3
Guillermo Martínez junto a Ricardinho

Guillermo Martínez Fernández (San Clemente, 1990) es la última revelación que ha tenido tanto el actual campeón de Liga Oro, Restaurante La Ruta FS, como la selección de Fútbol Sala Cuenca. El sanclementino de 26 años lleva mas de un lustro haciendo vida entre su localidad natal y  Cuenca. Sin embargo, y hasta antes de este año, siempre había desarrollado su magia en las filas del EMFAD San Clemente: 3 temporadas en 3ª división y 4 en 2ª división B. Pese a su gran hacer en el recuadro de 40×20, sus inicios con el balón tuvieron dimensiones más amplias, en un campo de fútbol. Guillermo creció en el fútbol base de San Clemente hasta la categoría cadete. Una época donde el joven pelotero fue subcampeón y campeón provincial en los dos años que permaneció en la categoría. Terminado el ciclo futbolero dio el salto con 17 años al San Clemente FS para «tener una nueva experiencia». ‘Guille’ explica que el cambio de aires fue gracias a dos personas: Santiago Herrera y Pedro Arcas: «Conocía a gente muy experimentada en el fútbol sala de San Clemente que, en esos momentos, estaba en 3ª división. Con lo cual sabía que iba a crecer futbolísticamente».

Tras varios años sumando afición y experiencia, tanto en 3ª división como en la categoría de bronce del fútbol sala español, el jugador tuvo que tomar una complicada decisión: «Dada la experiencia de la disponibilidad para entrenar este año, decidí aparcar esta etapa y estudiar oposiciones». Sin embargo, no por ello iba a dejar de lado una de sus mayores aficiones. Aquí es donde entra en juego su antiguo entrenador, Tomás Zafrilla: «Tomás se puso en contacto con Mario Gómez (jugador de La Ruta FS) para ver si podía entrenar entre semana en Cuenca». De esta manera, el sanclementino se incorporó a las sesiones del campeón del Trofeo Mirador con el único objetivo de entrenar, aunque el gen competitivo llamó a su puerta más temprano que tarde: «En Viveros La Mezquita me comentaron de jugar con ellos, pero al final no pudo ser porque tenían demasiadas fichas en el equipo, aunque no me hubiera importado, hay buena gente en ese equipo. Al final, La Ruta FS quiso que jugara en esta liga local. Mi adaptación al equipo no fue difícil ya que llevaba entrenando con ellos bastante tiempo y me acogieron como uno más».

IMG_7219
Guillermo con La Ruta FS – Rubén Serrano (Fútbol Sala Cuenca)

El aterrizaje del sanclementino en el equipo campeón justo antes de terminar la primera vuelta supuso una auténtica revelación, marcando 9 goles en 9 partidos y colocándose, pese a su perfil más defensivo, entre los máximos goleadores del conjunto rutero. «He aportado trabajo, sacrificio en defensa, compañerismo y una cosa que no esperaba, los goles. He vivido esta experiencia gratamente, es una liga muy competitiva en la cual hasta las últimas jornadas no se ha decidido el campeonato y en el aspecto personal he ayudado lo que he podido al equipo para que consiga su segundo título consecutivo de liga».


Sin duda, el jugador se ha sentido muy cómodo con su nuevos compañeros. «
El equipo está comprometido al 100% y eso me gusta, tiene una competitividad por las nubes, experiencia y juventud unidas pero sobre todo se palpa un buen ambiente entre los jugadores, que es lo que hace que esté ahora mismo ahí arriba». Respecto a la expectación que ha levantando el sanclementino como única incorporación del equipo rutero, él mismo quita hierro al asunto: «Pienso que soy una pieza más. Hay que recordar que este equipo ganó la Liga y quedó subcampeón de la Copa el año pasado. Yo he aportado mi experiencia y mi juego dentro de mis posibilidades para ayudar al equipo».

La diferencia de juego y de nivel de la categoría de Bronce al Trofeo Mirador no ha pasado desapercibida, pero para Guillermo queda justificada: «Sin engañar a nadie, pienso que en Segunda B hay equipos que al entrenar varios días a la semana y al tener un cuerpo técnico preparado, marcan la diferencia, con lo cual hay más competitividad. En Cuenca, al ser una liga local, no se puede comparar. El nivel en Cuenca es bastante bueno, el problema es que como equipo, no hay muchos que puedan decir que se juntan para realizar entrenos específicos, estrategia, etc

Su radiografía como jugador de fútbol sala se reduce a dos adjetivos: inconformista y trabajador. «Por mis cualidades, donde mejor me manejo es en la posición de cierre sin ninguna duda aunque no me gusta encasillarme en un lugar determinado. Para mí la mejor cualidad que debe tener un jugador de fútbol sala es el trabajo constante y si te gusta de verdad, lo demás vendrá solo.» Un aspecto que le ha valido para ser llamado a representar al combinado conquense en el próximo campeonato de delegaciones ANFS: «Me alegró mucho, la verdad. Fue una sorpresa cuando me lo comunicaron ya que en la Liga he jugado 11 partidos solamente. Aun así pienso que puedo rendir al máximo. Me hubiera gustado muchísimo jugar con David -ausente en la convocatoria conquense por motivos laborales- porque aparte de ser una gran persona, para mí es de lo mejor que he visto de fútbol sala en Cuenca». A pesar de todo, el jugador aspira a todo: «Me conformaría con hacer un buen campeonato, disfrutar, seguir aprendiendo de este deporte pero, si te soy sincero, mi objetivo es ganarlo».

El aprender del fútbol sala y disfrutarlo le ha llevado a enfrentarse a todo tipo de rivales. Incluso el nombrado mejor jugador del mundo actualmente, Ricardo Filipe da Silva Braga, más conocido como Ricardinho. El sanclementino describe así su enfrentamiento ante “O’Magico”:

«Aparte de su ‘fútbol fantasía’, que pocos jugadores lo tienen, es un jugador inteligente, para nada individualista. Yo me quedo con el espectáculo y cariño que dio a todo el público que asistió al pabellón de San Clemente. No dejó de hacerse fotos, hablar con todo el mundo…y lo más importante, todo con una sonrisa. Para mi fue un partido en el cual me divertí mucho y, aunque perdimos 2-7, conseguí marcar un gol quedándome con una vivencia extraordinaria».

4
Guille defiende a Ricardinho – Fotografía donada por el jugador

Lejos de su San Clemente natal, ‘Guille’ sigue elaborando fútbol sala cada fin de semana con su nuevo equipo. Sin embargo, no se despide sin olvidarse del club que se lo dio todo y que tiene en juego el estar un año más en la 2ª B: «Mando mucho ánimo a la EMFAD San Clemente para la recta final de temporada donde se juega la permanencia, se merecen seguir compitiendo ahí».

Mario Gomez

Mario Gomez

Cuando la gente flipa porque quitas y pones el acento andaluz como si tuvieras un botón mágico.

Leave a Response