Francisco Marfil Jiménez (Alcoba de los Montes, Ciudad Real, 13-02-1978) es un jugador profesional de fútbol-5 para ciegos desde hace más de ocho años. A pesar de su deficiencia visual de nacimiento nada ni nadie le impidieron dedicarse a uno de sus grandes amores, el deporte.  Fue en 2008 cuando iniciaría de forma profesional su aventura en el fútbol al fichar por el ONCE Valencia y dejar así otras actividades como el atletismo y las carreras de montaña. Después, pasaría a formar parte del ONCE Málaga en 2013 y desde hace dos temporadas milita en su actual club, el ONCE Tarragona. Todo ello, compaginando el deporte y el trabajo, puesto que durante 11 años impartía clases como profesor. Actualmente, es el Responsable de la Agencia de la ONCE en Guadalajara. Con su trabajo y esfuerzo logró la llamada de la selección española poco después de empezar a jugar a fútbol y con ello el poder participar en torneos internacionales, como es el caso del Campeonato del Mundo de Seúl donde consiguió en 2014 la medalla de bronce. A sus 38 años de edad Francisco Marfil Jiménez no tiene una fecha de retirada, ya que como él mismo define “mientras el cuerpo me aguante, yo seguiré aquí”.

El fútbol-5 para ciegos es un deporte enfocado a personas con discapacidad visual y ceguera total. En esta disciplina existen dos modalidades, ya que dependiendo del grado de deficiencia visual del jugador existen dos categorías, la B2/B3 y la B1. Si nos referimos a la primera los jugadores no necesitan muchas adaptaciones para poder jugar. En el caso de la categoría B1 el número de adaptaciones es superior debido a que la discapacidad es mayor. En esta última es imprescindibles jugar con un balón sonoro y unas vallas laterales que eviten las fueras de banda, salvo que el balón salgo por encima de estas, además de ser un elemento de orientación y seguridad para el jugador. Como su propio nombre indica, el fútbol-5 está formado por equipos de cinco jugadores, donde el portero es el único vidente y es por ello que tiene limitado su ámbito de actuación a una pequeña zona dentro del área de penalti. También es necesaria la participación de un guía situado en la parte de detrás de la portería para orientar a los jugadores. De la misma forma, los futbolistas deben decir de forma clara la palabra voy, para evitar golpes entre ellos durante los cuarenta minutos que dura un partido.

Pregunta. ¿Qué le llevó a decantarse por el fútbol?

Respuesta. Decidí probar el fútbol porque era otra disciplina más donde podía competir con personas iguales a mí. En este deporte puedes jugar con amigos y gente que es igual que tú. Siempre he practicado este deporte toda mi vida y tenía ganas de probarlo a nivel competitivo en una Liga. El fútbol es en todos sus aspectos una pasión para mí, como aficionado y como jugador.

P. ¿Cómo se prepara y entrena para jugar cada fin de semana?

R. El fútbol para ciegos es una cosa un poco complicada, puesto que tiene una particularidad que es que solo hay 8 equipos en España. El problema es que quien juega en un equipo pero no vive en la ciudad donde se encuentra afincado el club tiene que apañárselas como pueda. En mi caso, la forma de entrenar es ir al gimnasio, correr y hacer todo lo posible para estar en forma. Lo más importante es que tengas los conceptos del fútbol y tengas orientación espacial porque es muy importante saber dónde estás en cada momento. Aquella persona que por muy buena que sea practicando este deporte si luego no tiene orientación espacial va a ser muy complicado que juegue bien. Los que vivimos lejos intentamos estar en forma y practicar a lo largo de la semana para luego juntarnos los días de los partidos. En el caso de estar en la selección española tienes concentraciones donde se reúnen los mejores jugadores del futbol para ciegos del panorama nacional.

Sin el apoyo de la ONCE todo lo que he conseguido no sería posible

P: ¿Qué personas han sido las que más le han apoyado para dedicarse a este deporte?

R: Yo me acuerdo de un coordinador deportivo llamado Manel. Él tiraba de nosotros para que empezáramos a competir en todo lo que he competido hasta ahora. En la ONCE existe una figura que es la de coordinadores deportivos que son los que mueven el deporte en cada Comunidad Autónoma. Un día me llamaron por teléfono y empezaron a integrarme en el deporte a nivel ONCE. Yo soy ciego de nacimiento y hacía deporte en mi pueblo con todos los demás. Corría y jugaba al fútbol con los demás. El coordinador fue el primero que me ayudó, además de mi familia y amigos. También es verdad que el apoyo de ti mismo para seguir y no bajar los brazos es un aspecto fundamental. Yo me siento bien conmigo mismo cuando puedo competir y conocer a gente y ciudades de diferentes culturas y continentes. Sin el apoyo de la ONCE todo lo que he conseguido no sería posible.

