Puede sonar frívolo titular este reportaje haciendo un símil con el film dirigido por Berlanga a mediados del siglo pasado, en el que un pequeño pueblo andaluz se preparaba con todo lujo de detalles para la llegada de un tal «Mr. Marshal», personaje que pasó de largo sin que nadie lo pudiera ver. Pues bien, salvando todo tipo de distancias, los preparativos y protocolos que se han preparado en los diferentes hospitales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) durante los últimos dos meses solo han servido para eso, para prepararse, porque en este caso, y afortunadamente, «Mr. Ébola» ha pasado de largo de nuestra Comunidad sin que nadie lo haya «visto» (sufrido en este caso).

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha activado hasta tres veces el protocolo para afrontar posibles casos de esta enfermedad desde que se puso en vigor el pasado 4 de Agosto, siendo todos ellos negativos tras los análisis así como los otros doce que se han dado en el resto del territorio nacional.

El SESCAM ha garantizado en todo momento que los hospitales de Castilla-La Mancha están preparados para abordar un potencial caso de Ébola, tanto con medios humanos como materiales. Todos los centros tienen activado y actualizado el protocolo nacional, que ya ha demostrado su eficacia.

El SESCAM activó por tercera vez el protocolo de la enfermedad del virus del Ébola el día 10 de Septiembre, esta vez en Guadalajara. El caso sospechoso fue detectado en la localidad alcarreña de Azuqueca de Henares y se procedió a la activación y al traslado del paciente en una unidad móvil custodiada y preparada para ello al Hospital Universitario de Guadalajara, siguiendo las medidas de seguridad establecidas. El paciente fue ubicado en una planta totalmente aislada.

Este es el tercer caso sospechoso que se produce en Castilla-La Mancha, siendo descartado como los otros dos por los análisis realizados por el Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda (Madrid), dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Los quince casos sospechosos en España hasta la fecha han dado negativo tras realizar los análisis correspondientes.

Imagen microscópica del virus del Ébola. Foto:cc/ public domain

El pasado mes de agosto, concretamente el día 17, se produjo el primero de los casos sospechosos en Talavera de la Reina, que resultó negativo. El paciente se mantuvo aislado desde el primer momento en que se tuvo sospecha y, al final, el análisis de las muestras en el Laboratorio de referencia descartaron que fuera portador del virus del Ébola.

El día 3 de septiembre se detectó un segundo posible caso de ébola en la región. Se trataba de un paciente que fue trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo y que procedía de Nigeria. Tras mantenerlo en una habitación aislada, las pruebas realizadas descartaron el virus.

Desafortunadamente se han producido hasta la fecha dos muertes por la EVE de misioneros españoles. Miguel Pajares fallecía el pasado 12 de Agosto tras ser repatriado desde el Hospital San José de Monrovia (Liberia) y pasar ingresado una semana en el Hospital Carlos III. Sus 75 años unidos a la situación basal que presentaba (padecía una cardiopatía desde hacía mucho tiempo) aceleraron el fatal desenlace. Un avión medicalizado fletado por el gobierno español se desplazó hasta la capital de Liberia para el traslado del sacerdote español. El segundo, Manuel García Viejo, era el Director Médico del Hospital San Juan de Dios de la ciudad de Lunsar (Sierra Leona) y miembro de la misma orden a la que pertenecía Miguel Pajares. García Viejo, de 69 años, fue repatriado el día 22 de Septiembre y su muerte se produjo cuatro días más tarde. En este segundo caso se intentaron vías alternativas al suero experimental Zmapp, fármaco con el que se intentó tratar al primero de los misioneros, como fue la administración de suero de un paciente que había superado la enfermedad en Alemania, pero resultó inviable al tener este paciente Hepatitis B. La situación fue evolucionando rápidamente y el estado tan grave en el que llegó Manuel García Viejo a Madrid facilitó que se produjera su muerte.

Al término de la redacción de este reportaje, concretamente en la tarde del 6 de octubre, conocíamos la noticia del primer caso de infección por Ébola de una paciente en España. Se trata de una auxiliar de enfermería que realizó cuidados al último fallecido a causa del virus, el doctor Manuel García Viejo. En una rueda de prensa, la ministra de sanidad, Ana Mato, junto con otras autoridades sanitarias informaron del asunto y de los posibles fallos encontrados en el protocolo.

Procedimiento de Actuación Frente a casos sospechosos y confirmados de Enfermedad por Virus Ébola (EVE). ¿ En qué consiste?

Pues bien, como ya se ha comentado anteriormente todos los centros sanitarios de la región cuentan desde hace cerca de dos meses con el protocolo de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales adaptado a los dispositivos de emergencias y centros sanitarios de la región, pero ¿en qué consiste dicho procedimiento?. Nos hemos acercado a uno de esos centros sanitarios, el Hospital General de Villarrobledo para hablar con varios de sus responsables pues, aparte de interesarnos por la aplicación de este protocolo y la formación de sus trabajadores, este centro fue noticia porque llegó a ser señalado como Centro de Referencia en Castilla-La Mancha de los casos que se produjeran dentro de su territorio.

