Desde hace cuatro años, el día 12 de octubre se celebra algo más que el Día de la Hispanidad en España, el “Día de la raza” en Colombia o el “Día de la Resistencia Indígena” en Venezuela. Se celebra el “Día de la Lengua Española”, un día de reconocimiento a una lengua que cada día cuenta con más hablantes en todo el mundo hasta el punto que, actualmente, unos 470 millones de personas tienen el español como lengua materna y se prevé que en 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo. Una situación, la del español, que no sería igual si no fuese por la labor que ejercen instituciones como el Instituto Cervantes, contribuyendo a la expansión de la lengua española por todo el mundo.

El Instituto Cervantes es una institución pública nacida en 1991 con dos objetivos principales: la promoción y enseñanza de la lengua española, y la difusión de la cultura de España e Hispanoamérica. Más de dos décadas de crecimiento continuado que ha llevado a esta institución a estar presente en 43 países de los cinco continentes, países como Vietnam, Serbia, India o Túnez. Fundamental para cumplir sus objetivos es la red de bibliotecas del Instituto, compuesta por 60 bibliotecas, presentes en más de treinta países, con aproximadamente 1.250.000 volúmenes.

Cursos de lengua española, formación de profesores, participación en programas de difusión de la lengua española, organización de congresos internacionales de la lengua española o el desarrollo del aula virtual de español, son solo algunas de las numerosas tareas de las que se encarga esta institución que cada día cuenta con más prestigio y reconocimiento a nivel mundial.

El 21 de febrero de 2010, el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas estableció el 12 de octubre como el “Día de la Lengua Española”. Día en el que se conmemora el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, momento en el que se inicia la expansión del español en el mundo. No obstante, Julio Borrego, catedrático de la Universidad de Salamanca en el área de conocimiento de la Lengua Española y académico correspondiente de la Real Academia Española, nos señala que “el punto débil es que esta fecha no tiene las mismas connotaciones en todo el mundo hispánico”.

En 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo

El objetivo de este día, según la ONU, “es promocionar y apoyar aquellas iniciativas que promuevan el plurilingüismo y multiculturalismo así como crear conciencia entre los funcionarios, de la historia, la cultura, el desarrollo y el uso del español como lengua oficial”. Y es que, el español es una de las lenguas oficiales de la ONU, junto con el árabe, chino, inglés, francés y ruso, idioma de trabajo de la Asamblea General, del Consejo de Seguridad y del Consejo Económico y Social. Lenguas, todas ellas, que tienen un día dedicado a su conmemoración, que coinciden con un hecho importante de su historia como el aniversario del nacimiento de Alexander Pushkin (6 de junio) en el caso del ruso o el de Shakespeare (23 de abril) en el caso del inglés.

Este año, además, hay otro motivo más de celebración, ya que se cumple un año de la formación del “Grupo de Amigos del Español en las Naciones Unidas” (GAE), constituido el 16 de septiembre de 2013 por parte de los Estados de habla hispana miembros de la ONU, es decir, un total de veinte países. La misión de este grupo, según la ONU es “coordinar y realizar actividades para la promoción del uso y difusión del español en la labor de la ONU”.

El español en el mundo

Entre los objetivos de las Naciones Unidas, desde su creación hasta la actualidad, cabe destacar su proyecto multilingüístico. Así, en la Conferencia de San Francisco realizada en el año 1954 se redactó la carta fundacional de las Naciones Unidas en cinco idiomas diferentes, chino, ruso, inglés, francés y español. La influencia de los países latinoamericanos fue el motivo por el cual el español fue una de las lenguas originales en las que se redactó la carta fundacional, puesto que España , en ese momento, no formaba parte de la ONU. De hecho, España no ingresó en las Naciones Unidas hasta el año 1955. Este hecho pone en relevancia la influencia del español en países diferentes a España. Además, la Asamblea General, en el año 1946 decidió que los idiomas oficiales de la carta fundacional iban a ser utilizados por todos los órganos oficiales de las Naciones Unidas a excepción de la Corte Internacional de Justicia. El Español iba creciendo paulatinamente y dos años después, en 1948, este idioma se convirtió en legua de trabajo en la Asamblea General. En 1974 para fomentar el uso habla del idioma, se creó en la UNESCO el comité del idioma español. Para fomentar el multilingüismo y mostrar su apoyo a todas las lenguas oficiales, la Asamblea de las Naciones Unidas, a día de hoy, publica sus documentos en todos los idiomas oficiales.

