera que sea reconocido nacionalmente?
- Lo espero todo, espero que sea un éxito de convocatoria, que sea un éxito en cuanto al nivel científico de las aportaciones que se presenten, que permita poner a la Facultad de Periodismo, a Cuenca y a la UCLM en el mapa internacional, que nos permita las asociaciones de investigadores que se van a dar cita en Cuenca concretar alguna plataforma que tenga el nombre de Cuenca para el futuro, es decir, tengo muchas expectativas y sobre todo una final que me parece muy importante, que la primera promoción de periodismo que va a coincidir su último curso como alumnos de formación en esta Facultad, participen activamente en ese Congreso y ante todas las dificultades que supone el ejercicio de la profesión, el pesimismo, las dificultades de obtener becas, el futuro… En fin lo que estamos repitiendo, vislumbro una posibilidad en la investigación. Yo recuerdo mi etapa de recién licenciado que vivíamos un coletazo enorme de la crisis de los años 70 con unas cotas de paro también muy elevadas y que apostar entonces por la investigación era absurdo, no había apenas becas, existía alguna por facultad, en mi caso yo aposté por eso con el convencimiento de que eso podría salir y finalmente así fue. Por tanto, el Congreso debe ser una llamada de atención de que existen otras vías aparte de las que profesionalmente nos hemos planteado y espero que alguno se sienta tentado por lo que pasa ahí.

Algunos no somos conscientes que en el mundo del periodismo puede haber otras salidas además de trabajar en un medio de comunicación como puede ser la investigación, la educación…
- Totalmente de acuerdo, la comunicación es clave en el funcionamiento de la sociedad actual y yo creo que no se reconoce bastante el papel de esa persona que se ha formado en el ámbito del periodismo para ser profesor en los ámbitos de primaria y secundaria, para ser dirigente de lo que puede ser actividades empresariales de organizaciones o instituciones. O poder ser sencillamente profesor universitario y digo sencillamente porque es mi caso que se dedique también a intentar crear ciencia y difundirla como hemos dicho anteriormente.

La entrevista fue realizada por: Alberto Val Calvo, Alejandro Bayo Saiz, Juan Ignacio Cantero de Julián y Carlos Francisco Ruiz Massó.

Leave a Response