Tras dos brillantes temporadas en el Globalcaja Ciudad Encantada de Cuenca, anotando 84 goles en la última, Juanjo Fernández anunciaba, al final de la campaña 2012/13, su marcha al USAM Nîmes de la liga francesa. El lateral ciudadrealeño se sumaba así a la larga lista de jugadores que han emigrado de la liga ASOBAL.

Después de tres meses en Francia el joven jugador, internacional con la selección española junior, asegura estar a gusto y contento con su nuevo equipo, aunque reconoce no estar del todo adaptado al balonmano francés.

En mayo de este año anunciabas tu fichaje por el USAM Nîmes de la liga francesa ¿Qué fue lo que te motivó para marcharte?

El principal motivo por el que tomé la decisión es porque ahora mismo es una de las mejores ligas, después de la alemana. Antes era la española pero ahora a Francia se han ido prácticamente todos los grandes jugadores. Y bueno… Se podría decir que hay un poco más de calidad. Calidad de entrenamiento y, en definitiva, se trata de una liga más competitiva.

Parece que en España solo importa el fútbol, es lo que da dinero. Solo hay que ver Marca o As, que hablan de fútbol en casi todas sus páginas. Y al final la gente no aprecia el deporte. En Francia, una victoria en natación aparece en portada.

El equipo, recién ascendido, realizó un buen inicio de temporada y ahora mismo es noveno a tan solo 4 puntos de los puestos europeos. ¿Cuál es el objetivo principal para esta temporada?

Al principio de temporada, el presidente estaba enfadado por un artículo de una revista mensual de balonmano que decía que el equipo iba luchar por no descender. El presidente, bastante enfadado, dijo que nosotros íbamos a luchar por el sexto y séptimo puesto. La quinta jornada nos pusimos cuartos, como anécdota. Ganamos a Nantes y empatamos contra Toulousse. La verdad es que el equipo descendió porque tuvo un mal año. Esta temporada estamos demostrando que podemos estar ahí arriba, o al menos en la zona media.

A nivel personal… ¿este paso puede suponer un empujón para llegar a la selección absoluta?

Por supuesto. Después de jugar el ’partido de las estrellas’, el seleccionador, que ya sabía que me marchaba a Francia, me dijo que lo hiciera bien y que iba a ver prácticamente todos los partidos de la liga francesa, ya que media selección española está jugando aquí.

También hablé con mi representante que me dijo que estuviese tranquilo, que me iba a ir todo bien. Me aconsejó que me fuera a Francia (como su hijo), aunque tenía ofertas de equipos españoles y de algunos europeos me iba a venir bien por mi estilo de juego.

¿Qué diferencias has encontrado entre la liga francesa y la liga española? En referencia a lo deportivo (juego, competitividad de la liga, etc), pero también a la afición por este deporte en Francia.

La afición no grita tanto, pero yo creo que valoran más a los jugadores. Hay mucho mas público. No hay tanto ambiente como en España, pero cuando tienen que apretar sí aprietan. Además todo es mucho más espectacular, como en la NBA. Para presentar a los equipos apagan todas las luces, iluminan con fuegos, llamaradas… esta chulo jugar aquí. Los pabellones son todos muy grandes y hay mucha más afición. Después de los partidos los niños nos piden fotos y autógrafos, y eso en España es más raro. Además, después de los partidos el equipo te invita a una aperitivo en la zona vip con champán, cerveza… En España terminas un partido y a casa.

A nivel de juego es totalmente diferente. Mucho más físico y mucho más rápido, a diferencia del balonmano español que es mucho más táctico y técnico. Ya casi no sé lo que prefiero (risas).

Muchos equipos españoles se encuentran actualmente en situaciones económicas difíciles ¿Qué opinas de la crisis que vive el balonmano español?

Creo que no saben cómo hacer para captar socios y afición. El balonmano es un deporte entretenido pero parece que en España solo importa el fútbol, es lo que da dinero. También tienen la culpa los medios de comunicación, que quitan protagonismo al balonmano y a otros de deportes. Solo hay que ver como tratan la información los principales diarios deportivos españoles, Marca o As, que hablan de fútbol en casi todas sus páginas. Y al final la gente no aprecia el deporte. En cambio en Francia es diferente. No solo existe el fútbol, también hay rugby, baloncesto… Si aquí hay una victoria en natación aparece en portada.

¿La gran emigración de jugadores de la ASOBAL a otras ligas tiene que ver con esta crisis?

