El Deporte de Orientación ha sido definido como ‘realizar una carrera mientras se juega al ajedrez’. Los desafíos que proporciona este deporte son infinitos, proponiendo retos intelectuales añadidos al ejercicio físico.

IMG_7879_optLa Orientación no es un deporte caro: Un mapa, una brújula y una ropa deportiva cómoda es todo lo que necesitas para adentrarte en el bosque. Además, puede ser practicada en cualquier parte del mundo, en todo tipo de terrenos, desde los parques a los desiertos. El terreno es muy variable, desde zonas de vegetación densa, arbustos o áreas arboladas, pasando de zonas montañosas a completamente llanas.Este deporte minoritario, casi desconocido para la mayoría de personas, es apto para todas las edades, no importa la edad ni la experiencia, sino ganas de ponerse a prueba y manejar cualquier dificultad en cualquier superficie, con el objetivo de orientarse y buscar las distintas metas. Los orientadores de élite y los que practican este deporte como afición, hombres y mujeres, jóvenes y mayores pueden disfrutar del deporte y la naturaleza en armonía.

Las pruebas de las competiciones implican un detallado mapa y una brújula para navegar de un control a otro, los cuales se encuentran dibujados en el mapa. En el terreno, unas balizas blancas y naranjas están colocadas en los lugares que corresponden con los puntos del mapa. Los competidores marcan su tarjeta de control en cada punto de control (baliza). El vencedor de la competición es el participante que ha tardado menos tiempo en abordar todos los controles en el orden correcto. Correr rápido no es suficiente para ganar, además debes elegir la mejor ruta entre los puntos de control y encontrar las balizas sin perder innecesariamente segundos.

Historia del deporte de orientación

El deporte de orientación tiene sus raíces en los países nórdicos a finales del siglo XIX. Aunque comenzó siendo un ejercicio de carácter militar, la primera competición se organizó en 1890, en Noruega. Este deporte se extendió completamente a otros países de Europa a partir de 1961, gracias a la creación de la Federación Internacional de Orientación (IOF). Años más tarde, en 1977, este deporte consiguió el status olímpico.

Dentro de España, los ejercicios de orientación comenzaron a popularizarse en 1955. A finales de los años 70, se crea el primer club de orientación, pero no es hasta 1993 cuando el Consejo Superior de Deportes aporta su reconocimiento oficial.

Federación de Orientación de Castilla-La Mancha (FECAMADO)

A partir de Marzo de 2012, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha inscribió oficialmente a la federación castellano-manchega en el registro de entidades deportivas, y con ello daba lugar a una federación que pretendía insertar este deporte algo desconocido por la mayoría dentro del territorio de Castilla-La Mancha.

Dentro de la federación, se inscribieron 16 clubes, entre los que destacan los conquenses Orientijote y GAMO (Motilla del Palancar); además de COMCU y ELERUT (Cuenca).

Este mismo mes de Octubre tuvieron lugar elecciones para la elección de un nuevo presidente para la Federación. José Ramón Molina resultó el más votado para ocupar el puesto de la presidencia.

Fuera del organigrama presidencial de la federación, ésta tiene multitud de actividades con las que pretenden adentrar el deporte de la orientación dentro de la sociedad. Para ello, la Federación de Castilla-La Mancha celebra la Liga de Castilla-La Mancha, desde el año 2002; el campeonato regional de deporte en edad escolar, “campeonato que tuvo un aumento notable de participantes, llegando 1.079 jóvenes el año pasado”, según afirman los datos de la Federación FECAMADO.

En Cuenca, el campeonato provincial escolar 2015/2016 ha celebrado ya cuatro pruebas, en El Herrumblar, Motilla del Palancar, Arcas y Cañizares, gracias a los clubes organizadores COMCU y ORIENTIJOTE. Estas pruebas, sin duda, son importantes para atraer competidores jóvenes a este deporte.

El deporte de orientación llegará a la Ciudad encantada con la celebración del Trofeo Quijotes

La Liga de orientación de Castilla-La Mancha 2016 celebrará su segunda cita en la región de Cuenca durante los días 15-16 de Octubre. En estos días se entregará el Trofeo Quijotes durante la prueba que se celebrará en la conocida Ciudad Encantada de Cuenca, situada a unos 30 kilómetros de la capital conquense.

El Trofeo Quijotes obtendrá, este año, carácter nacional y estará amparado por la Federación Española de Orientación (FEDO). Su celebración supondrá una “gran ilusión e importancia” además de un “buen reto como anfitriones” para los dos principales clubes localizados en Cuenca, y ya citados, COMCU y ELERUT.

 El recién elegido presidente de la Federación de Orientación de Castilla-La Mancha (FECAMADO), José Ramón Molina, ha querido hacer notar la inmersión de la Federación castellano-manchega en la Liga Española con la organización de este trofeo.

José Ramón Molina declaró que “ni las más optimistas de nuestras previsiones valoraban una asistencia tan masiva de competidores como la que hay. El plazo finalizó el 5 de octubre y tenemos inscritos más de 1100 corredores españoles con Licencia, 26 extranjeros de hasta 7 nacionalidades y otros 90 españoles en categorías Open”.

Estos datos oficiales, proporcionados por el presidente de la Federación, dejan claro el incremente de la participación en este deporte dentro de la región castellano manchega.

Dentro del deporte de la orientación, José Ramón Molina, también ha querido enfatizar que existe una prueba de bicicleta de montaña que se ha organizado recientemente en Hellín (Albacete) y que está comenzando a “germinar” en Castilla-La Mancha y en Rogaine (pruebas de ultra larga distancia por parejas) que se están afianzando poco a poco en la región y que el año que viene se organizará en Navalcán (Toledo) en el Circuito de España.

En definitiva, el deporte de orientación se basa en conocer y poner a prueba nociones de supervivencia con las que el ser humano ha vivido toda su vida. La posibilidad de disputar pruebas de orientación dentro de paisajes y terrenos desconocidos ayuda a mantener los cinco sentidos activados y a mantenerse en alerta.

Estas pruebas de orientación, de las que podremos volver a disfrutar en unos días en la región de Cuenca ayudan a acercar un deporte poco conocido, pero que es importante a la hora de ponerse a prueba a uno mismo y a realizar ejercicio dentro de un entorno completamente natural.

IMG_7743_opt

Noticia realizada por  Jorge Martínez y Adrián Peinado

Leave a Response