Tres componentes del albacete nexus fueron nominadas al balón de oro en 2013, quedando una de ellas ganadora. vanesa lorca y alba redondo, jugadoras del albacete, nos cuentan cual ha sido su trayectoria para llegar tan alto.

Se les suele llamar deportes minoritarios a aquellos que no tienen demasiada repercusión o trascendencia en el mundo deportivo. Pero, ¿el fútbol es siempre un deporte masivo? Vivimos en una sociedad en la que este deporte es el deporte rey. Cuando pensamos en el fútbol lo primero que se nos pasa por la cabeza son sus profesionales y los triunfos que han conseguido. Pero en el otro lado de la moneda, se encuentra el fútbol femenino, que teniendo el mismo objetivo no tiene la misma resonancia. Sin embargo, el fútbol femenino existe desde hace siglos, más concretamente en 1892 se reconoció el primer partido de fútbol entre mujeres. No es algo nuevo pero tampoco es un deporte de masas, aunque también se le denomine fútbol.

El equipo Fundación Albacete Nexus ha hecho historia en el fútbol femenino puesto que este año ha sido el primero que militan en la superliga femenina, máxima división del futbol femenino en España y equivalente a la 1º división masculina. El conjunto blanco se fundó en 1997, perteneciente a la Fundación Albacete Balompié, pero para ellas este ha sido un año diferente. El sacrificio, la dedicación y la unión del grupo han sido clave. Para el Albacete estar entre los equipos de primera división de fútbol femenino a nivel nacional supone una gran recompensa al trabajo y a la perseverancia diaria en sus entrenamientos. Según su entrenador, Luis García, “las chicas están muy comprometidas con el escudo que representan. Para ellas es un sueño hecho realidad”. Enfrentarse al Granadilla Sur de Tenerife supuso una gran motivación. “En esta eliminatoria nos jugábamos el ascenso, perdimos en la ida pero en el partido de vuelta conseguimos dar la vuelta a la eliminatoria y ascender, para mí fue el partido más duro” afirma Vanesa Lorca, jugadora del equipo albaceteño.

Teniendo un presupuesto nulo para fichajes, este equipo femenino ha logrado componer una plantilla competitiva y ante todo, entusiasmada para poder conseguir un gran número de títulos. Para la temporada 2014/2015 han tenido tres fichajes nuevos: la subcampeona del mundo con la selección española sub 17, Elena de Toro; María de los Ángeles Carrión llegada del CFF Albacete y también subcampeona del mundo sub 17; y Jessica Tébar, procedente del Red Móvil Murcia y perteneciente al grupo 7 de 1º división nacional. “Ninguna de las jugadoras de este equipo cobramos y por tanto todas las jugadoras que vienen aquí lo hacen solo por voluntad y por jugar en este equipo, sin ninguna retribución económica” afirma Vanesa.

Paso a paso afianzando el camino

Durante la trayectoria de este equipo, éste ha conseguido conseguir varios títulos en la modalidad de primera nacional del grupo 7, la equivalente a la segunda división en el fútbol masculino. Ser campeonas cuatro veces en la competición anterior y la obtención de cuatro copas Castilla La Mancha ha hecho que el equipo se consolide hasta llegar a su objetivo: ascender. Por otra parte, el equipo es consciente de la dificultad que supone jugar en un liga con los mejores equipos de nuestro país como son el Fútbol Club Barcelona, Valencia C. F y el Athletic Club de Bilbao, que actualmente presiden los primeros puestos de la clasificación en la superliga femenina. Luis, entrenador por primera vez en esta temporada, comenta que “el objetivo es la permanencia ya que es nuestra primera temporada en primera división puesto que hay equipos muy buenos y hay que trabajar mucho para competir bien y afianzarnos en esta categoría”.

Las sensaciones con respecto al pasado año son muy diferentes. El Albacete se ha estrenado en la Liga de fútbol femenino y existe mucha experiencia. A pesar de ello, su primer debut en esta superliga fue el triunfo ante el Sevilla quedando 3 – 1. Aun así, el momento cumbre para las del Albacete fue cuando después de ganar la liga se realiza la fase de ascenso. Esta fase consistía en dos eliminatorias a doble partido contra los otros campeones de los grupos de primera nacional. En la primera eliminatoria jugaron contra el Oiartzun vasco, y ganaron cómodamente 3-1 en casa. La vuelta no fue tan gloriosa, pues perdieron 2-1 en el campo rival. En la 2º eliminatoria se enfrentaron a su mayor contrincante, el Granadilla Sur de Tenerife, perdiendo 2-1 en la ida y ganado 2-0 en la vuelta, con las dos asistencias de Vanesa Lorca. Fue un partido lleno de espectadores, más concretamente ante unos 5000. Aun empezando con buen pie para Vanesa “cambiar de categoría supone un gran salto pero tenemos un equipo muy competitivo y con jugadoras de gran calidad. De momento no estamos obteniendo los resultados esperados, pero aun así estamos fuera del descenso y nuestro objetivo esta temporada es la permanencia”. Alba Redondo, componente del mismo equipo, coincide con su compañera: “el principio fue bueno y eso nos hizo coger confianza y afrontar los partidos con más ganas, aunque después vinieron derrotas y empates, nunca bajamos los brazos y seguimos luchando por permanecer vivas en la liga”.

