Con 950 inscritos, entre ellos 180 mujeres, un año más, se ha llevado a cabo la ya tradicional media maratón de Alcázar de San Juan en memoria de Mariano Rivas Rojano. Este año, ha celebrado su XX aniversario logrando una alta participación y una mañana llena de energía y buen ambiente.

A las 10 de la mañana, del pasado 2 de octubre, la alcaldesa de la localidad, Rosa Melchor, dio el pistoletazo de salida y casi mil participantes comenzaron su marcha por las calles de la ciudad. Una hora y 10 minutos más tarde aparecía, por la línea de meta, el ganador de esta vigésima edición, Miguel Vera Gutiérrez y veinte minutos después, Alba María Reguillo Moreno, se proclamaba como ganadora en la categoría femenina. Los 3 primeros de la categoría general, tanto femenina como masculina, recibieron un trofeo y un estuche de queso y vino manchego.

El trabajo que hay detrás

Un circuito llano y rápido, buena bolsa de obsequio para los participantes y un ambiente excelente es lo que nos ofrece la media maratón de Alcázar de San Juan, que año tras año no para de incrementar su número de participantes. Lo que empezó siendo una humilde carrera con 144 corredores, se ha convertido en un referente en la provincia de Ciudad Real con casi 1000 participantes.

Para que todo esto sea posible, cuatro o cinco meses antes del día de la competición, los miembros del club Maratón Altomira se reúnen para empezar a organizarse. Comienzan a buscar colaboradores y procuran mantener a los que ya tienen. “Si no hubiese colaboradores no se podría organizar nada” explica el secretario del club, Rafael González Leal. Gracias al dinero y material que les proporcionan consiguen obsequiar a los participantes con buenas bolsas, que contienen regalos y productos alimenticios, y crean el excelente ambiente que se genera al final de la competición con las degustaciones gastronómicas que ofrecen.

IMG_4761
El ambiente después de la carrera

Finalmente, un mes antes, se hace la reunión final en la que se decide que es lo que se va a hacer. Que comida y bebida van a servir, que elementos irán dentro de las bolsas y que miembro se va a ocupar de que, “tenemos que tener todos los cruces cubiertos con voluntarios, en meta gente para recoger los chip y más personal en la zona de avituallamiento” comenta el presidente del club, Ángel Sánchez Flores. Puesto que son los miembros del club los que se ocupan de toda la organización, son muchos los que no pueden participar en la carrera, ya que deben asegurarse, durante la competición, de que todo esté en orden y transcurra como  se ha establecido.

Este año la media maratón a alcanzado los 16.000 € de presupuesto y el mayor patrocinador ha sido la tienda de deportes de la localidad, “base correcaminos”, al igual que el año anterior. No obstante, es necesario destacar la participación de la tienda “porfi sport”, cerrada desde hace dos años,  como mayor patrocinador, durante las dieciocho primera ediciones.

Una cuestión complicada: el voluntariado

El tema del voluntariado parece ser uno de los más difíciles de solucionar a la hora de organizar la carrera. Según el secretario del club Maratón Altomira, para que la competición tenga todos los puntos cubiertos; cruces, agua, esponjas, meta, zona de avituallamiento… se necesitarían unos 160 voluntarios. A pesar de no saber el número exacto de los voluntarios con los que han contado este año, está seguro de que la cantidad necesaria no la han conseguido y cuenta que es complicado atraer voluntarios ya que “es muy difícil llevarlos a un cruce para que corten el trafico porque los conductores son muy bordes y por dos horas lían el tropel” a lo que el presidente añade que “No conseguimos la cantidad necesaria, porque hay muchos cruces en Alcázar. Hay que tener en cuenta que la carrera se lleva a cabo  con el trafico abierto, se controla a través de protección civil y voluntarios”

A través de cuñas publicitarias se consigue atraer a algún voluntarios más, pero es mediante las amistades, la familia, y los propios socios del club, además de los policías locales y miembros de protección civil que proporciona el ayuntamiento, que se consigue cubrir, aunque escasamente, lo puntos anteriormente citados. “Los policías locales son unos 17, protección civil, que deberían ser 25,  son 6, en cruces hay unos 30 voluntarios, para agua y esponjas se necesitan , por lo menos, 30 más, en meta no los contamos como voluntarios porque suelen ser los socios, pero son unos 30 o 40” Aclara el secretario del Club , Rafael González Leal.

