Julio L. Zamarrón es un fotoperiodista segoviano que aún guarda en sus retinas las espeluznantes historias vividas en primera línea del frente de la Guerra de Donbass.  Actualmente vive en Madrid y trabaja para la agencia Diso Press. Julio cuenta con varios trabajos acerca de su experiencia en Ucrania viviendo en primera persona los bombardeos y disparos de la Guerra del Donbass. Pese a ser una guerra en pleno corazón de Europa y en pleno s. XXI  que la información es mucho más sencilla de conseguir que antaño, apenas existe información de este conflicto y personas como Julio ayudan a visibilizar un conflicto que pasa desapercibido a pesar de las muertes, el terror de la guerra y el auge del fascismo y nazismo en Europa.

julio
Julio L. Zamarrón – Álvaro Minguito/El Adelantado.com

¿Cómo es la situación de la milicia? ¿Y de la población en primera línea?

Actualmente nos encontramos en una situación de guerra de “baja intensidad”, esto supone que los ataques son más esporádicos que continuos. Actualmente la Brigada Prizrak, principal representante de lo que conocemos como milicia, se encuentra en un proceso de  integración dentro del ejército regular de Lugansk. La gente que permanece en primera línea  sufre una guerra de desgaste donde la falta de suministros, los bombardeos a civiles y el frío marcan la cotidianidad.

¿Quiénes forman ambos bandos en el conflicto?

Hoy en día, tras la anexión de Rusia de la región de Crimea encontramos la división del Donbass en las dos autodenominadas “Republicas populares” (Lugansk y Donestk) ambas se encuentran en una fase de estabilización de sus ejércitos regulares. Enfrente encontramos  a la Junta de Kiev apoyada por la Unión Europea, EEUU y la OTAN. Además si bien por un lado (Donbass) encontramos a la milicia integrándose dentro de los ejércitos regulares, en el lado opuesto (Junta de Kiev) encontramos una extraña amalgama de componentes: batallones abiertamente neonazis como Aidar o Azov, mercenarios  extranjeros de extrema derecha (principalmente polacos), levas obligatorias, como consecuencia de la falta de soldados, muchos civiles ucranianos que han sido obligados a acudir luchar a primera línea con pocos medios y escasa formación militar. En muchas  ocasiones acuden engañados bajo la promesa de que se le lleva para labores de apoyo al ejército y acaban combatiendo en las posiciones más avanzadas.

“El ejército ucraniano continúa con los bombardeos, en ocasiones sobre población civil”

En Ucrania existen batallones y partidos de extrema derecha que cometen asesinatos y quedan impunes. Explique cómo esto es posible.

La Junta de Kiev permitió que las protestas de Euromaidan fueran controladas por organizaciones de extrema derecha. Se armó y nutrió de recursos a batallones neofascistas, el problema ahora es que la propia Junta de Kiev no puede controlarlos y mucho menos controlar o juzgar sus acciones en primera línea. Además dichas organizaciones han extendido sus redes hasta los nuevos órganos de gobierno dentro del nuevo gobierno ucraniano, lo que facilita que sus delitos queden impunes.

Se firmaron los acuerdos de Minsk II pero no se respetan. ¿Cómo se violan estos acuerdos por parte del bando ucraniano?

El ejército Ucraniano continúa con los bombardeos, en muchas ocasiones sobre población civil. No ha retirado la artillería, por el contrario está agrupando efectivos militares en lo que parece la preparación de una nueva ofensiva.

Otro derecho fundamental es el de información. El conflicto lleva bastante tiempo activo pero apenas existe información sobre él. ¿A qué se debe este bloqueo?

A la UE no le interesa que se hable de como reconocer mediante su silencio a un gobierno filo-fascista.

¿Cómo son tratados los periodistas? Se ha escuchado que ha habido asesinatos de periodistas rusos que han querido visibilizar el conflicto. ¿Esto es cierto?