P: ¿Alguna vez ha recibido algún mensaje negativo sobre sus posibilidades en la práctica del fútbol?

R: La verdad es que no. Lo negativo es cuando algunas veces no te salen las cosas como quieres o como tenías pensado te fastidia un poco. Pero tienes que ser conscientes de que estás haciendo algo grande y que si hoy se ha llegado hasta aquí,  mañana será otro día donde puedes intentar superarte. Si nos referimos a mensajes de terceros la verdad es que nunca he recibido un mensaje negativo en ese sentido.

unnamed
Francisco Marfil                                                           Fuente: Carlos Rueda

P: ¿Cuáles son los mejores momentos que recuerdas a lo largo de su trayectoria?

R: Recuerdo muchos. Para mí fue muy importante participar en mi primer Campeonato de España con el ONCE Valencia porque éramos un equipo pequeño que no teníamos gente importante desde el punto de vista en el juego. Nosotros éramos un equipo apañado y llegar al Campeonato de España fue un auténtico éxito y algo significativo. Además, jugar finales del Campeonato de España con el ONCE Málaga y llegar a disputar la Liga en España fue también muy importante para mí. A nivel internacional, destacar la medalla de bronce con la selección en el Campeonato del Mundo de 2014. Este torneo fue una descarga de adrenalina y una felicidad increíble. También, y no menos importante, jugar el Campeonato de España celebrado en Ciudad Real la temporada pasada, algo que no olvidaré porque pude disputar este torneo de tanto reconocimiento delante de mis familiares y amigos en una ciudad muy importante para mí por los momentos que viví allí.

P: ¿Cómo recibió la noticia de su primera convocatoria con la selección?

R: La primera vez que me llamaron fue en mayo de 2013. Yo estaba en el equipo de ONCE Valencia. Esa vez contaron conmigo para un torneo internacional que se iba a jugar en México. Era un amistoso de preparación para el Campeonato de Europa que se iba a celebrar ese mismo año. La verdad es que fue todo una alegría. La gente rumoreaba con la posibilidad de poder estar entre los mejores, pero yo nunca he hecho caso a los rumores ya sean tanto negativos como positivos. Yo me creo lo que al final se cumple. Supongo que todo el mundo se puede hacer una idea, aunque solo lo puedes sentirlo cuando te llaman. El primer torneo internacional oficial fue el Mundial de 2014 y ya había estado en varios torneos y partidos amistosos. Fue en el propio Mundial cuando debuté por primera vez con el combinado español y tengo que reconocer que eso es lo más grande. Estar representando a tu país, escuchar el himno y salir con la camiseta al campo, es algo inenarrable. En ese momento me acordaba de mi padre porque era una persona que le gustaba mucho el fútbol y la verdad es que la primera vez que salí al campo con la camiseta de España el primero del que me acordé fue de él. Si me padre me estuviera viendo debutando con la selección en un Mundial sería alucinante para él, al igual que fue para mí.

P: Una de las noticias más tristes para el deporte regional fue su ausencia en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, ¿a qué se debió su falta en esta gran cita del deporte?

R: El año pasado en Gran Bretaña se jugaron las plazas para los Juegos Paralímpicos de Río. Ahí se clasificaban los dos primeros y solo pudimos ser terceros. Entonces, perdí todas las esperanzas de poder participar en unos juegos paralímpicos. Yo ya me hacía la idea de que iba a ser mi última cita internacional y realmente asumí en noviembre del año pasado el cargo de la Agencia de la ONCE en Guadalajara y cuando tú asumes un puesto como ese, lo asumes con todas las consecuencias. Es un puesto de trabajo importante en una de las organizaciones más significativas de España. Entonces, cuando expulsaron a Rusia de los juegos se confirmó el pasado mes de agosto que España iba a participar ocupando la plaza vacante del combinado ruso. La noticia fue demasiado precipitada para yo abandonar un puesto de trabajo. Era complicado hacerlo porque era un momento en el que yo tenía que estar en Guadalajara. Aunque unos juegos paralímpicos sean lo más importante para un deportista, yo realmente a lo que me debo es a mi trabajo. La ONCE puso en su día la confianza en mí y yo no podía faltar a esa confianza.

