El Club Ciclista ’Ajo y Agua’ ha cumplido este 2014 su quinto aniversario. En la actualidad cuenta con casi 200 integrantes de todas las edades que comparten experiencias deportivas y vitales a través del MTB.

Domingo por la mañana, la niebla se hace presente en Las Pedroñeras. Nos encontramos en el punto de quedada tal y como nos informó Iván Ruiz, miembro del Club Ciclista “Ajo y Agua” de esta localidad. Poco a poco se van esgrimiendo sombras entre la densidad de la niebla. Son miembros del club. Coincidencia o no, son los más veteranos los primeros en llegar. Sorprendidos por nuestra presencia allí, nos preguntan sobre nuestras intenciones. Tras contarles nuestro objetivo mientras llegábamos a la hora límite de espera, nos invitan a que realicemos el reportaje a “lomos” de una bicicleta. Argumentando que no vamos preparados para la ocasión y que llevábamos utensilios “periodísticos” nos libramos por esta vez, nos advirtieron que no pasará la próxima.

Hoy toca ruta por parajes de la localidad, unos 80 kilómetros nos dice Jesús, presidente del club que nos acoge en su furgoneta la cual sirve de vehículo de apoyo en el día de hoy. No podíamos perder la oportunidad de interrogarlo antes de llegar al kilómetro 20 donde se hizo la primera parada. Cuenta Jesús que este año están celebrando el quinto aniversario de su fundación. Desde 2009 el club ha ido sumando miembros año tras año colocando su cifra actual en torno a los 200 miembros y convirtiéndose así en un club importante en Castilla- La Mancha. Como anécdota nos cuenta el presidente que el miembro más longevo tiene nada más y nada menos que 79 años, en contraposición con el benjamín del club que cuenta con 3 años.

Otra manera de hacer turismo

Primera parada, mientras revisan las bicicletas y toman los suplementos energéticos de rigor nos acercamos a charlar con Juan Carrasco que nos habla un poco de su afición por el deporte de las dos ruedas. Juan, como la mayoría de miembros del club compaginan el ciclismo con su vida laboral, “un hobbie que te va enganchando poco a poco” confiesa. Juan afirma que ya desde pequeño era un gran aficionado al ciclismo, concretamente a verlo por la tele desde el sofá de su casa. “con Jan Ullrich y el Chava Jiménez en el Tour de Francia empecé a aficionarme a este deporte, quise emularles subiendo las cuestas que encuentro por Las Pedroñeras y alrededores”. “No hay nada como disfrutar los paisajes de La Mancha subido en un bicicleta” nos comenta Juan. Y es que a decir verdad, la naturaleza acompaña a realizar estas actividades deportivas en nuestra región. Otro de los motivos por los que los ciclistas se apuntan a este club es, según Juan, “el disfrutar junto tus compañeros este amor que se siente por la naturaleza y la bicicleta, compañeros de toda la comarca con los que vas fraguando amistad, semana tras semana, ruta tras ruta”.

El Club Ciclista ‘Ajo y Agua’ organiza varias carreras como ésta a lo largo del año, en las que los ciclistas no solamente salen a disfrutar de la naturaleza y practicar deporte, sino que disfrutan como cualquier grupos de amigos de una buena comida y de otras actividades que se involucran con festividades del pueblo. Como nos contaba el presidente durante un pequeño descanso dentro de la ruta de pueblos de manchegos que hicieron los ciclistas, algunas de las actividades que más repercusión tienen son: “la Clásica de las Gachas, la Carrera Popular durante la feria y fiestas de Las Pedroñeras, la Aventura Nocturna, la Virgen de la Cuesta, entre otras”. También nos cuenta Jesús Ruiz que durante el verano el club organiza una Escuela Ciclista para niños de entre 8 y 15 años que culmina con una carrera infantil en la feria de dicha localidad. Por último, y no por ello menos importante, el plato fuerte de este club es la carrera correspondiente al Circuito de la Diputación Provincial de Cuenca. Esta carrera se celebra anualmente durante el mes de mayo y cuenta con la participación de unos 400 ciclistas.

“Promover la práctica del ciclismo tanto de montaña como de carretera, así como el compañerismo y la camaradería entre los miembros del Club”, con estas palabras nos resumía la idiosincrasia del Club Ciclista ‘Ajo y Agua’ su presidente, Jesús Ruiz. Todos los miembros de este club aseguran que esta participación les permite cumplir retos a nivel personal y la adquisición de un buen nivel físico, aunque a día de hoy todavía ningún miembro ha logrado desempeñar esta actividad deportiva a nivel profesional.

El máximo representante a nivel competitivo de este club es Iván Ruiz, que a pesar de no poder vivir exclusivamente del ciclismo si que codea con la elite del MTB castellanomanchego. Así lo demuestran sus logros dentro de la competición MTB castellanomanchego sub’23 en los últimos años. Iván tuvo que dejar la bici de carretera por la de mountain bike después de una “operación de rodilla en el año 2010”. A partir de este momento su evolución en esta competición ha ido in crescendo. Dentro del equipo Ajo y Agua primero, y actualmente en 3hcycles ha ido completando ininterrumpidamente todas las temporadas de competición.

Su primer año terminó en segunda posición de la clasificación general dentro de la categoría sub-23 del Circuito de la Diputación de Cuenca. En 2013 acabó tercero de la misma categoría para proclamarse campeón sub-23 en la temporada 2014 recientemente finalizada. Una primera posición muy merecida puesto que ha ganado 11 carreras del circuito de la Diputación en su categoría. Tres terceros puestos en la general (sin categoría). Dentro del Open de Castilla-La Mancha consiguió ser campeón de la provincia de Cuenca y tercero de Castilla-La Mancha. Nos dice que su objetivo para la temporada que viene es: “seguir creciendo como deportista dentro de las posibilidades que le ofrece su vida profesional y ganar el Open de Castilla-La Mancha sub23”.

Vivir del ciclismo

“Cojo la brocha a las 8 de la mañana y la suelto a las 8 de la noche” nos dice entre risas Ivan. A la pregunta de si se ve viviendo de esto, nos dice que lo es prácticamente inalcanzable puesto que necesitaría un equipo y un contrato que le permitiera dedicarse exclusivamente a entrenar. Compaginando su trabajo de pintor entrena dos horas entre que termina a mediodía de trabajar a las 14h y vuelve a a las 17h a coger la brocha. Actualmente esta muy contento con 3hcylcles que le paga inscripciones, traslados y le permite usar material de competicion a buen precio y en ocasiones hasta gratis. “Estar al nivel más alto requiere muchas horas de dedicación y esfuerzo, el ciclismo profesional es un deporte durísimo, aunque claro que me encantaría poder llegar a vivir de esto”, nos deja como reflexión final Ivan.

Para finalizar esta jornada, desde la directiva del Club animan a pedroñeros o a cualquier aficionado al ciclismo a formar parte del ‘Ajo y Agua’, ya que indican que más que un deporte, esto es una manera sana de vivir y disfrutar de la naturaleza en buena compañía y en un agradable ambiente.

Andrés Galindo / Fidel Manjavacas

The following two tabs change content below.

Leave a Response