Yo puedo hablar sobre mi caso personal y no puedo confirmar en primera persona ninguna de las leyendas más o menos fiables que circulan por Internet. Si bien, yo fui muy controlado por mi labor de periodista  por la administración de Lugansk. Una vez en primera línea  puede trabajar entre los milicianos con total libertad, respetando, eso sí, a aquellos que no querían mostrar su cara por temor a posibles represalias hacía ellos o hacía sus familiares por parte de la Junta de Kiev.

¿Existe presión por parte de los gobiernos y embajadas a los periodistas que van allí?

Yo puedo referirme a mi caso en particular. Tras mi publicación como colaborador externo en medios de alcance nacional e internacional, las redacciones y medios han recibido comunicados en los que se  incita a los medios a separarse de mis artículos en los que denuncio el no respeto de los pactos de Minsk II, las atrocidades llevadas a cabo por batallones de extrema derecha, o los bombardeos a la población civil de forma deliberada. Dichos comunicados  vienen firmados por la embajada ucraniana y una serie de asociaciones que bajo nombres bastante amigables esconden  formaciones de extrema derecha en el estado español. Por otra parte la junta de Kiev se ha dedicado a realizar una serie de listas con los periodistas que considera que han atacado a la imagen internacional de la Junta de Kiev, para los que aparecen en las mismas se establece la prohibición de entrar en territorio ucraniano o en caso de hacerlo asumir un proceso penal con pocas o ninguna garantía.

Un modo de información y de hacer visible la situación del Donbáss ha sido el proyecto del grupo de ska italiano Banda Bassotti, “Caravana Antifascista”. ¿En qué consiste este proyecto? ¿Cómo fue recibido en Donbáss?

El proyecto consiste en realizar una caravana de  voluntarios internacionales para hacer llegar ayuda humanitaria a la vez que se rompía el cerco mediático. Banda Bassotti realizó varios conciertos en primera línea y se llevo una importante cantidad de medicamentos, alimentos y juguetes. El  pueblo de Donbass recibió la Caravana con una gran ilusión. Como agradecimiento, los integrantes de la misma fueron invitados por la Brigada Prizrak a participar en el desfile del 9 de Mayo celebrando el día de la victoria sobre el nazismo.

“La influencia de las instituciones rusas parece haber entrado en una etapa de letargo”

Hablando de nuevo de los bandos, ¿dentro del bando pro-occidental, con qué apoyo militar cuentan? ¿Está presente la ayuda de algún gobierno europeo, la OTAN o la propia Unión Europea?

La Junta de Kiev, que no debemos olvidar que accedió al gobierno mediante un golpe de estado violento, ha sido reconocida por el silencio de la UE. El apoyo militar de la OTAN y EEUU, mediante recursos militares y formadores  militares de élite del ejército del los EEUU. La complicidad con la  Junta de Kiev  por parte de la  UE es clara. Sirve como ejemplo la ultima invitación al Parlamento Europeo de soldados neonazis bajo la calificación de héroes.

¿Y dentro del bando pro-ruso? ¿Existe apoyo institucional por parte de Rusia?

Tras la anexión de Crimea, la influencia de las instituciones rusas  parece haber entrado en una etapa de letargo. Aun así estos parámetros debería  responderlos mejor un  especialista en  macro-política.

En Donbáss, y me refiero en la población, la Brigada Prizrak toma mucha importancia. ¿Por qué?

La Brigada Prizrak ha dedicado muchos de sus recursos y esfuerzos al apoyo a la población civil. Milicia y brigada se entrelazan en la cotidianidad y en el sufrimiento de la guerra.

“Ninguno de los voluntarios de extrema derecha que han acudido a combatir en el seno de batallones abiertamente neonazis, ha sufrido consecuencias legales en su retorno a España”

¿De dónde viene el nombre y cuál es el origen de la Brigada?

La Brigada tiene su germen en los edificios administrativos de la ciudad de Lugansk en 2014. Se le conoce como Brigada Prizrak (fantasma) porque en muchas ocasiones el ejército Ucraniano ha defendido haber exterminado a sus componentes, pero debido a su fuerte conexión con la población civil siempre ha  vuelto a reaparecer.

