La Facultad de Periodismo de Cuenca, acogió el pasado 18 de abril el “III Seminario de las Relaciones Públicas a la Comunicación Corporativa” con una sesión de mañana y tarde en la que expusieron diversos profesionales de la Comunicación en España. El objetivo principal de este seminario radica en demostrar la importancia de una responsabilidad social corporativa bien gestionada. El máximo exponente fue Francisco Hevia Obras, director de Responsabilidad Corporativa y Comunicación en la empresa Pascual.

Para Hevia, el diálogo con los grupos de interés es la clave en la creación de valor “aunque para la mayoría de las personas el objetivo es ganar dinero, hay que hacerlo con una ética”, a través de esta afirmación el ponente incide en la importancia de cuidar una relación empresario-stakeholder que combine los intereses y beneficios de ambas partes. La comunicación y el entendimiento son la llave para una gestión de la RSC óptima ya que “no se puede hacer nada en la comunicación corporativa si no has cambiado nada de la visión”.  En los mismos términos el director señaló la importancia de que los stakeholders “hagan temblar su casa”, es decir, es indispensable para compañía realizar un mapeo de los grupos de interés cuyas relaciones proporcionen mayor rentabilidad y no centrarse únicamente en el lucro corporativo. La ponencia finalizó con la recomendación, por parte del ponente, de entablar conversaciones cara a cara pues las propuestas a discutir tienen mayor incidencia.

Hevia
Francisco Hevia hablando con los asistentes del seminario

Otro de los ponentes fue Juan Royo Abenia, director de Cultura  de RSC, el cual en su charla “Comunicar desde dentro hacia fuera de las organizaciones” explicó que el concepto de responsabilidad social corporativa consiste en “tener ética en sus componentes, pero adaptarse a sus circunstancias” y también, aseguraba que el mirar a largo plazo a veces pasa factura debido a que podemos perder el objetivo de dicha gestión, es decir, es necesario construir una perspectiva hacia el futuro pero es esencial tener en cuenta el presente. Finalmente, recalcaba la importancia de generar una  comunicación  basada en valores porque “la empresa es lo que la gente diga ella”.

Por su parte, Teresa de Cuadra García, representante de Dircom en Castilla-La Mancha, recalcó como en la actualidad se discrimina a las empresas que desean obtener grandes beneficios: “ganar dinero no es algo malo”. En su opinión, el lucro empresarial ayuda a crear puestos de trabajo, aunque eso sí, la forma de obtener estos beneficios no debe ser de cualquier forma. Teresa lamentaba que hubiera empresas que utilizaran la RSC con la mera intención de aumentar su reputación, aunque afirmó que esta “se aumenta con una serie de acciones y valores coherentes, y no son hechos aislados”. También nos mostró la Herramienta Dircom2R, un cuestionario sobre la RSC de tu empresa que te permite mejorarla con una serie de consejos dependiendo de la puntuación obtenida. La ponente finalizó exhibiendo Empresas con Corazón, un proyecto de Cáritas cuyo objetivo es “promover acciones de Responsabilidad Social Empresarial en aquellas empresas con las que Cáritas comparte los valores de solidaridad, justicia, respeto e igualdad”.

Ponentes
Teresa de Cuadra, Juan Royo y José María Herranz durante el seminario

La mañana finalizó con la exposición de Mónica Viñarás Abad, directora académica del Observatorio de la Comunicación y la Acción Responsabilidad Empresarial (OCARE). La directora del Observatorio  preguntaba si nunca hemos dejado de comprar algo al ser conscientes de prácticas poco responsables por parte de la empresa, con las cuales no compartimos valores. Por tanto, el objetivo de este observatorio radica en “premiar y no criticar” a través de una serie de premios para reconocer las buenas prácticas en RSC. Mónica quiso recalcar la labor de este proyecto independiente y la falta de financiación por parte de sociedades que pudiera “intervenir” en los resultados de sus análisis. Pero este no es el único observador que hace un trabajo similar. Orencio Vázquez Oteo, coordinador del Observatorio de la RSC, también aprovechó la oportunidad para hablarnos sobre Good Guide, una página web donde podemos encontrar más de 250.000 productos puntuados según su respeto por la salud, el medioambiente o la sociedad en general.

Por la tarde,  el ponente Carlos Ballesteros, profesor de Marketing en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y  director de la Consultoría Social Empresarial ICADE, opinó sobre la importancia de la colectivización social  para la mejora del desempeño de una RSC transparente y responsable. El debate se abrió con la pregunta lanzada por el magistrado: “¿debe la empresa ocuparse de resolver los problemas sociales?”. Ballesteros expone una nueva perspectiva del área de la comunicación: el Marketing con causa o sin efecto; que manifiesta la necesidad de mejorar la gestión empresarial a través de fundamentos sociales. Por otro lado,  la hipersimplificación del mensaje a través de las redes sociales y el individualismo han conseguido convertir a la solidaridad en un producto más del carro de compra y las empresas se benefician de eso, asegura el ponente. Esta nueva perspectiva sobre el Marketing deriva en una relación empresario-cliente simbiótica centrada en la construcción colectiva. Esta simbiosis mejora tanto los derechos de los trabajadores como el beneficio empresarial.

Público 2
Público del seminario

Las ponencias concluyeron con un repaso de la importancia de la RSC con ejemplos empresariales a cargo del director de corresponsales de España, Pablo Martín. Para el director la crisis ha sido una de las principales razones del auge de la RSC y la transparencia gracias a la concienciación de los grupos de interés. En contraste, Martín ratificó la importancia de diferenciar la acción social  de la RSC puesto que no es una cuestión de beneficencia  sino de estructurar la organización conforme a los intereses de todos sus stakeholders. Finalmente, el profesor de la Facultad de Periodismo, José María Herranz, organizó un taller de identificación y concienciación sobre la RSC que permitió a los alumnos experimentar con los conocimientos adquiridos a lo largo de las jornadas.

Leave a Response