IMG_4749
Miembros del Club maratón Altomira recogiendo chips en meta

20 años de evolución

La competición ha evolucionado notablemente a lo largo de los años, no solo en participación, sino también en organización, pues gracias  a las nuevas tecnologías se han simplificado muchos de los trámites. El uso de internet ha facilitado, en gran medida, la organización de las inscripciones  “la forma de inscribirse antes era a mano, todo por fax, algunos no se veían y teníamos que adivinar quién era, lo que complicaba mucho las cosas, ahora es todo mucho más sencillo. Con las pasarelas de pago de internet es todo más rápido y en el momento están todas las clasificaciones hechas” explica secretario del club Maratón Altomira, Rafael González Leal. “Poco a poco la informática ha avanzado y nosotros con ella” añade el presidente del club, Ángel Sánchez flores.

Ahora, gracias a que el número de inscripciones ha aumentado, cuentan con un presupuesto mayor, que les permite emplear herramientas más sofisticadas. Para el cronometraje utilizan un chip, con el que se aseguran de que el corredor realice la carrera por completo, “antes no había chip, cogíamos a los 3 primeros y ya está, teníamos que abaratar gastos porque no había dinero” aclara el secretario del club.

88051

Por otra parte, desde hace 10 años forman parte del circuito de carreras de ciudad real, lo que les ha ayudado a aumentar su promoción y número de participantes y a simplificar su tarea como organizadores. El circuito les proporciona todo el organigrama y el pago se hace a través de las pasarelas de pago de la página del circuito, al igual que las inscripciones.

En definitiva, una organización que “cada vez se ha ido ajustando mejor, porque al principio, te pilla de novato en el primero o segundo año, pero a base de años se va consiguiendo una organización más plena, más importante” comenta el presidente del club.

Primero la carrera, luego el club
Allá por febrero de 1996, empezó a formarse lo que, un año después, sería el club Maratón Altomira de Alcázar de San Juan. Todos los martes y jueves por la tarde y los domingos por la mañana, un grupo de amigos se juntaba en el pabellón o en el parque de la localidad para entrenar. Su intención era estar en forma física y mental, además de participar en algunas carreras populares que se celebraban en varias localidades del territorio nacional. Pero en ellos existía un anhelo, una envidia sana, una aspiración mayor. Durante los entrenamientos, siempre comentaban el deseo de querer organizar una humilde media maratón en su localidad, Alcázar de San Juan. Finalmente, ese deseo se hizo realidad y hace veinte años, nació lo que ya es una tradición en Alcázar de San Juan: una media maratón que se celebra el primer domingo de cada octubre.

Desde el primer momento, contaron con la colaboración y apoyo de Porfi Sport, una tienda de deportes de la localidad, la cual cerró hace dos años. Porfi, el dueño del establecimiento, les ayudó proporcionándole camisetas, trofeos, obsequios para los participantes y los contactos con la multinacional de deporte Adidas, convirtiéndose en el mayor patrocinador de la Media Maratón durante dieciocho ediciones.

La competición “se montó con muy poca gente, tanto en la organización como en la participación” explica el presidente del  Club Maratón Altomira, Ángel  Sánchez Flores. Pero, a pesar del número reducido de colaboradores y cometer algunos pequeños errores en la organización, como primerizos que eran, según comentan algunos miembros fundadores, los resultados fueron satisfactorios. Los corredores disfrutaron de la carrera y se fueron dispuestos a volver en futuras ediciones.

Contaron con 144 participantes, entre ellos apenas había 3 o 4 mujeres. Respecto a los voluntarios, consiguieron más de 100. La mayoría eran niños y niñas menores de edad que ayudaron colocándose en los cruces, por donde se desarrollaba la carrera, y repartiendo agua en las zonas de avituallamiento. Junto a ellos, protección civil, cruz roja, club atletismo Alcázar, escuela municipal de atletismo y policía local, también, colaboraron para que se pudiera desarrollar la carrera.

Unos meses más tarde, gracias a la organización de la primeria media maratón de Alcázar de San Juan, ese grupo de amigos consiguió captar nuevos integrantes y formar el Club maratón Altomira. “Había un anuncio en Porfi sport ‘se va a hacer un club de atletismo que se va a llamar club Maratón Altomira’  yo lo vi y fui a apuntarme a ese club” recordaba el secretario del club, Rafael González Leal.

A principios del año 1997, varios corredores se reunieron en una sala del pabellón Antonio Díaz Miguel para fundar lo que en su momento se conoció como el club Maratón Altomira Porfi-sport. Nombraron a los que formarían la primera directiva, que permanecería en su puesto durante 5 años, y crearon los estatutos. Los años han pasado y el club ha crecido.

Lo que empezó con 12 miembros, sin ninguna mujer, ahora son 86, 12 de ellos mujeres. Cuentan con muchos más colaboradores y cada año aumenta el número de participantes. La actual directiva lleva en el cargo 15 años, sin indicios de que esto pueda cambiar, y dan las gracias “a todos y a cada uno de los socios, voluntarios, entidades públicas y privadas y a todas las personas que hacen posible esta media maratón”.

The following two tabs change content below.

Leave a Response