Hospital General de Villarrobledo (HGV). Foto: Carlos Checa.

El Dr. Solís es el Jefe de Servicio de Medicina Interna. Lleva siéndolo los últimos dos años, aunque lleva desempeñando su labor de internista en el Hospital de Villarrobledo desde su inauguración en el año 2007. Nos cuenta cómo anécdota que la implantación del protocolo de la enfermedad del virus del Ébola le pilló de vacaciones y que fue a su vuelta a mediados de Agosto cuando tomó constancia de las labores realizadas, pasando a ser responsable médico de dichas actuaciones. Actuaciones que, según Solís, «afortunadamente no se han llegado a poner en funcionamiento en nuestro Hospital». En cuanto al protocolo de actuación nos comenta que «está colgado en la intranet del Hospital al alcance de todos los trabajadores, aunque no se puede demostrar a día de hoy que todos los trabajadores estén preparados al cien por cien para aplicarlo pues no se han organizado los cursos de formación necesarios».

Dr. Julián Solís, jefe de servicio de medicina interna del HGV. Foto: Carlos Checa

Dentro de los aspectos de ese protocolo señalaremos algunos por no abrumar demasiado con detalles técnicos. El Dr. Solís nos indica que este se activará cuando aparezca por las urgencias del Hospital un paciente con fiebre y manifestaciones hemorrágicas (del tipo epistaxis, hematemesis, melenas…) o bien un paciente con fiebre y mialgias, cefalea, odinofagia y vómitos con una estancia en alguno de los países afectados hasta la fecha (Guinea Conakry, Liberia, Sierra Leona y Nigeria-Lagos-) durante los 21 días previos al inicio de los síntomas o haber tenido contacto con un caso en el mismo tiempo. El paciente que presentara lo anterior será recubierto con el Equipo de Protección Individual (EPI) -compuesto por gafas, bata, gorro impermeable, doble guante, mascarilla quirúrgica para el paciente, mascarilla para el paciente FFP2, calzado doble impermeable y el «famoso» mono de polipropileno en caso de sintomatología franca o realización de técnicas directas- y el personal sanitario que lo hubiera atendido también se lo pondrá. Se realizará el traslado por los pasillos interiores por un celador, enfermero y el facultativo que lo atendió, hasta la habitación habilitada a tal efecto en la primera planta del hospital con dispositivo para crear una atmósfera con presión negativa y aislamiento. Dicha habitación cuenta con una pre-sala en la que el personal sanitario se pondrá el EPI tras el lavado de manos en su lavabo. Tras el contacto con el paciente, el sanitario se retirará el EPI en esta pre-sala antes de abandonar la habitación, depositando todo el material utilizado en bolsas especiales para su posterior incineración. En el caso del Hospital de Villarrobledo, el personal que iría atendiendo a estos pacientes se iría rotando entre los servicios de Urgencias, Medicina Interna y Críticos (UCI). Al paciente se le recogerán muestras de sangre y orina que serán enviadas al Centro Nacional de Microbiología, situado en Majadahonda (Madrid), que en el transcurso de 4-5 días confirmará o no la existencia de la enfermedad por el virus del Ébola en el paciente. Si se confirmara, se realizaría el traslado al Hospital Carlos III de la capital madrileña, Centro de Referencia a nivel nacional.

En nuestro recorrido por el Hospital de Villarrobledo también nos recibió la Gerente, Dña. Silvia Mora Morera, que quiso aclarar que nunca fue oficial que su centro fuese a ser centro de referencia para la recepción de estos casos dentro del territorio castellano manchego, como surgió en los medios de comunicación a primeros de Agosto, sino que al ser este el Hospital que tenía más habitaciones con la posibilidad de crear una atmósfera de presión negativa se insinuó que el centro villarrobledense sería el que primero acogiera los posibles casos de EVE, aspecto que fue aclarado a los pocos días, siendo cualquier Hospital de la red SESCAM susceptible de poder acoger a estos pacientes.

Personal de enfermería del HGV. Foto: Carlos Checa.

Gracias al breve encuentro que tuvimos con la Yolanda Atienza y Mª Natividad Hernandez, Directora de Enfermería y Supervisora Responsable de Recursos Humanos respectivamente, pudimos acceder a la habitación que se ha preparado para la posible recepción de casos (aunque no fue posible la realización de fotografías para este reportaje, aspecto que se nos denegó desde Gerencia). » Se nos dio el aviso el 8 de Agosto de montar esta habitación con el material que recibimos de Servicios Centrales, junto con un respirador y un carro de paradas. Esa misma mañana ya estaba todo instalado y preparado gracias a la colaboración del personal de enfermería que trabajaba ese turno. Recuerdo que al principio se armó un gran revuelo pues todo el mundo creía que aquí se iba a tratar la enfermedad. Pero ya se aclaró que en caso de confirmación se trasladarían a Madrid» nos comentó la Directora de Enfermería. «La habitación está instalada en una zona del hospital que teníamos inhabilitada para la hospitalización de enfermos con lo que resultó más cómodo su montaje. El resto del material que nos enviaron lo tenemos en los almacenes centrales. En cuanto a personal específico para trabajar en esta nueva unidad no se nos indicó nada desde Servicios Centrales» señala Mª Natividad Hernández.

