El Servicio de Medio Ambiente de Cuenca ha iniciado la tala de alrededor de 40 árboles del Parque de los Moralejos que amenazaban con caerse. En las últimas semanas, se han caído dos ejemplares, afortunadamente sin ocasionar daños.

El 29 de Octubre y 1 de Diciembre se cayeron dos árboles de la especie pinus pinea en el Parque de los Moralejos, especie muy común tanto en la ciudad como en la serranía. El Jefe de Servicio de Medio Ambiente, Miguel Chillarón, ha explicado que estos árboles de unos 50 años de edad, tenían un peso de aproximadamente 2.500 kg y una copa de 10 -12 metros, por lo que su caída supone un gran peligro para la ciudadanía. Así mismo, el experto también expone la suma del llamado “efecto diana” que puede tener sobre bienes materiales o humanos, ya que este parque es visitado a diario por innumerables personas.

Ante el derrumbamiento de estos árboles, y tras la preocupación por los sucesos acontecidos en Madrid hace unos meses por la caída de numerosas ramas que propiciaron graves lesiones a ciudadanos, y en el peor de los casos, la muerte de dos hombres de 38 y 72 años, los servicios técnicos han realizado un estudio del motivo de la caída; para la construcción de este parque se utilizaron tierras de relleno, lo que motiva que la estructura no esté muy compactada. Por lo tanto, se ha estudiado, en primer lugar, si los pinos podían estar afectados por agentes bióticos, abióticos, enfermedades, plagas, etc. Pudiéndose observar posteriormente que dicho arbolado está en perfecto estado fitosanitario, tanto en afección de raíces, tronco o ramas.

Al observarse el estado perfecto de los elementos anteriormente citados, se ha llevado a cabo el estudio del cepellón del árbol (parte del sistema radicular más cercano al tronco del árbol), y se ha concluido que apenas se ha desarrollado y que las raíces de anclaje que deberían de servir para sujetarlo, tanto en profundidad como longitudinalmente, apenas se han extendido. Así mismo, el sistema radicular no se ha desarrollado en consonancia con la copa del árbol, lo que motiva la posibilidad de caerse cuando existen vientos importantes o están con una cierta inclinación.

Ante esta situación y como previsión de posibles accidentes, desde El servicio de Parques y Jardines se consideró la tala de unos 40 pinus pinea que se sustituirán por otras especies con un sistema radicular más potentes, no descartándose en un principio ninguna especie ni variedad, ni sabiendo si serán caducifolias o perennifolias, ya que tanto unas como otras presentan ventajas y desventajas.

Desde octubre, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una campaña de poda que durará cuatro meses y que llegará a todos los puntos de la ciudad. La mayoría de las intervenciones consistirán en la poda de árboles para resolver problemas de visibilidad de la señalización de tráfico, los semáforos, etc.

Valoración de expertos

Diversos técnicos del sector defienden la medida tomada, y todos coinciden en que debe priorizarse la seguridad de las personas. “El mal emplazamiento de este arbolado desde su origen es el motivo de dichos problemas, por lo que coinciden que la medida adoptada es la más idónea, máxime, teniendo en cuenta que se trata de ejemplares relativamente jóvenes y que no tienen un valor excepcional debido a su emplazamiento u otra circunstancia.” Explica José Luís Romero, técnico superior en Parques y Jardines de Ciudad Real.

Como visión externa al Ayuntamiento y los órganos que lo componen, Fernando Rivas, ingeniero de Montes y especialista en silvicultura (ciencia que estudia la salud de los bosques), concluye que la decisión ejecutada ha sido la idónea, “siempre que haya un mínimo riesgo de desprendimiento en lugares transitados y céntricos de la ciudad, no debe demorarse el estudio pertinente y la posterior actuación. Si los ejemplares no tienen un sistema radicular compensado con su tamaño y peso, el riesgo de caída es elevado”.

Así mismo, entre las distintas opiniones de los conquenses por la tala de los árboles de tan transitado parque, Dolores Zamorano, vecina de Cuenca, cree que el derribo se ha debido de estudiar de forma minuciosa, “no pueden tirar tantísimos árboles así porque así, espero que haya una buena razón y no sólo devenga de los sucesos de Madrid, ya que no tiene por qué ser el mismo caso”.

The following two tabs change content below.

Cecilia Moya

Latest posts by Cecilia Moya (see all)

Leave a Response