El Museo Provincial de Cuenca se suma con esta exposición, al XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Patrimonio Cultural
El pasado 9 de septiembre el Viceconsejero de Cultura del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Carrascosa, inauguró la exposición “Cuenca vista por los artistas” en el Museo Provincial de Cuenca desde hace varios años está gestionado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el museo ha querido sumarse al programa de eventos que se están realizando durante todo este año, con motivo de la conmemoración del XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad. A la inauguración también asistió el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, la directora del Museo Provincial, María Magdalena Barril y el subdelegado de Defensa, Ángel María Cantera, entre otros.

En esta exposición podemos encontrar una muestra de 35 cuadros seleccionados detalladamente que contienen un denominador común; los asombrosos paisajes de Cuenca como las Casas Colgadas, la Hoz del Júcar o el Puente San Pablo. En la muestra podemos admirar obras de diferentes autores que abarcan desde el pasado siglo XVI hasta la actualidad. Artistas como Lorenzo Goñi, un artista asentado durante un tiempo en Cuenca, el visitante Luis Garay, José Lapayesse del Río o los conquenses; Julián Carboneras, Miguel Zapata, Manuel Real o José Porras entre otros muchos. Todos ellos tienen maneras diferentes de expresar qué han visto en el pasado y qué ven ahora de esta ciudad que fue declarada, hace veinte años, Patrimonio de la Humanidad gracias a su magnífico enclave histórico. Podemos encontrarnos varios soportes donde están realizadas las obras; desde técnicas más antiguas como paisajes al óleo, acuarelas, grabados o incluso en cerámica, y como técnicas más actuales los cuadros basados en fotografías que se pudieron realizar con las máquinas fotográficas que existían en esas décadas, las cuales ahora son más avanzadas. Evidentemente el trabajo no es el mismo, antes costaba más obtener y revelar la foto que ahora, pues simplemente con las nuevas tecnologías, todo es más fácil de obtener.

Mientras observábamos la exposición, vimos a un hombre entusiasmado con un cuadro en concreto y no dudamos en preguntarle el porqué. Carlos de la Iglesia, así se llama este conquense que no dudó en contestarnos. El cuadro tiene su historia y es que su padre, trabajó durante más de 40 años como jefe de contabilidad en el Ayuntamiento de Cuenca, y causalmente el dibujo que observaba, era el que su padre había tenido en su despacho en todo ese tiempo. Acerca del cuadro comenta que aparecen unos espectros con armaduras volando sobre zanahorias por la ciudad de Cuenca, lo cual, le daba cierto respeto porque cuando él lo vio por primera vez tenía unos 7 años. Sorprendido al verlo, le resulta agradable porque asegura había revivido una parte de su infancia.

14542576_1088489467914331_4066067353071181429_o
Espectros de Cuenca

La obra de la que habla Carlos de la Iglesia, situada arriba, data del año 1962 y es realizada por Lorenzo Goñi, el dibujante español más importante de esa época. Creada en aguafuerte, decidió nombrarla “Espectros de Cuenca”. Aunque recuerda esta obra como si suya se tratase, reconoce que no es la que más le gusta, ya que nos comenta que la obra de José Lapayesse del Río, “Noches de Cuenca” realizada en óleo sobre lienzo, es la que más le asombra ya que afirma que aparecen casas del casco antiguo, y “viéndolas imagino que son, los rascacielos de su ciudad”. Además este mismo cuadro es la única y principal obra que aparece en el cartel de la exposición.

Nos resultó curioso el caso de una abuela que comentaba a sus dos nietas como era Cuenca cuando ella era joven. Las niñas inquietas y expectantes por ver que les contaba su abuela, no paraban de preguntar. Eugenia Prior, abuela de estas dos pequeñas, les comenta cómo hacía más de cuarenta años, bajaba con sus hermanas a la Hoz del Júcar a lavar la ropa, o cómo jugaban al escondite por las callejuelas del casco antiguo. Además Prior afirma que le gustan bastante los cuadros de paisajes, y le encantaría poder transmitir lo que conoce sobre esto a sus nietas, por esa razón, decidió traerlas al museo para que pasaran un rato agradable y, nos dice entre risas, para que las niñas se olviden un poco de las máquinas, refiriéndose a las tablets.

abuela

nietas
Eugenia Prior y sus nietas en la exposición

Mientras observábamos todos los cuadros y demás obras, nos surgió la duda de, ¿Quién ha tenido la idea de poder exponer en este museo todos los cuadros sobre la ciudad de Cuenca?  Por ello, decidimos contactar con María Magdalena Barril, directora del Museo de Cuenca desde julio de 2015, la cual nos comentó que “esta idea de poder juntar en un mismo espacio todas las obras que representaban de una manera u otra a Cuenca se me ocurrió a mí y al técnico del Museo, Juan Manuel Millán y evidentemente, el resto de componentes del personal, aceptó sin dudarlo”. “Me propuse que todas las obras que estaban almacenadas y no veían la luz por falta de espacio, pudiesen poco a poco ser expuestas, y creo que lo estoy cumpliendo”.

Añade que aunque el día de los museos ya realizaron varias conferencias y además, el Presidente del Consorcio pudo explicar cómo se había realizado las excavaciones en la Torre Mangana, donde encontraron el tesoro de Mangana. No suficiente con esto, pensaron que exponer estos cuadros podría sumarse a la conmemoración de Cuenca como ciudad patrimonio.

Según Barril, la exposición está teniendo mucha aceptación por conquenses y visitantes ya que según nos cuenta, “en tres semanas que lleva abierta la exposición, ha venido casi el doble de gente que en otras muestras. Las fechas son muy importantes y haber elegido exponerla entre septiembre y octubre, ha sido un acierto”. También han hecho balance sobre el cuadro que más ha perpetrado entre todos los asistentes, gracias a unas encuestas que se realizan a la salida de la exposición, y sin duda, la obra “Casas de Cuenca” de José Lapayesse del Río, protagonista de los carteles de la exposición, es la que más ha gustado a los visitantes. Según nos comenta Barril, se cita mucho el cuadro de “Las Turbas” por ser un tema conquense, los “Azulejos” de Manuel Ruiz Alarcón o el del barrio San Antón. Añade que el de Lapayesse también le parece una de las mejores, pero que “en sí toda la exposición es fascinante”.

Una de las cuestiones es si dada la gran aceptación que ha tenido esta exposición en Cuenca, se realizarán más de este tipo. La directora del Museo nos comentó que la siguiente exposición correrá a cargo de RACAL, la Real Academia Conquense de Artes y Letras, e irá enfocada sobre libros escritos e impresos en Cuenca que abordan desde siglos pasados hasta la actualidad. María Magdalena Barrio asegura que “estamos tratando de exponer libros muy antiguos pero por falta de vitrinas o cristaleras, quizás tengan que seleccionar los más importantes que puedan exponerse, sin temor a que los visitantes puedan tocarlos, pues hablamos de libros muy antiguos y muy conservados”.

Por último, añadir que una de las cosas más importantes es que esta exposición está abierta a todo tipo de público; pequeños, jóvenes, adultos y mayores. Aunque tampoco entiendas demasiado sobre arte, puedes acudir al Museo Provincial de Cuenca, en la Calle Princesa Zaida número 6 y deleitarte con los múltiples cuadros que se encuentran allí. Además esta exposición estará en el Museo hasta el 1 de noviembre y la entrada es totalmente gratuita.

hkjhg

Realizado por: Gogea Alexandra Lavinia y Carmen Rodenas Martínez

 

The following two tabs change content below.

Alexandra Lavinia

Leave a Response