El pasado miércoles 24 de febrero se proyectó, en el Paraninfo de la UCLM de Cuenca, el documental  dirigido por Mabel Lozano, y que ha estado nominado al Premio Goya a la mejor película documental, “Chicas nuevas 24 horas”.  Anteriormente fue proyectado en Toledo, y tiene como objetivo hacerlo en el resto de campus de la UCLM. A la proyección asistió la propia directora del documental y dedicó parte de su tiempo a un coloquio posterior con los asistentes.

Chicas Nuevas 24 Horas es un documental que se basa en la historia real de Charo Izquierdo, periodista peruana que fue víctima de la trata de personas, y que intenta sensibilizar al espectador contra la trata de mujeres en la actualidad. Solo en Europa Occidental se contabilizan unas 140.000 mujeres y niñas que son movidas en éste “mercado de personas”.  La producción consta de dos formatos: uno de 70 minutos para su proyección en salas de cine y otro de 55 minutos destinado a su difusión en televisión.

Foto proporcionada por Mabel Lozano

La directora, que se posiciona contra el gran negocio de la compra/venta de esclavas sexuales, como demuestra en numerosos tweets, no es una novata en el campo de los documentales reivindicativos. Recientes declaraciones para Europa Press expresan su solidaridad con el colectivo femenino y su creciente interés por la introducción de estos principios en la sociedad: “es un trabajo muy importante y necesario para concienciar sobre el grave ataque a los derechos humanos que supone la explotación sexual”.

En 2007 dirigió su primer documental, Voces contra la trata de mujeres, que dio la vuelta al mundo. En 2009 vuelve a dirigir un largometraje, La Teoría del espiralismo, donde recoge las vivencias de cinco deportistas paralímpicas. Ya en 2010 dirige el documental Las Sabias de la Tribu como homenaje a todas las mujeres que han tenido una difícil vida y han sabido sobreponerse. En 2012 dirige Madre. Además ha colaborado en numerosos spots a favor de las mujeres y en contra de su explotación. Pudimos hablar con ella y nos comentó todos los entresijos del documental:

DSC_3065
Foto realizada por Gabriel Martínez

¿Cómo surge la idea de este proyecto?

Yo había abordado este tema hace diez años con documental que fue pionero en España que se llamaba “Voces contra la trata de mujeres” que estaba centrado en la víctimas de la prostitución.  También hice un corto llamado “Escúchame” que giraba en la corresponsabilidad del cliente. A raíz de esto viendo cada día en los diarios generalistas anuncios sobre prostitución, vi que tenía que afrontar este tema y denunciarlo. También me atraía la idea  de viajar fuera para poder vivir de primera persona sus testimonios y hacer ese viaje a la inversa  del que realizan muchas víctimas.

¿Cómo conoce  a Charo Izquierdo?

Charo Izquierdo es una amiga con la que hablé de ese proyecto y que se mostró muy interesada en la historia y que gracias a este documental  hizo la novela  “Puta no soy” que cuenta las experiencias vividas durante el rodaje de mi documental “Chicas nuevas 24 horas”. Una experiencia que cambió su vida.

De todos los testimonios que presenta la cinta ¿Cuál fue el de mayor impacto?

El de Yandi, la menor peruana. Me recordaba a mi hija por la edad y es un testimonio sobrecogedor. Hay frases suyas en el documental que aún a día de hoy, soy incapaz de ver.

Una producción que aborda este tema tan espinoso es difícil de rodar ¿Habéis tenido dificultades para prepararlo?

He tenido muchas dificultades en el rodaje en Colombia y Perú, son zonas complicadas donde no hay voluntariedad y hay muchos proxenetas controlando a esas mujeres, es por lo que es peligroso. Ellos no quieren que se destape su negocio ya que se están enriqueciendo con esta actividad y no les interesa que esto se sepa.

Usted condena el mundo de la prostitución ¿Creé que alguna vez podrá erradicado?

Foto realizada por Gabriel Martínez
Foto realizada por Gabriel Martínez

Hay que hacer un trabajo trasversal. Ofrecer a mujeres trabajos de verdad. Educándolas desde pequeñas. Pequeños gestos como darle un lápiz a una niña desde su infancia. Educar en igualdad es fundamental, ofrecer oportunidades reales. Películas como “Pretty Woman” han perjudicado a la imagen de la prostitución en el mundo ya que es un modelo irreal, solo existe en la imaginación.

En su carrera como directora, casi todas sus cintas giran sobre el mundo de la mujer ¿Qué le hace centrarse en esta figura?

Casi por no decir todas (risas) Me parece que la igualdad no es real. Hay que darle una voz a la mujer y hacer mucho trabajo para que sigan adelantes. Muchas mujeres siguen reproduciendo los roles que tenían nuestras madres y abuelas. Hay mujeres que aún siguen escondidas, sin oportunidades. Y estos temas que abordo son de justicia social, tanto de hombres como de mujeres.

¿Cómo vivió la nominación al Goya?  

Lo viví feliz y contenta. Era una forma de visualizar más el contenido. Cuando decían el nombre de mi documental como nominado ya se estaba denunciando la situación, porque esto es un delito contra los derechos humanos.

¿Qué es lo siguiente para Mabel Lozano?

Estoy montando un documental llamado “Tribus de la inquisición”, que he rodado en Bolivia, sobre los linchamientos en la zona del Chapare donde los derechos humanos no existen

Por último, ¿cómo recomendaría este documental para los indecisos que aún no lo han visto?

Eso lo tienes que hacer tú. Yo soy la directora (risas).

 

Información realizada por Jorge Martínez y José Humanes

Leave a Response