En el V encuentro entre universidades norteamericanas y españolas celebrado en los días 25, 26 y 27 de febrero con sede en Cuenca, ha estado presente la Asesora Académica de la Comisión Fulbright en España, Kara Madden, la que – en una sesión informativa- ha presentado estas becas, dándolas a conocer a los estudiantes con el fin de que cada vez sean más los interesados en ellas.

 P: Nos hemos documentado sobre las becas Fulbright, pero queremos conocer más concretamente de qué tratan

R: Estas becan pretenden fomentar entendimiento y relaciones mutuas entre EE.UU y los demás países. Aquí en España llevan más de 50 años y se remontan a la época de la posguerra y uno de sus objetivos es evitar futuros conflictos bélicos. Un intercambio académico – como el que posibilitan las becas Fulbright- es un ambiente idóneo para posibilitar este acercamiento, sobre todo también a la cultura, ya que las personas que llevan a cabo esta solicitud, son luego iconos representativos en su país de origen  de lo que han vivido con esta experiencia.

P: Sabemos que estas becas van destinadas a estudiantes de posgrado y a profesores pero, ¿En qué porcentaje son más relevantes unas sobre otras?

R: Estas becas son, sobre todo, solicitadas por parte de los estudiantes de posgrado porque hay muchos programas que se dirigen hacia éstos y hay solo uno o dos con vistas a los profesores. Hasta hace un par de años, teníamos  un programa destinado a la investigación posdoctoral, en conjunto con el Ministerio de Educación Español el cual quedó suspendido debido a la crisis

P: Más concretamente, ¿Qué particularidades ofrecen este tipo de becas?

R: La beca para los españoles está abierta a todos los campos de estudio. Es una estancia de un año renovable para un segundo año, por lo que lo  típico es pedir un programa de máster, aunque también existe la posibilidad de que sea un inicio de doctorado. Básicamente, estas becas incluyen la matrícula, manutención, viajes, seguro médico…es decir, estamos hablando de una financiación de unos 50.000 euros/año por becario. Además, cada estudiante tiene un referente, que será una persona que les guíe y les oriente durante toda su andadura y le hará un seguimiento (a distancia); a parte del lado académico , también estas becas ofrecen una oportunidad cultural: participar en la vida diaria de Estados Unidos ( ir a asambleas culturales de ciudades, por ejemplo) En definitiva, es una beca muy completa que también te ofrece un prestigio para tu formación profesional, ya que las becas Fulbright “abren muchas puertas” de cara al mundo laboral.

P: ¿Qué métodos utilizáis para orientar a los estudiantes que quieren solicitar las becas Fulbright?

R: Principalmente les orientamos mediante charlas informativas que estamos llevando a cabo en diferentes universidades de toda España. Hemos hablado con más de 8.000 estudiantes – que esperemos que poco a poco vayan creciendo- para invitarles a solicitar nuestras becas. Además de estas charlas presenciales a las que acabo de hacer mención,ofrecemos cada dos semanas otras charlas online, para facilitar que la información llegue a todo el mundo, incluso a los que no nos han podido ver en persona. Lo que también nos ayuda mucho para esta orientación  y para informar a la gente son las redes sociales: todo ayuda a conocer un poco mejor las becas. También estoy pensando en crear una página web para que los estudiantes puedan hacernos llegar cualquier tipo de consulta.

P: ¿Qué requisitos tienen que reunir los estudiantes que quieran solicitar las becas Fulbright?

Lo primero de todo es que tengan una idea muy clara de lo que quieran estudiar en EE.UU, tienen que tener muy definidos los objetivos, saber cómo quieren disfrutar de la experiencia. Lo segundo, en qué área quieren trabajar, tener una idea académica que les ilusione de cara también al proyecto que nos presentarán: nos tienen que contar cuáles son sus motivaciones y por qué nosotros debemos dar importancia a becar ese proyecto y no otro.  Otra cosa muy importante es que los estudiantes dominen el inglés. En un segundo plano, también exigimos un cierto nivel en el expediente académico.

P: ¿Con qué ayudas cuenta el Proyecto Fulbright para sacarlo adelante?

Estas becas eran financiadas por fondos públicos tanto de Estados Unidos como de España, pero estos últimos años, debido a la situación económica, hemos tenido que buscar nuevos patrocinadores del sector privado como El Corte Inglés, Endesa, Coca Cola entre otros. Esto nos ha posibilitado ampliar el número de becas que ofrecemos: de las 16 becas que teníamos previstas, hemos concedido más de 35.

P: Teniendo en cuenta que nos encontramos en la UCLM sería información interesante conocer si alguien de este  entorno universitario ha gozado de las becas Fulbright

R: Sí, en la Universidad de Castilla la Mancha hay 19 ex becarios Fulbright que ahora ejercen como profesores. No solo en el Campus de Cuenca, sino también en los restantes de la comunidad, por lo que hay una gran representación de becarios entre esta Universidad y son ellos los encargados de transmitir la experiencia vivida con estas becas.

Finalmente, Kara Madden, de forma agradable recomienda a todos los estudiantes que si tienen la oportunidad de solicitar las becas Fulbright, no duden en hacerlo porque te fortalecen como profesional y académicamente como personalmente.

Entrevista realizada por Patricia Cantarero, Blanca Lozano, Karina Requena y Edith Serrano. Fotografía: Karina Requena

Leave a Response