Si. Sobre todo porque hay grandes jugadores que cobran mucho, y ahora en España, aparte de que no les ofrecen tanto, no tienen una estabilidad económica. Por ejemplo, el año pasado yo estaba con gente en el equipo que tiene familia e hijos, y estando 4 ó 5 meses sin cobrar lo pasas bastante mal. Por eso los jugadores buscan equipos que te aseguren que vas a cobrar. En España solo se cobran 10 meses y yo sé, por ejemplo, que algunos equipos ya están con retrasos económicos llevando tan solo 3 meses de liga. A mí me preguntan si he cobrado y yo estoy cobrando al día. Además aquí cobramos 12 meses. Eso te da una seguridad económica importante a la hora de pagar una casa o si tienes una familia.

¿Crees que esta situación está afectando la competitividad de la liga ASOBAL?

Si. Porque hace 4 ó 5 años era la mejor liga del mundo, en la época del Balonmano Ciudad real, Portland San Antonio, que son equipos que han desaparecido. Junto con el Barcelona jugaban la Champions y competían al más alto nivel. Pero cuando deja de haber dinero, los equipos desaparecen y los jugadores se tienen que ir a buscar seguridad económica a aquellos equipos donde están pagando, en Francia y Alemania, porque sobre todo quieren jugar y ganar dinero, y cuanto más mejor.

También puede ser bueno para la gente joven que tiene más oportunidades de llegar arriba. Aunque luego intentan engañarte, por así decirlo, ofreciéndote poco dinero para que juegues todo lo que puedas.

¿Ves una solución cercana a este problema?

Venderlo más. Hemos tenido la oportunidad de hacerlo. Hemos ganado mundial. Hemos ganado todo y, aun así, no se ha sabido vender el producto del balonmano en España. En cambio en otros deportes como el fútbol, ganan el mundial y están meses hablando de ello. Mientras que en balonmano ganas el mundial, estás un día en la portada y al día siguiente nadie sabe nada más.

Creo que también dándole espectáculo al juego, como hacen aquí, premiando al jugador del mes o al jugador del año. La verdad es que aquí lo están haciendo todo muy bien. Sobre todo ofreciendo una seguridad económica, ya que los equipos tienen un presupuesto anticipado y no existe una deuda como la que tienen los equipos españoles. Esto sucedía el año pasado en Cuenca. Algunos jugadores estaban dispuestos a marcharse, incluso bajándose el sueldo, solo por mantener una estabilidad económica.

Entonces creo que un espacio en la prensa, al menos 3 ó 4 páginas diarias, para cubrir la actualidad de la liga ayudaría bastante. Así la gente tiene más acceso y puede llegar a interesarse.

Un ejemplo de esta crisis del balonmano, que comentabas antes, fue el caso del Balonmano Ciudad Real ¿Qué significaba para ti el club?¿Qué supuso su venta, y la posterior desaparición del Atlético de Madrid?

Desde chiquitillo iba entrenar y soñaba con jugar allí. Claro, piensas en jugar en tu casa, con tu familia y tus amigos. Yo tuve la oportunidad y la suerte de jugar el último año. Jugábamos liga y Champions y estaba súper contento. Al final juegas pocos minutos y quieres jugar más. Tuve que buscar otro equipo para jugar más y seguir creciendo. Ellos me cedieron a Cuenca y cuando me enteré que desaparecía el Ciudad Real pensaba: qué va a hacer toda esa gente, todas las categorías inferiores, todos esos niños que soñaban con jugar en el Balonmano Ciudad Real. Era una oportunidad para ellos tener un equipo grande al que poder llegar a jugar. Ahora en cambio no puedes llegar arriba si sigues en Ciudad Real, es más difícil.

¿Qué opinas de los equipos que resurgieron en Ciudad Real (Alarcos y Caserío)? ¿Crees que hay nivel para volver a la élite del balonmano?

Es una oportunidad buena para aquellos que salen de juveniles poder jugar en primera nacional. Además es bueno que los dos equipos estén jugando en la misma liga por aquello de la rivalidad. Y es bueno porque ahora los niños tienen una motivación. Pero claro si quieres aspirar a más al final tienes que hacerlo bien e intentar buscar algo por si el equipo no sube.

Por otra parte creo que si se unieran podrían hacer un equipo más fuerte y poder ascender a una categoría superior. Ahora mismo el pique que mantienen podría perjudicar a ambos.23

The following two tabs change content below.

Leave a Response