Teresa Frontán Fernández es funcionaria de la Representación de la Comisión Europea en España. Su labor pasa por allanar el camino entre las instituciones europeas y los estados miembros, en este caso, España, a través de la distribución de la información sobre temas europeos, la creación de campañas para el ciudadano, o promocionar los puestos de empleo público ofrecidos por las instituciones a la que está vinculada, etc. Aprovechando su presencia en la Facultad de Enfermería y Trabajo Social con motivo del Ciclo de Conferencias “30 años de España en Europa”, Teresa Frontán se ha comprometido a una entrevista repasando temas como la situación del empleo público europeo, la remuneración de estos, e incluso, sobre las competencias de la Comisión Europea.

Pregunta. ¿Qué supone para Usted representar a España en una institución como la Comisión Europea?

Respuesta. Ante todo decir que yo no represento a la Comisión Europea, sino que yo trabajo en la Representación de la Comisión Europea y quién la representa es nuestra directora. Yo solo soy funcionaria.

P. ¿Cuáles son los puestos habituales que estas instituciones europeas ofrecen a un estudiante recién titulado?

R. Las instituciones buscan gente entusiasta, capaz de trabajar con otros, capaz de trabajar en un ambiente multicultural, y tienen sus características. No es fácil porque se sale un poco de los trabajos normales, pero se necesita gente capaz de dedicar mucho esfuerzo, tiempo y pasión al trabajo. En resumen, gente capaz de ofrecer resultados rápidamente.

P. ¿Las prácticas que ofrecen obtienen algún tipo de ayudas o subvenciones?

R. Las prácticas sí. Las prácticas ofrecidas por la Comisión son remuneradas y suelen ser de una duración relativa a cinco meses. En otras instituciones puede variar un poco, puede llegar a nueve meses, pero normalmente el período es de cinco meses y son remuneradas. La Comisión Europea creo que está ahora en 1.100 euros y el Parlamento creo que un poquito más, 1.200 euros. Ese es el salario mensual ofrecido por estas instituciones.

P. ¿Es la Unión Europea quién se hace cargo de estas ayudas?

R. Sí, así es. Está en el presupuesto comunitario.

P. ¿Qué aspectos son competencia de la Comisión Europea y cuáles de vuestra institución aquí en España?

R. Nuestra institución en España se encarga un poco de hacer el puente entre nuestros colegas de Bruselas y nuestro país. Yo soy española, y en este país en concreto tenemos tres ámbitos de actuación principales. Uno es el ámbito político, que es mantener relaciones con las distintas administraciones públicas, tanto a nivel nacional, como regional o como en algunos casos local, pues se tiene contacto con los diputados, con los ministerios… para pasar información en los dos sentidos, para poner en acuerdo alguna política o alguna medida que se tome en la Unión Europea, y así se explica como por ejemplo el “Plan Juncker” que es ahora tan actual. Tenemos un equipo que recorre España explicando en qué consiste, cómo se pueden beneficiar las empresas españolas, etc. Otro área de competencia es la defensa, tenemos un servicio de prensa que se encarga de hacer llegar la información europea sobre todo a la prensa regional o local, a los medios que no tienen presencia directa en Bruselas. Bruselas es el sitio que cuenta con más presencia de medios de comunicación, que tienen corresponsales allí, pero hay medios que no tienen esa presencia directa y nuestro servicio de prensa les hace ese papel. También hace un seguimiento a la prensa española y comunica a los servicios competentes las noticias que puedan ser de su interés. Por último, hay un sector al que pertenezco y dirijo, el de comunicación a los ciudadanos en general, nosotros hacemos distintas campañas de comunicación, recibimos grupos, damos charlas. Ahora el día 9 de mayo, que es el Día de Europa, hacemos diferentes actividades para dar a conocer esto, y vamos un poco a ese nivel.

P. En temas más generales, ¿Cómo ha afectado al empleo público allí en Bruselas los últimos atentados que tuvieron lugar en la ciudad?

R. Al empleo en sí no le ha afectado, pero para la gente vivir en ese tipo de situaciones es difícil, aunque como en otras ocasiones la gente va a tirar para adelante, no va a dejar que estas personas condicionen su vida, y van a intentar seguir con su vida de la forma más normal posible. Evidentemente, hay más medidas de seguridad, en la entrada a los edificios, hay más seguridad en todos los sentidos, pero el día a día solo se ve afectado por los viajes. Todavía queda un tiempo para que esto se restablezca, algunos viajes de cierta importancia se han visto retrasados, pero esto es normal dada la situación.

P. Viendo también el tema de la reforma laboral en Francia, con la gente manifestándose en las calles, ¿os ha comunicado la Comisión Europea si va a llevar a cabo algún tipo de procedimiento?

R. La Comisión Europea no tiene competencias para todo, a mí me gustaría, pero no las tiene. La Comisión Europea y las instituciones europeas solo tienen las competencias que les conceden los tratados y lo del empleo es un tema gestionado y dirigido a nivel nacional. Otra cosa es que haya algún tipo de comparación o estudio comparativo, o intercambio de buenas prácticas que se facilite por parte de las instituciones, pero cada estado miembro tiene potestad para cambiar la legislación. Hasta ahora no existe un salario mínimo europeo, por ejemplo, u otro tipo de normativa común, por lo que es competencia única del Estado francés.

P. Pero por ejemplo en el caso francés de la bajada del pago de horas extraordinarias de un 25% al 10%, ¿no debería la Comisión Europea establecer unas pautas o límites que impidan realizar estas decisiones por parte de los distintos Gobiernos?

R. No, la Unión Europea no tiene competencia para entrar a determinar el salario ni ningún tipo de complemento salarial. Se ha intentado en más de una vez crear un salario mínimo europeo o un tipo de convergencia europea, pero no se ha llegado a nada, es meramente competencia nacional.

P. En un futuro a corto plazo, ¿va a necesitar España algún tipo de límites de contratación para los puestos que ofrecen las instituciones europeas?

R. En las instituciones no hay cuotas nacionales, es decir, se intenta por todos los medios que haya personal de los distintos estados miembros, pero salvo una cuota muy reducida cuando un país entra a la Unión Europea. Al entrar sí que se hace una oposición específica para contar con un número mínimo de funcionarios de esa nacionalidad, pero después las oposiciones están abiertas por igual a todos los ciudadanos europeos, con lo cual podría darse que en una convocatoria ningún representante de alguna nacionalidad aprobara, pero no, no hay cuotas nacionales.

P. Para terminar, ¿qué tipo de consejos o formación debe requerir un estudiante para presentarse a aquellos puestos que ustedes ofrecen?

R. La formación que se recibe en España yo creo que es muy buena, facilita muy bien pasar las oposiciones, pero lo que hay que darle es un empujoncito a los idiomas. Los idiomas son imprescindibles y con cualquier formación académica que pueden sacar en España más el empujón de los idiomas yo creo que está hecho.

Entrevista realizada por Jaime Galán Villasante y Antonio Caro Sáez

Leave a Response