La Facultad de Enfermería y trabajo social del Campus de Cuenca acogió este pasado martes 19 de abril el Ciclo de Conferencias 30 años de España en Europa. Este Workshop, en su tercera edición, ofreció a los más de 40 alumnos presentes en el evento la oportunidad de compartir ofertas de empleo, becas y ayudas en el ámbito de la Unión Europea. Este encuentro ayudó a que los jóvenes universitarios conocieran de primera mano métodos e instituciones que les ayuden a buscar un futuro fuera de las fronteras españolas, tales como la Red NARIC, con Isabel Tolosana como representante, el programa EURES presentado por Jesús Perea y Ana Lapeña, o el CIPE con Llanos López como máxima exponente. También participaron Teresa Frontán, como representante española de la Comisión Europea y Víctor Ruiz, becario en el programa de formación de especialistas en Asuntos Europeos de la JCCM, y que compartió su experiencia en Bruselas.

La jornada se inauguró con la presentación de Isaac Martín (Director del Centro de Estudios Europeos “Luis Ortega Álvarez, UCLM), Cruz Fernández (Director General de Relaciones Institucionales y Asuntos Europeos) y José Mondéjar (Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de Cuenca), además de la presencia de José Antonio Moreno y Juan Miguel Ortega como organizadores. Se recalcó la importancia de la Unión Europea de la que “se habla poco y mal” y sobre todo se animó a los alumnos a participar y “convertir la Universidad en un foco de innovación para la sociedad”.

Acto seguido inauguró el turno de palabra Teresa Frontán exponiendo diversas oportunidades de empleo en instituciones europeas. La ponente trazó un perfil detallado resaltando todas las competencias que debe tener un candidato para encontrar trabajo o desempeñar prácticas en algún organismo de la Unión Europea. “Con ganas de seguir aprendiendo, capacidades de resiliencia y resolución de problemas” una persona puede desempeñar el cargo de funcionario o agente contractual siempre y cuando supere varias pruebas de simulación de trabajo y tenga un amplio conocimiento en al menos 2 lenguas. Todo un reto, eso sí, Frontán avisa que esto no te asegura un puesto de trabajo, sino que pasas a una lista de reserva donde después las empresas contratan según sus necesidades.

No menos interesante fue la intervención de Isabel Tolosana sobre la red NARIC, organización encargada de mejorar el reconocimiento académico de títulos y periodos de estudio entre distintos países. Tolosana explicó que no intervienen en procesos administrativos sino que sirven más bien como órgano de consulta, ayuda y asesoramiento a aquellas personas que quieran ver reconocidos sus títulos en otros países europeos. Entre sus procesos destacan el de homologación y equivalencia para reconocimiento académico y profesional, la convalidación parcial de estudios en universidades, y el reconocimiento de profesiones en Europa para que tu empleo se vea reconocido en otro país.

Precisamente de oportunidades de empleo hablaron Jesús Perea y Ana Lapeña, técnicos de la red EURES y que presentaron su página web eures.europa.eu como un portal para buscar posibilidades de trabajar fuera de España y también útil para que los empleadores ofrezcan puestos de trabajo. Esta red funciona como intermediaria entre ambos y posee actualmente 1.070.000 ofertas en países como Alemania, Suecia, Noruega, Bélgica o Reino Unido, entre otros, que demandan sobre todo ingenieros, instaladores, informáticos, hosteleros pero también todo tipo de profesiones. EURES ofrece además apoyo financiero que oscila entre los 300 y 1.200 euros según el tipo de acción que se lleve a cabo (entrevista de trabajo, incorporación al empleo o curso de idiomas) siempre y cuando la empresa ofrezca un contrato mínimo de 6 meses. Como ellos mismos reconocieron es un método “poco conocido” a la vez que efectivo aunque muchos de los destinados decidieron volver por no poder adaptarse a las condiciones de vida del país de destino.

010

Llanos López fue la encargada de inyectar de moral a los asistentes con una ponencia basada en el talento que “todos y cada uno de los estudiantes llevan dentro” según insistió una y otra vez. Basó su discurso en explicar que las empresas europeas buscan gente capaz de “aprender y desaprender rápido”, que no tengan “miedo a los cambios” y sobre todo con capacidad de “compartir conocimiento”, además de conocer el mercado de trabajo y tener claros los objetivos. La directora del CIPE de la UCLM recalcó la necesidad de “potenciar nuestros puntos fuertes cuando antes se intentaba mejorar los débiles” y avisó que los contactos se han convertido en una de las formas más habituales de encontrar empleo.

Por último Víctor Ruiz clausuraba el evento con una experiencia personal, por videoconferencia, en la que explicó cómo llegó hasta Bruselas gracias a una beca de colaboración de la Comisión Europea, y resaltó la importancia de realizar prácticas en otros países europeos por la aportación cultural que puede suponer para un universitario esta experiencia.

024

Pieza realizada por Jaime Galán Villasante y Antonio Caro Sáez

Leave a Response