Santiago Juan Fernández Ortiz-Repiso (Madrid, 1968) es Teniente Coronel y miembro de las FAMET (Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra). Desde septiembre de 2014, está al mando del BHELA I en Almagro (Ciudad Real). Militar desde 1987, es piloto y profesor de vuelo en helicóptero. Ha recibido el diploma del Estado Mayor (2005), y participó en misiones internacionales como las de Bosnia-Herzegovina, Kosovo y Líbano. Está especializado en las capacidades tecnológicas del helicóptero Tigre, los sistemas de simulación en red para la instrucción y adiestramiento, así como la integración de los RPAS (remoted piloted aircraft systems-drones) en las operaciones del Ejército de Tierra. Tras su conferencia sobre el panorama estratégico actual de España, dentro del curso Ciberseguridad: big data, drones y guerras del futuro, declara encantado para El Observador.

Pregunta. Usted está al mando del BHELA I (Batallón de Helicópteros de Ataque). ¿Cuál es su balance de estos dos años en el puesto?

Respuesta. Ya estuve en el Batallón entre los años 1994 y 2000. Y lo que es la gente, la entrega y la profesionalidad, siguen siendo iguales. Lo que ha cambiado son los medios: antes teníamos helicópteros más antiguos, y ahora disponemos del HA   -28 TIGRE, con una capacidad tecnológica muy superior. En general, estoy muy satisfecho con estos dos años.

P. ¿A qué se debe esa superioridad del nuevo modelo de helicóptero?

R. Es una máquina extraordinaria que se distingue de las demás por su sistema de integración de armas, que le permite actuar a muy diferentes distancias en múltiples escenarios. Dispone de los misiles anticarro Spike, cuyo rumbo puede ser controlado en todo momento por la tripulación. También tenemos más potencia, y mayor peso máximo de despegue. Es de fabricación española, con la colaboración de empresas suministradoras europeas. Algo de lo cual nos sentimos orgullosos.

P. En tiempos de crisis y recortes presupuestarios, ¿se han visto especialmente afectadas las Fuerzas Armadas?

R. Las Fuerzas Armadas Españolas están en una situación límite, porque desgraciadamente no se puede invertir. Estamos manteniendo un mínimo de financiación. Es perfectamente comprensible que las prioridades en situación de crisis económica sean la sanidad, la educación, el apoyo a los parados… Pero la defensa también es importante. No diré que tenga que tener prioridad sobre otras cuestiones, pero tenemos que asumir que no podemos tener libertad sin un cierto grado de defensa.

P. Usted ha mencionado, durante su conferencia, un curso destinado a periodistas de guerra. ¿En qué consiste?

R. Lo que pretende ese curso, que dura unas dos semanas, es formar de manera práctica y sintética a aquellos que quieran hacer el seguimiento de una unidad militar a través de zonas de conflicto. Pero no solo es esto, sino instruir en técnicas de supervivencia y combate por si hay que defenderse de algún ataque. Es, sin duda, una gran experiencia para todo aquel que se anime.

“Hay que hacer más Europa”

P. ¿Cómo hay que combatir al Estado Islámico? ¿Con la fuerza bruta militar, o con la inteligencia?

R. Ahora mismo, no hay una estrategia única; se están haciendo ambas cosas. La contrainteligencia es fundamental para evitar ataques en nuestro territorio, como ha pasado en Francia, desgraciadamente. Pero además, necesitamos actuar en las zonas que el ISIS controla territorialmente, porque son sus bases de operaciones y la población de esas zonas está oprimida. Reconquistar esa zona, no ya para la coalición internacional, sino para los propios iraquíes y sirios, es fundamental.

P. ¿Avanzar hacia un ejército común  europeo sería positivo?

R. La fuerza es la unión. Hay que hacer más Europa, también en defensa; que la UE esté mucho más integrada en labores militares. Es un camino que nos permitiría defendernos mejor, en este mundo globalizado y con tantas amenazas que muchos países compartimos.

Santiago Fernández, durante la entrevista.
Santiago Fernández, durante la entrevista.

P. Un Gobierno en funciones como el actual, ¿podría mandar una nueva misión militar al exterior en caso de ser necesaria?

