Día soleado en el Municipal de Cebolla. Décimo contra tercero. Decenas de aficionados en las gradas. Dos ideas completamente opuestas de jugar a fútbol y dos objetivos totalmente diferentes en esta jornada. Los Yébenes seguir entre los tres primeros. El Torpedo 66 escalar posiciones para acercarse a esos puestos de cabeza.

5 de octubre de 2014. El Torpedo 66 tras varios resultados no muy buenos, recibe a Los Yébenes en Cebolla. Para Joni Carretero, no es el primer partido de su vida, pero sí una oportunidad más para demostrar, que tan solo con 20 años, es uno de los mejores centrales del equipo y de la categoría. Tras recibir varias ofertas este verano, el joven central cebollano ha decidido permanecer una campaña más en su pueblo natal. Los estudios y su temprana edad, hacen que quiera seguir rodeado de los suyos antes de dar un paso tan importante en lo futbolístico y en lo personal.

El Torpedo 66 comenzaba la jornada décimo a siete puntos del conjunto dirigido por Vicente Rosell. El empate frente al Ciudad de Talavera en la jornada anterior, obligaba a los cebollanos a vencer en casa para no descolgarse. Un equipo hecho a la medida de su entrenador, Luis Quintas, con fichajes de su total confianza, no podía permitirse un nuevo tropiezo si querían mantenerse en la lucha por el objetivo final, que no es otro que la batalla por el ascenso final.

El partido comenzó rápido, con bastante intensidad. El Torpedo 66 proponía, Los Yébenes aguantaban el arreón inicial. De un córner botado por el veterano José Ángel Machuca propició un error en la zaga visitante. Balón al primer palo y Carlos Gómez, en su intento por despejar el esférico, solo logró empujarla hacia su propia portería. Era el minuto 4 de partido y el Torpedo 66 ya se ponía por delante.

En este balón colgado al área de Los Yébenes, el encargado de ir al primer palo en busca del remate fue Joni Carretero. A pesar de su estatura –se ve obligado a saltar con jugadores más altos que él- destaca por su poderío en el juego aéreo. 175 centímetros de altura, no son un inconveniente para el zaguero cebollano. Una cualidad en la que el central ha destacado desde categorías inferiores. “Cuando dispones de un jugador como Machuca en las jugadas de estrategia, todo es mucho más fácil. El balón me venía perfecto, no tenía que moverme, pero el defensa se anticipó y tuvimos la suerte de que su despeje se coló en la portería” argumentaba Joni.

JPEG - 571.3 KB
Joni sacando una falta Fuente: Propia

El partido ya entró en una fase de stand by que aburría a cualquiera. El Torpedo 66 se limitaba a aguantar el balón con posesiones muy largas, pero lejos de la portería defendida por el portero de Los Yébenes, Antonio Moreno. El gol tempranero, había sorprendido a los visitantes por completo. Todo el trabajo de una semana, se venía abajo en tan solo cuatro minutos por un error defensivo. Los de Rosell ‘grogui’ completamente se limitaban a esperar, sin aportar nada en el juego.

Cambio de ritmo en el partidoRetour ligne automatique
De esta forma se llegaba al descanso. Luis Quintas quería despertar a su equipo, para finiquitar el resultado y hacerse con los tres puntos. “El partido estaba controlado, pero en cualquier momento podía complicarse en una jugada aislada, debíamos sentenciar cuanto antes” destacó el entrenador talaverano. Y así fue. En el minuto 52 de partido, una jugada individual de David Garrido igualaba el resultado. Los Yébenes volvían a meterse en el partido. Justo lo que quería evitar el entrenador local.

Era momentos de hacer cambios. Entraba Torralba, con la intención de hacerse dueño del centro del campo. En punta de ataque Rober sería la pieza clave, entrando por José Luis ‘Peli’. Delantero por un defensa. Cambio muy atrevido por parte de Luis Quintas. Cambio vital, que cambiaría el sentido del encuentro.

Jugada individual de Rober que finaliza con un fuerte disparo desde la frontal, ante el que nada pudo hacer el meta visitante. Corría el minuto 72 de partido, y el Torpedo 66 volvía a ponerse por delante. Vuelta a empezar para Los Yébenes. Tocaba proponer cosas nuevas.

Después de ese duro revés, el equipo de Vicente Rosell empezó a jugar. Con un juego muy directo las ocasiones caían de lado del cuadro visitante. Tras el segundo gol local, Román Sanz ‘Romi’ y Borja Corona entraron al campo para hacerse dueños del balón. Pero mientras Los Yébenes proponía un juego directo sin pasar por el centro del campo, el Torpedo 66 aprovechaba para crear contrataques rápidos.

Así llegaron los dos últimos goles. Balón al hueco para la carrera de Rober que volvía a cruzarla en el mano a mano frente a Antonio Moreno.Retour ligne automatique
Dos minutos más tarde llegaría el gol de Román para colocar el 4-1 en el marcador y sentenciar definitivamente el partido en el minuto 88 de juego.

Victoria muy trabajada del Torpedo 66 que le permite situarse a 4 puntos de Los Yébenes que se quedan en quinta posición. Las opciones de mantenerse en la lucha por el ascenso para el conjunto de Cebolla pasan por el enfrentamiento del próximo fin de semana frente al Villacañas –segundo a 6 puntos del Torpedo 66-. “Será un partido muy duro. Sabemos que fuera de casa tenemos que trabajar mucho más, son partidos muy complicados y si queremos ganar, tendremos que jugar como en los últimos 15 minutos del partido de hoy” añadió Joni al finalizar el encuentro.

Un partido más de titular para Joni, el joven central cebollano. Un partido más en el que se lleva los 3 puntos a casa con muy buenas sensaciones a sus espaldas. El siguiente objetivo es Villacañas. Todos en el equipo son conscientes de la importancia de no dejar escapar muchos puntos fuera de casa, y más frente a un rival directo. Toca trabajar.

P.-S.

@JoniCarretero5

Leave a Response