¿Qué es el Ébola? Aspectos generales y tratamiento:

Terminamos el recorrido por el Hospital en el despacho del Dr. Solís pero esta vez nos atiende la Dra. María García, internista y especialista en medicina tropical. Con ella nos detuvimos algo más en algunas preguntas concretas sobre la enfermedad debido a su conocimiento sobre el tema al haber pasado grandes temporadas en países con este problema. La Dra. García nos remite muy amablemente un informe actualizado de la OMS sobre la EVE en el que se dice que el virus se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus.

Pregunta. Dra. García ¿Qué es la enfermedad por el virus del Ébola?Retour ligne automatique
Respuesta La enfermedad por el virus del Ébola (denominada anteriormente fiebre hemorrágica del Ébola) es una enfermedad grave y con frecuencia letal cuya tasa de mortalidad puede llegar al 90%. La enfermedad afecta a personas y a primates no humanos (monos, gorilas y chimpancés).Retour ligne automatique
Se desconoce el origen del virus del Ébola, pero las pruebas científicas disponibles apuntan a que los murciélagos frugívoros (familia Pteropodidae) son sus huéspedes más probables.

P. ¿Cómo se infectan las personas con el virus?Retour ligne automatique
R. En el actual brote en África Occidental, la mayoría de los casos humanos se han debido a la transmisión de persona a persona.Retour ligne automatique
La infección se produce por contacto directo, a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel, con la sangre u otros líquidos o secreciones corporales (heces, orina, saliva, semen) de personas infectadas. También puede producirse cuando las soluciones de continuidad de la piel o las membranas mucosas de una persona sana entran en contacto con entornos contaminados por los líquidos infecciosos de un paciente con EVE, como prendas de vestir o ropa de cama sucias o agujas usadas.

P. ¿Cuáles son los signos y síntomas típicos de la infección?

R. La enfermedad se suele manifestar con la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa, dolores musculares, de cabeza y de garganta, síntomas que van seguidos de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.Retour ligne automatique
Los resultados de laboratorio muestran disminución del número de leucocitos y plaquetas, así como aumento de las enzimas hepáticas.Retour ligne automatique
El periodo de incubación (el intervalo desde la infección a la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días. Los pacientes son contagiosos desde el momento en que empiezan a manifestarse los síntomas. No son contagiosos durante el periodo de incubación.Retour ligne automatique
Las infecciones de la enfermedad por el virus del Ébola solamente pueden confirmarse mediante pruebas de laboratorio.

P. ¿Cuándo se debe buscar atención médica?Retour ligne automatique
R. Alguien que haya estado en una zona con casos confirmados de enfermedad por el virus del Ébola o en contacto con una persona presuntamente infectada o cuya infección se haya confirmado debe buscar de inmediato atención médica.Retour ligne automatique
Todos los casos de personas presuntamente enfermas deben notificarse sin demora al centro de salud más cercano. La atención médica temprana es esencial para mejorar la tasa de supervivencia a la enfermedad. Es también importante contener la propagación de la enfermedad, para lo cual es necesario iniciar de inmediato los procedimientos de control de la infección.

P. ¿En qué consiste el tratamiento?Retour ligne automatique
R. Los casos graves requieren cuidados intensivos. Los pacientes suelen deshidratarse y necesitan sueros intravenosos o rehidratación por vía oral con soluciones que contengan electrólitos. En la actualidad no se dispone de ningún tratamiento específico que cure la enfermedad.Retour ligne automatique
Algunos pacientes se recuperarán con la atención médica adecuada.Retour ligne automatique
Para contribuir a contener la propagación del virus, los casos presuntos o confirmados deben aislarse de los otros pacientes y ser tratados por personal de salud que aplique estrictas precauciones para controlar la infección.

P. ¿Hay riesgos al viajar con personas que tengan EVE? ¿Cuáles son los consejos de la OMS acerca de los viajes?Retour ligne automatique
R. Durante los brotes, la OMS examina periódicamente la situación desde el punto de vista de la salud pública y recomienda restricciones a los viajes y al comercio cuando son necesarias; asimismo, puede informar a las autoridades nacionales para que las apliquen. La OMS está examinando sus recomendaciones con respecto a los viajes y espera dar a conocer sus consejos en los próximos días.Retour ligne automatique
Aunque los viajeros deberían vigilar su salud y la de las personas que los rodean, el riesgo de infección para ellos es muy bajo, puesto que la transmisión de persona a persona se hace por contacto directo con los líquidos corporales o las secreciones de pacientes infectados.

The following two tabs change content below.

Carlos Checa

Latest posts by Carlos Checa (see all)

Leave a Response