R. La única misión reciente ha sido con autorización parlamentaria, porque aunque el gobierno esté en funciones, la Ley de Defensa Nacional marca que el Gobierno debe proponerlo ante las Cortes. Esta última misión se ha confeccionado para garantizar el proceso de paz en Colombia con las FARC, y ha tenido un apoyo unánime del arco parlamentario.

P. ¿Cree realmente que la amenaza terrorista en nuestro país es tan alta como advierten muchos políticos, o que ha sido una estrategia para infundir pánico en la población?

R. Por desgracia, creo que estamos severamente amenazados, pero estamos teniendo suerte. El nivel de actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado es magnífico. Las detenciones de radicalizados en España que se están realizando son cada vez mayores, El nivel de amenaza ahora mismo es alto. Hace un par de días de hecho, se detuvieron dos sospechosos de terrorismo en Murcia y Valladolid. Los medios deberían ser más precisos en la información  que transmiten, porque hay muchas ideas equivocadas. Según un informe de Fernando Reinares y Carolina García-Calvo, del Real Instituto Elcano, con entrevistas a todos los detenidos en España por yihadismo, muchas veces estas personas no se radicalizan a través de internet, sino de su entorno familiar y social en edificios como mezquitas.

P. ¿Con una mejor integración de los inmigrantes se podría acabar con estos comportamientos?

R. Otro de los errores del pensamiento común es la creencia de que los terroristas son siempre inmigrantes. Casi el 50% de detenidos son españoles. Y en otros países de Europa, pasa igual. El perfil de lobo solitario no siempre es cierto. La mayoría de los que actúan así en España es por la ideología, y son captados en las relaciones personales, más que en las redes sociales. Eso sí, la mayoría de ellos son musulmanes con un conocimiento poco detallado de esta religión.

P. España tenía asignado un cupo de refugiados, principalmente sirios, y hemos recibido menos de los esperados. ¿Cuál cree que es la solución para ellos?

R. Creo que la solución es darles lo que quieren, que no es estar en otro país, sino poder vivir en su nación, en su casa. Son los conflictos como el de Siria los que les han llevado a huir. Aunque, por supuesto, les hemos de acoger, la solución a largo plazo debe ser ayudarles a vivir en su país en paz, no en Europa o Turquía.

P. ¿Cuál es el próximo movimiento que prepara la coalición internacional para acabar con el Daesh?

R. Eliminar su poder territorial, retomando Mosul y Raqqa, sus dos últimos bastiones. Apoyar al ejército iraquí es importante para lograr esto. Esperemos que, en cuestión de meses, termine la guerra.

“El campo de batalla moderno no será Internet”

P. Hay terroristas que han atentado en Europa y que tenían antecedentes, y aun así han escapado del control policial…

R. Lo que se pretende prevenir, deteniendo a ciertas células con evidencias de preparación de atentados. Las condenas judiciales a veces son bajas, e incluso inexistentes, ya que se ha prevenido el ataque, irónicamente. Es mejor actuar antes, aunque luego salgan a la calle estas personas. El Código Penal ya se ha tocado bastante; hay que mantener las normas y confiar en el poder judicial.

P. ¿Cuál es la labor de las Fuerzas Armadas para proteger a la ciudadanía de ciberataques?

R. Actualmente estamos invirtiendo mucho en lograr recursos humanos, que es lo más complicado, porque el dinero compra los equipos, pero hace falta un equipo de personas detrás. Estamos colaborando con el CNI, coordinándonos para, sobre todo, prevenir estos ciberataques.

P. Como militar, ¿cree que el campo de guerra moderno se trasladará a la red?

R. Para nada. Los ciberataques atacan a determinadas sociedades, pero a territorios como el controlado por el Daesh, afectan muy poco. Los ciberataques retrasaron el inicio del programa nuclear iraní, o fueron utilizados por Rusia para diezmar el suministro eléctrico en Ucrania. Pero, desgraciadamente, la guerra estará en tierra, mar y aire, no solo en la red, y así seguirá en el futuro.

The following two tabs change content below.

Antonio J. Villena

La verdad es que escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial.
Antonio J. Villena

Antonio J. Villena

La verdad es que escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial.

Leave a Response