¿Se encuentran españoles dentro de ella?

Si, los internacionalistas se organizan dentro de una unidad propia  conocida como InterUnit, los españoles forman parte de la misma.

Hablando de los españoles que han estado allí, ¿Cómo estaban considerados dentro del conflicto?

Actualmente se está regulando su situación dentro del ejército novorruso.

¿Solo había españoles en la zona pro-rusa, o también los había apoyando al bando occidental?

Han existido españoles en ambos bandos. Hay que tener en cuenta que  volar a Kiev resulta mucho más sencillo que poder llegar a las repúblicas populares del Donbass.

¿Tuvieron ambos la misma repercusión a la hora de volver a España?

Como sabemos, 8 de los voluntarios que acudieron al Donbass fueron detenidos y procesados en la Audiencia Nacional. Actualmente el caso está archivado y algunos han vuelto junto  a sus unidades. Por otra parte ninguno de los voluntarios de extrema derecha que han acudido a combatir en el seno de batallones abiertamente neonazis como Azov o Aidar ha sufrido consecuencias legales  en su retorno a España.

Una vez que regresaron a España se puso en marcha la llamada “Operación Danko” en la que pasaron a disposición judicial por haber estado combatiendo. ¿Cuántos españoles hay imputados? ¿Cree usted que dicha operación es justa?

Como te comenté, hay 8 detenidos, pero el caso ha sido archivado. Desde mi punto de vista fue la búsqueda de un “aviso a navegantes”. Se buscaba asustar a la gente que pudiera estar pensando en sumarse a las milicias del Donbass.

Al igual que la Brigada Prizrak, existe la figura reconocida de uno de los más importantes militares del conflicto, el comandante antifascista Aleksey Mozgovoy. Cuénteme acerca de su importancia en el conflicto.

Mozgovoy fue un personaje de luces y sombras. Pero era la figura necesaria porque representaba el amor  por el pueblo de Novorrusia y la feroz lucha contra el fascismo que protege la Junta de Kiev. Ejemplificaba el nexo entre el pueblo armado y la población civil.

¿Cómo fue su asesinato y que trajo consigo?

El asesinato se encuentra  en un halo de misterio. La versión oficial mantiene que la autoría  recae sobre un comando infiltrado ucraniano. Pero de lo que no hay duda es que  Mozgovoy resultaba un personaje  molesto para la nueva oligarquía Novorrusa por lo que la hipótesis de un atentado desde dentro parece bastante creíble.

¿Qué legado dejó en el resto de los combatientes?

La imagen heroica de Mozgovoy se ha convertido en una imagen icónica de la lucha y la solidaria contra el fascismo pero sobre todo de la importancia sobre la protección de  la población civil.

¿Es cierto que dentro del bando pro-occidental hay una cierta presencia nazi-fascista? ¿Cómo es la respuesta ante este auge del fascismo por parte del bando contrario?

Los valores  y la  lucha  contra el nazismo están muy arraigados en las zonas que pertenecieron a la antigua Unión Soviética. Esto puede explicarnos el levantamiento contra los batallones de la Junta de Kiev que han recuperado la antigua simbología y métodos nazis.

¿Cuáles son los valores que incitan a la gente de Donbass a resistir?

Como en todas las guerras, el ser humano  saca  fuerzas de donde sea para la supervivencia. Aunque es posible que matanzas y barbaridades como la de Odessa hayan influido en  la toma de las armas para muchos voluntarios en el Donbass.

Para terminar, me gustaría que dijeras unas palabras. ¡¡Muchas gracias!!

Nada, fuera de que como periodistas y fotógrafos tenemos la obligación de contar las historias que deben ser contadas y ponernos del lado de aquellos que más sufren y hacerlo desde el respeto y apartados de los intereses económicos.

2Prizrak_19 201 copy
Foto de brigadistas de la Prizrak en la primera línea del frente en Lugansk – Julio L. Zamarrón

 

GONZALO MÁRQUEZ-VILLAREJO CONDÉS

Leave a Response