El sábado 20 de febrero se celebró en Cáritas Diocesana de Cuenca el VIII Seminario de Medios de Comunicación y Cooperación Internacional en Cuenca. Acudieron cerca de cincuenta personas. Gran parte, relacionados con el mundo de la cooperación. El encuentro estuvo marcado por las ponencias de varias personalidades como son Beatriz Seara, responsable de Oriente Medio de Cáritas Española; Yolanda Álvarez, ex corresponsal de TVE en Jerusalén y actualmente trabajando en “En Portada”; Óscar Gutiérrez, redactor en El País y anterior encargado de la sección internacional.

La jornada se inauguró con una excelente presentación llevada a cabo por Elisa Bayo (Asociación de la Prensa en Cuenca) y Silvestre Valero Segovia (Director Cáritas Diocesana de Cuenca). Se hizo especial hincapié a la capacidad que tiene la “palabra” para construir y destruir en esta sociedad. Es por eso que los periodistas tienen un gran cargar actualmente, ya que son los encargados de relatar encuentros. Posteriormente fue Beatriz Seara quien se encargó de ofrecer una visión política, económica, cultural y geográfica de Oriente Medio. La encargada se centró principalmente en el acuerdo Sykes-Picot (1916) como germen del conflicto. Aseguró que no se trata de una problemática de hace pocos años, sino que ya se intuían problemas cuando se forjó este acuerdo secreto entre Gran Bretaña, Irlanda y Francia. También aseguró que existen grandes diferencias entre Occidente y el Mundo Oriental. Desde Europa, se concebía la figura del pueblo árabe como un pueblo distante y confuso, según Beatriz: “Se creía que el pueblo árabe no se iba a levantar jamás, pero lo hizo. Pero la Comunidad Internacional falló al ser tan pasiva”. Por último quiso hacer referencia a los puntos fuertes y carencias del autodenominado Estado Islámico o DAESH. Elementos como las notas, videos o redes sociales son fuertemente eficaces cuando se combinan con la segmentación de audiencias o la variedad temática que ellos ofrecen. Es por eso que la responsable de Oriente Medio cree que hay que apoyar a las estructuras locales para que tengan los medios necesarios a la hora de acabar con los problemas: “Hay que ayudar a estructuras claves y locales para solventar problemas. Nosotros nos iremos (ayuda internacional), pero ellos se quedarán”.

Trabajo de corresponsal

Sería el turno de Yolanda Álvarez, periodista valenciana que ha recibido grandes logros como el premio a la Libertad de Expresión por la Unió de Periodistes Valencians. Yolanda quiso seguir la línea de su compañera Beatriz: el papel de la Comunidad Internacional. “Gaza es la mayor cárcel a cielo abierto del mundo. Están sometidos por un bloqueo impuesto por Israel” Así de segura se mostraba la periodista. También retrató la situación que tienen que vivir muchas de las familias en Gaza, como pueden ser la luz racionada o la falta de agua potable en los grifos. La situación en Jerusalén Este se convertía en un infierno para los que no eran israelís. Por eso Yolanda aseguró que “los bloqueos también matan”. La falta de un servicio de basuras, los pocos servicios que disponen los ciudadanos palestinos y la constante vigilancia por parte del ejército israelí convierten a la zona antigua de Jerusalén en esa cárcel anteriormente citada.

Tras explicar la realidad vivida por la periodista, empezó a relatar la polémica entre el Estado, RTVE y ella. Durante el desarrollo del conflicto, el gobierno español recomendó expresamente a los medios españoles que retirasen a sus corresponsales. En otros países, esta situación no se dio. Aun así, el criterio del propio periodista prevalecería sobre el consejo del poder ejecutivo. Yolanda aseguró que la ilusión y el buen hacer de los periodistas supera en muchas ocasiones a los peligros que entraman ser un corresponsal: “No se puede amordazar la libertad de expresión. El periodismo te permite estar muy cerca de historias muy lejanas”.

Oriente Medio en la prensa

A continuación, fue el turno de Óscar Gutiérrez, actual redactor de El País en la sección de internacional. Este periodista quiso encargarse de todo lo relacionado con la desinformación y los mitos en los medios de comunicación. Desde el primer momento, quiso desmontar mitos. El primero fue el estereotipo de refugiado en Europa. No todas estas personas son de clase baja como se suelen mostrar en los medios. Óscar aseguró que “Hay de todo”, desde jóvenes que no han acabado sus estudios universitarios hasta padres de familia que salen del país para conseguir dinero y traer a sus familias. La clave de este argumento fue que durante varios días, estuvo acompañando a un grupo de refugiados siguiendo el “pasillo” que va desde Turquía hasta Alemania. Allí encontró grandes historias de los refugiados y también de los vecinos que acogían y ayudaban a estos. También se mostró autocrítico con su profesión, aludiendo que muchos periodistas se acomodan y no dan ese plus informativo necesario: “A los periodistas hoy en día, les cuesta un poco más dar un paso más”. Por último incitó tanto a lectores como a periodistas, a dar un paso más cuando leen informaciones.

Para cerrar este seminario, se formó una mesa redonda moderada por Santi Barnuevo. En ella, los distintos ponentes estuvieron debatiendo sobre temas diversos. El público se mostró participativo a la hora de crear el foco de la mesa redonda. Durante el transcurso, Óscar aseguro que un refugiado que ahora está en Suecia, le dijo “No hay ningún solo día que no quiera volver a casa”. Este joven sirio ahora se encuentra escuchando música y jugando al baloncesto, aseguró el redactor de El País. Por último, una representante de las casas de acogida asintió que con la famosa foto del niño ahogado, se incrementaron las peticiones de familias para acoger a refugiados. Sin embargo, con los trágicos sucesos de Paris, ese incremento desapareció, fomentando la inseguridad en estos voluntarios a la hora de acoger extranjeros.

Leave a Response