Actualmente, el español ha alcanzado los casi 470 millones de personas que tienen el español como lengua materna, según el informe del Instituto Cervantes del 2014 El Español: Una Lengua Muy Viva. Una cifra que convierte al español en la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes, tras el chino mandarín, y la tercera más utilizada en Internet. Además, el español es la segunda lengua más utilizada en las dos principales redes sociales del mundo: Facebook y Twitter, y es que según este informe, el uso del español en la Red ha experimentado un crecimiento del 807,4% en la última década.

Un idioma en alza, como demuestran los casi 20 millones de alumnos que estudian español como lengua extranjera y el número de países en los que se habla, no solo latinos, también africanos como Guinea Ecuatorial, que tiene el español como idioma oficial, y gracias al cual el español figura como oficial en el seno de la Unión Africana. Y, por supuesto, en Estados Unidos donde la población hispana se sitúa en torno a los 52 millones de personas.

Datos, todos ellos que seguirán creciendo, ya que según el informe del Instituto Cervantes, en 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo. No obstante, es necesario prestar atención a las palabras de Julio Borrego, que nos explicaba que “el peso de una lengua en el mundo no se mide solo por el número de sus hablantes sino por el grado en que se usa como instrumento de intercambio internacional en ámbitos prestigiosos, como el político, el económico o el científico. El número de hablantes de francés es mucho más bajo que el de los usuarios del español, pero está por delante de este en la ONU, o en los organismos de la Unión Europea. El avance del español en la línea que indico está ligado al índice de progreso de los pueblos que lo hablan más que a su índice de natalidad. Y esto, lógicamente, no se consigue dedicándole al asunto una jornada al año, aunque se patrocine desde la ONU y aunque se llene de brillantes actividades”.

Y termina diciéndonos que “ahora solo falta que además del número de hablantes aumente también el prestigio de los ámbitos en que se emplea. Es decir, falta que evoque algo más que sol, Quijote, toros e inmigrantes”.

El “Día E”

Pero, el 12 de octubre, no es el único día del año en el que se da una especial importancia al español, ya que, desde 2009, el 21 de junio la red de centros del Instituto Cervantes celebra el llamado “Día E”. Un día con el que pretenden “celebrar el valor del español como una lengua de comunicación internacional” y en el que llevan a cabo un concurso de cuentos en el que, este año, han participado B1, C1 y C2 de toda la red del Instituto Cervantes. En Tokio, por ejemplo, el Instituto Cervantes llevó a cabo demostraciones de flamenco, salsa, tango y una degustación de platos tradicionales de países hispanohablantes.

Institución que cada vez contribuye más a la expansión del español, atrayendo estudiantes de español como segunda lengua y sirviendo de referencia a nivel mundial. Aunque, Borrego avisa que “la promoción del español tiene que pasar por otras muchas instituciones. Depende, por ejemplo, de manera fundamental, del fomento de nuestra producción científica y de la labor de nuestra diplomacia en los ámbitos relevantes”.

Días especiales que, expertos en la lengua española como Bruno Camus, doctor en Filología románica por la Universidad Complutense, no cree que sean necesarios para fomentar el uso del español, y nos confiesa que desde su punto de vista “se trata más de una cuestión de publicidad y de visibilidad que algo con efectos reales sobre lo que hace la gente”. Asimismo, Julio Borrego no cree “mucho en los días especiales para fomentar nada. Es mejor el trabajo diario y continuado”.

 

Reportaje realizado por Estefanía Gómez y Cristina Belmar

The following two tabs change content below.

Estefania Gomez

Latest posts by Estefania Gomez (see all)

Leave a Response