El periodista José Luis Pinós impartió una clase magistral de fotoperiodismo en las aulas de la UCLM. En una sesión de aproximadamente una hora y media, mostró fotos de su trayectoria en El diario de Cuenca, enseñó cámaras fotográficas que utilizaba en su época profesional y mostró recortes de prensa que ilustraban momentos tan importantes como la aprobación de la Constitución Española de 1978.

Pinós abrió su cajón de fotos archivadas, llenas de miles de negativos en blanco y negro realizados entre 1973 y 1981, para enseñar a los estudiantes momentos clave del fotoperiodismo conquense y nacional. Poco a poco, fue mostrando sus pasiones: la política, la sociedad y, sobre todo, el deporte. Desde el campeonato de España de bicicleta, que recuerda con entusiasmo, hasta la inauguración del museo de arte abstracto de Fernando Zóbel, las instantáneas dejaban entrever las emociones que había vivido el periodista durante su estancia en uno de los periódicos más emblemáticos de Cuenca.

En su labor dentro del fotoperiodismo, también pudo retratar escenas históricas como la reunión de ministros franquistas a las puertas del Valle de los Caídos, y escenas del postfranquismo que ilustraban a los gobernadores civiles viajando de pueblo en pueblo por Castilla-La Mancha. Mientras enseñaba las fotografías, contaba anécdotas sobre personajes como Blas Piñar, ideólogo golpista al que “le abandonó el desodorante” en una instantánea, o sobre el accidente de un jumbo que se estrelló en Huete dejando 36 fallecidos por el camino. En una de sus últimas fotografías recordaba el cierre de su periódico, con una edición especial en la que todos los periodistas se encontraban en escena y una frase lapidaria determinaba: “Adiós para siempre”.

El fotoperiodista aprovechó la presencia del profesor y también periodista Santiago Torralba para explicar a los alumnos el proceso que seguían las fotografías desde que salían de la cámara hasta que se publicaban en el periódico. En primer lugar, se tomaban las fotografías con la cámara de 35 mm. Una vez se llevaban al estudio y se revelaban, quedaban en negativo, por lo que se positivaban en un papel blanco. A continuación, se enviaban en carretes a Madrid para que se publicaran en el periódico.

Una vez acabó de exponer sus fotos, Pinós se sinceró con los alumnos: “No es fácil hablar de cosas de hace 40 años. Empecé en el fotoperiodismo con 19 años, haciendo mi primera foto en un periódico”, y aprovechó la situación para darles un consejo: “Sed notarios de todo lo que hagáis, pensad que luego habrá alguien que os querrá leer, ver o escuchar”. Antes de despedirse de ellos, dejó una nota de optimismo y animó a los estudiantes a que siguieran luchando por abrirse paso en el futuro: “Cada vez que os miro me duele el alma pensando que os va a costar encontrar trabajo. Pero me ilusiona que lo consigáis”.

En el hall de la Facultad de Periodismo se pueden apreciar estas fotografías, que retratan la vida profesional de José Luis Pinós en una exposición titulada ‘Álbum de la memoria’:

Texto: Juan Pérez

Vídeo: Jose Miguel Martín, Nicolae Cirja

The following two tabs change content below.

Juan Pérez

Estudio cuarto de Periodismo en la UCLM. Toco la guitarra eléctrica en mis ratos muertos y escribo en los vivos. Las letras y la música me ayudan a encontrarle nuevas perspectivas a esto del vivir.
Juan Pérez

Juan Pérez

Estudio cuarto de Periodismo en la UCLM. Toco la guitarra eléctrica en mis ratos muertos y escribo en los vivos. Las letras y la música me ayudan a encontrarle nuevas perspectivas a esto del vivir.

Leave a Response