Orencio Vázquez Oteo es Coordinador del Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, dedicado a promover espacios de diálogo entre la sociedad civil y las administraciones públicas, así como incentivar la participación en iniciativas para la inclusión de la RSC en la agenda pública. Se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y completó su formación mediante diferentes máster y cursos en la Cámara de Comercio de Madrid, el Centro Europeo de Desarrollo Empresarial, el Centro de Estudios Financieros, el Banco Cooperativo Español y la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Actualmente es Profesor Asociado de Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Carlos III de Madrid. Su labor docente ha girado en torno a diversos cursos y jornadas relacionadas con las diferentes dimensiones y aspectos de la Responsabilidad Social Corporativa, la financiación alternativo y las inversiones socialmente responsables.

En el seminario sobre relaciones públicas y comunicación corporativa celebrado el lunes 18 de abril en la Escuela Politécnica de Cuenca tuvimos la oportunidad de plantearle algunas cuestiones relativas a la Responsabilidad Social Corporativa.

Pregunta. Empezando por lo más general, ¿qué es para usted la Responsabilidad Social Corporativa?

Respuesta. Lo voy a describir de una forma muy sencilla: es cómo gestiona una organización los impactos que tienen las tomas de sus decisiones. Los impactos en el ámbito de derechos de las personas, en el ámbito laboral, en el ámbito de las comunidades donde se está operando, en el ámbito de la fiscalidad, en el ámbito del medio ambiente, es decir, cómo gestionan todos esos impactos a la hora de tomar una determinada decisión.

La RSC es cómo gestiona una organización los impactos que tienen las tomas de sus decisiones

P. ¿Existe diferencia entre la Responsabilidad Social de la Empresa y la Responsabilidad Social Corporativa?

R. Para mí es una discusión estéril porque al fin y al cabo es lo mismo. La única diferencia es la traducción. El término Responsabilidad Social Corporativa es un anglicismo que proviene de Corporate Social Responsibility, y en América Latina lo tradujeron como Responsabilidad Social de la Empresa.

P. ¿Cómo podemos medir la RSC?

R. Hay herramientas que permiten medirla. Para medir hay que tener información, que es la premisa básica. Si no se tiene información es difícil medir. Con lo cual lo primero que tenemos que tener es una información que sea fiable, y a partir de ahí que sea comparable para poder comparar con una empresa o con otra.

P. Dentro de la Responsabilidad social interna en las empresas existen varios aspectos a tener en cuenta, como los Derechos humanos y laborales, la igualdad, el medioambiente… ¿Qué aspecto destacaría usted como más importante para realizar una efectiva Responsabilidad social?

R. Depende del tipo de actividad que haga la empresa y dónde la esté realizando. Si por ejemplo se dedica al sector textil, tendría un impacto medioambiental bastante importante por el uso de los tintes y las materias primas. Atendiendo a esos factores de actividad y localización tendrás que poner más peso en una dimensión o en otra.

P. Con respecto a Europa, ¿en España hay mayor o menor índice de RSC?

R. Teóricamente las empresas españolas están bien posicionadas, pero yo creo que depende mucho de los factores culturales. Hay factores culturales que condicionan la formación de una persona y como esa persona tiende a afrontar los problemas. Esos factores culturales quizá hacen en cuanto a la conservación del medio ambiente y en cuanto a otros aspectos relacionados con los derechos humanos a lo mejor en los países del norte de Europa están más arraigados y tienen más tradición o trayectoria en concebir eso como cultural.

P. ¿Para las empresas es rentable invertir en RSC?

R. Desde la perspectiva de que les genera reputación es rentable. Desde la perspectiva económica cuando afecta a los resultados de forma negativa no es rentable. Hay determinadas actuaciones sustanciales de la RSC que no son rentables y no se toman, por lo tanto cuando esas actuaciones afectan a derechos básicos tienen que estar por encima de la rentabilidad.

P. Dentro del grupo del IBEX 35, ¿Qué empresa destacaría usted, actualmente, como “ejemplo a seguir” en materia de Responsabilidad Social?

R. Yo suelo huir de los ejemplos. Según nuestros estudios que miden la calidad de la información, la empresa que mejor posicionada sale en cuanto a calidad de la información es Red Eléctrica de España.

P. ¿Cree usted que hay posibilidades de mejora en materia de Responsabilidad social en el conjunto de las grandes empresas españolas?

R. Infinita.

P. ¿Puede un graduado en Periodismo trabajar en torno a la RSC? ¿Hace falta formación complementaria?

R. Yo siempre aconsejo que es necesario conocer cómo funciona una empresa y los aspectos que la rodean, como sus formas de trabajar, su proceso de producción, etc. Desde esta perspectiva considero que es importante conocer todos estos ámbitos. Al final la Responsabilidad Social es algo multidisciplinar, y desde esa perspectiva cabe el sociólogo, cabe el periodista, caben las ciencias ambientales, cabe el economista, y por supuesto cabe el jurista; es muy amplio.

P. ¿De qué manera afecta el ámbito de la comunicación en la Responsabilidad Social Corporativa?

R. La comunicación es importante siempre que sea una comunicación responsable y se adapte a la realidad, y no una comunicación que no tenga nada que ver con el funcionamiento real de la empresa.

P. En la web del Observatorio de la RSC contamos hasta un total de 11 proyectos para la sensibilización. ¿Cuál es el más ambicioso?

R. Tenemos un programa de radio con Radio Nacional de España que hacemos semanalmente y también hemos hecho dos documentales que se han emitido por TVE y que yo creo que son muy interesantes y didácticos, con lo cual considero que llega bien a la gente.

P. En el blog del Observatorio de la RSC hay una publicación titulada “¿Puede la RSC combatir la corrupción?” de Luis Suárez Lasierra. ¿Cuál es su opinión al respecto?

R. Todo va evolucionando. Ahora ha habido una modificación del Código Penal que obliga a las empresas a hacer algo que nosotros llevamos demandando desde hace tiempo, que es el hecho de que tengan compromisos políticos, procesos y planes de acción. Así cuando una empresa tiene un escándalo de producción se puede hacer justicia. Cuando hay escándalos o ingresos en cuentas de políticos se ven indicios de que es algo sistémico.

Leave a Response