P: ¿Es posible vivir de la práctica del fútbol?

R: No es posible. A pesar de que la ONCE nos paga todo los gastos a la hora de competir y juegas sin coste alguno, se ha de reconocer que ninguno de nosotros somos profesionales. Aunque llegues a ser internacional no es posible vivir de ello, por eso tenemos que centrarnos primero en nuestro trabajo. Hay otros países que si pueden permitírselo como son el caso de Brasil o Argentina. Los futbolistas ciegos de estos países viven de ello, pero aquí eso no es posible. Entonces, por eso digo que yo me debo a mi trabajo.

P: ¿Cómo compagina su vida laboral con la práctica del deporte?

R: Esto es también una historia que demuestra lo mucho que me gusta la competición y lo mucho que me gusta el fútbol. Yo entreno lo máximo posible por las tardes y por lo menos unas horas a la semana para estar en forma. Los fines de semana tienes que coger trenes, autobuses o BlaBlaCar para desplazarte a los lugares donde juega tu equipo. Eso supone horas de espera en las estaciones o horas de trayectos en autobús. Pero para mí, cualquier cosa que signifique poder jugar con mi equipo y poder sentirme bien en una pista y competir merece la pena el sacrificio de este tipo.

P: ¿Ha tenido algún deportista referente en su vida?

11753272_1188602374490396_8035171515347178413_n
Imagen cedida por Francisco Marfil

R: Pues si te digo la verdad es que no. A mí me han gustado muchos deportistas a nivel futbolístico y en otros deportes, pero tenerlos como referentes la verdad es que no. Lo único que me mueve a mí no es parecerse a nadie ni sentirme cerca de nadie, sino el hecho de poder competir para sentirme bien conmigo mismo. El deporte es algo fundamental en la vida porque te sientes bien y por eso creo que todo el mundo debería practicarlo porque te enseña unos valores que son importantísimos para la vida, como son la disciplina y la superación.

P: ¿Cree que los medios de comunicación españoles dan la cobertura necesaria al deporte para discapacitados?

R: No. En la actualidad los medios de comunicación dan mucha importancia a cosas insignificantes. Nosotros evidentemente no metemos los goles que meten los profesionales ni logramos las marcas atléticas que consiguen los profesionales, pero creo que debería valorarse muchísimo más el deporte paralímpico y de discapacitados. No entiendo cómo pueden salir noticias deportivas que tratan los noviazgos o los nuevos tatuajes de los jugadores. Son cosas que no tienen importancia y que deberían dar más cobertura al deporte paralímpico, estoy totalmente convencido.

Todo un ejemplo a seguir

P: Se ha convertido en un ejemplo a seguir y de superación, ¿qué sensaciones le produce esto?

R: Para mí, lo importante es que la gente me tome como ejemplo de deportista. No quiero que la gente piense o diga, mira un ciego haciendo deporte. Quiero que la gente me tome como cualquier otro deportista y que le sirva como ejemplo para hacer deporte y superarse cada día. No me gustaría que nadie me tomara como un ídolo, simplemente que se fijaran en mí como un hombre disciplinado y que le gusta el deporte.

P: ¿Cuál es su mensaje para aquellas personas con alguna discapacidad que aún no se hayan decidido a practicar deporte?

R: Mi mensaje es claro. Recomendaría que no estén todo el tiempo sentados porque en el momento que prueben el deporte se van a enganchar. No todo el mundo está capacitado para hacerlo, pero cada uno a su nivel sí que puede. Aunque no vayas a competir el deporte hay que probarlo. El deporte es algo que te enseña y te da muchas cosas. No hay nada mejor que hacer un poco de deporte, llegar a casa y ducharse es una de las mejores sensaciones del mundo. Eso sí, una vez que transcurra un tiempo, ya que al principio cuando practicas deporte pueden dolerte cosas que hasta creías que no tenías en tu cuerpo. Después, una vez que te acostumbras es algo muy gratificante. Mi consejo es que la gente debe probar el deporte porque realmente te va a dar mucho más de lo que pueden imaginarse en un principio.

P: Para acabar, ¿cuáles son sus objetivos y deseos para esta nueva temporada?

R: Mi objetivo es intentar jugar los máximo posible durante toda la temporada. Deseo tener algún título más con el ONCE Tarragona. También, si pudiera volver a ponerme la camiseta de la selección española sería el colofón perfecto para acabar la campaña.

Leave a Response