Hoy han visitado la Facultad dos de los miembros de la revista Fiat Lux para presentar a los alumnos, profesores y lectores este nuevo medio que surgió apenas hace dos años, y que pretende reivindicar el periodismo de sucesos y tratarlo tal y como se merece.

El objetivo de «hágase la luz», traducción de su nombre del latín, es «hacer un homenaje a este género, pues se ha convertido en sinónimo de morbo y programas de corazón desde el caso de las niñas de Alcasser, constituyendo una novela mediática. Este género requiere su lenguaje, su idioma y su fotografía», explicaba Javier Manzano. El contenido de la revista son reportajes que «puedan ser madurados, con fuentes contrastadas y verificadas», comentaba Borasteros.

La periodicidad con la que se imprime la revista es clave en varios aspectos. Al publicarse cada dos meses y medio, el morbo queda descartado, pues en muchos casos llegan tarde. Pero esta regularidad es lo que les permite profundizar en el reportaje, contrastando y verificando las fuentes. Además, al no ceñirse a la actualidad inmediata, los reportajes son atemporales, por lo que pueden leerse independientemente de la fecha de publicación.
Pero no solo se trata información en la revista. La narración y la ficción son una parte importante de ella. «Este género literario está muy de moda. Los dos últimos premios Planeta son de novela negra», comenta Javier. «El periodismo narrativo es una corriente muy extendida en latino américa». Por su parte, Daniel explica por qué además de literatura, también es imprescindible una parte de ficción dentro de los reportajes: «pensé jugar con la realidad y la ficción, entendiendo que a los lectores les interesaría un reverso de ficción».

Hoy en día, crear una revista en papel puede ser muy arriesgado pero Borasteros explica que «así entendemos el periodismo. Leer un papel, mancharte las manos». Aún así, cuentan con una página web que utilizan para ampliar el contenido del papel. «Algunos contenidos complementan la revista y otros amplifican», explica Manzano.

El público al que se dirige la revista es aquel que esté interesado por la crónica roja, término utilizado en Sudamérica para dirigirse a la nota de sucesos que ellos han adaptado como un juego de palabras para determinar este tipo de periodismo.

Leave a Response