La asistencia de los aficionados al campo del Albacete, el Carlos Belmonte, es de unos 1000 aficionados de media en los partidos de mayor índole, contando algunas veces con la presencia y la retransmisión de gol tv. Pero fue el ascenso a la superliga el acontecimiento que hizo que este dato cambiara, ya que con anterioridad y en la modalidad inferior, los aficionados eran de uno 100 por partidos. En cambio, si comparamos estos espectadores con los miles y miles de aficionados que acuden a los campos de los equipos de fútbol masculino podemos ver cómo está muy por debajo. Por ello, al fútbol femenino no se puede comparar con el masculino, ya que en casi todos los aspectos, el masculino supera con creces los factores que hacen el fútbol, ya sean espectadores, fichajes, cobros, etc.

Jugadoras de oro

Hace nueve años, Vanesa Lorca comienza con la carrera de Ingeniería Técnica Agrícola y posteriormente su adaptación al grado en la ciudad de Albacete, trasladándose desde su pueblo natal, Fuente de Pedro Naharro (Cuenca). Desde los 8 años dejó de lado otras aficiones, como la música, para dedicarse por completo a lo que más le gustaba, el fútbol. Comenzó jugando con los chicos de su localidad y con tan sólo 10 años ya jugaba con chicas a fútbol sala. Desde los 13 hasta los 16 militó en el C. D. E San Víctor de Tarancón en la modalidad de fútbol 11. Compaginar estudios y fútbol no resultó complicado para esta jugadora. “Se puede compaginar todo, la clave está en la organización y el aprovechamiento en cada momento para estudiar. Antes en los viajes largos estudiaba y hacía los deberes en el autobús”. Vanesa hoy en día trabaja por las mañanas y por todas las tardes entrena con sus compañeras para preparar el partido de la semana. Para esta jugadora su “experiencia en el equipo es increíble, en las 10 temporadas que llevo aquí he crecido y madurado no solo como jugadora sino también como persona. Este equipo se ha convertido en mucho más que un eso, es como mi segunda familia, sobre todo, por todos los momentos que hemos pasado juntas”. Esto ha hecho que esta gran jugadora llegase a ser algo más, llegando también a entrenar a niños de entre 6 y 7 años del Colegio Ana Soto, destacando que “es muy gratificante trabajar con niños porque son muy agradecidos y entrenan con mucha energía y alegría”.

Fue en 2013 cuando a tres componentes del Albacete Nexus consiguieron la nominación al I balón de oro de Castilla – La Mancha . Al principio escogieron las 14 mejores jugadoras de Castilla La Mancha, haciendo seguidamente una votación en las que quedaron definitivamente las 6 jugadores que asistieron a la gala. La opinión de entrenadores, capitanas y seleccionadores de todos los equipos de Castilla La Mancha de cualquier categoría fue clave para la decisión. Finalmente Vanesa quedó tercera en la nominación, quedando por delante el nuevo fichaje de este año, Elena de Toro (portera internacional con la selección española sub-17) y la ganadora, Alba Redondo (jugadora con la selección española sub-19). La jugadora veterana, Vanesa Lorca, muestra “sorpresa porque la mayoría de jugadoras son muy jóvenes e internacionales con la selección” además de un gran trabajo diario, “entreno duro cada día para ello porque mis dos sueños futbolísticamente hablando, son jugar con la selección nacional y disputarla copa de Europa de cubles”.

La actual ganadora del balón de oro, Alba Redondo Ferrer, empezó su formación a los seis años en el equipo La escuelas federativas y al año siguiente al pasar las pruebas para figurar como jugadora en el Alba la cogieron y “desde entonces sigo ahí” afirma la joven. Tener la recompensa del sacrificio es la mayor satisfacción para un deportista. Es por ello que, para Alba ser galardonada con el balón de oro no se lo esperaba, “me pilló de sorpresa porque las demás seleccionadas eran igual o mejor que yo. Aunque tengo que decir que en ese momento sentí alegría, orgullo y muchísima ilusión”.

Las jugadoras mantienen el optimismo y la ilusión gracias a la gran motivación que ha supuesto este periodo primerizo tanto el equipo como en sus vidas. Una temporada histórica en la que han conocido como el sacrificio puede tener una buena recompensa cumpliendo los objetivos y trabajando. El esfuerzo y la perseverancia son la clave del éxito.

The following two tabs change content below.

Inma Carrascosa

Leave a Response