La Asociación Amigos del Teatro de Cuenca ha organizado del 17 al 23 de octubre la décima edición de la Bienal Internacional de Teatro de Actor (1996-2016). Un acontecimiento que ha convertido la ciudad en la capital escénica española gracias a un cargado programa con más de 50 actividades diferentes y con artistas venidos de diversas comunidades autónomas y desde Escocia.

Un festival que se caracteriza por su carácter pedagógico y donde reconoce e identifica al actor como el elemento principal y protagonista de estas jornadas. En definitiva, la finalidad primordial ha sido volver a llenar los asientos con entretenidos y divertidos espectáculos de sala, alguno de ellos nocturnos, reinventar los cuentos a través del micro relato o innovar con el teatro radiofónico con adaptaciones de clásicas narraciones como ‘Numancia’ de Miguel de Cervantes, ‘El Burlador de Sevilla’ de Tirso de Molina o ‘Divinas Palabras’  de Ramón Valle Inclán, entre otros.

Muchas son las investigaciones que abogan y apuestan por un acercamiento al mundo escénico desde edades tempranas, lo que ha demostrado el beneficio que aporta al desarrollo individual e intelectual de los niños. Y es que acercar el teatro a las aulas es una actividad educativa, lúdica y motivadora. Desde hace unos años, estudiar dramaturgia se ha convertido en una carrera de obstáculos en un país que se encuentra en crisis, no sólo en lo político y social, sino también en el ámbito cultural.

Carlos Alba ‘Cellero’, asturiano de nacimiento -nació en Avilés-, es actor, cuentacuentos y monologuista. Parte de sus espectáculos están destinados a los más pequeños, siendo consciente de la importancia del teatro para los niños. “A nivel emocional da mucha seguridad, desarrolla su imaginación, vocabulario y la expresión corporal, además de crear una gran empatía”, declara.

img_2575
Estrella Escriña se dedica a la narración oral de cuentos y a la animación a la lectura

Estrella Escriña, cuentacuentos profesional y lectora voraz, tiene muy claro la finalidad pedagógica de contar cuentos. “Los niños que escuchan muchos cuentos aprenden a leer y a escribir antes. Nunca serán analfabetos funcionales porque siempre comprenderán lo que leen. Un niño que ha escuchado cuentos ha trabajado en el ejercicio de llevar la palabra que escucha a la generación de una imagen, además de que su mundo se amplía al igual que su vocabulario. Desarrolla la capacidad de escucha en su desarrollo personal, lo que mejora a su vez la convivencia porque son capaces de escuchar la historia del otro. Se trata de un proceso que necesita tiempo y constancia y, desgraciadamente, la escuela de hoy en día no tiene tiempo”, admite.

Cómo puede adaptarse el teatro a los nuevos tiempos y a las nuevas generaciones

Durante la celebración de este X Bienal Internacional de Teatro de Actor han quedado definidas las numerosas vertientes por las que puede diluirse una representación escénica. Ya no vale decir “no me gusta el teatro”, es prácticamente imposible que una persona rechace el teatro en su máxima generalización. En tan solo una semana de actuaciones, el Festival BITA ha contado con cuentacuentos, monólogos, teatro gestual o incluso teatros radiofónicos entre otras muchas variedades.  El teatro es arte, no es una pieza inmóvil y estática, el teatro se reinventa continuamente, nuevas formas de expresión, nuevos trucos para enganchar al público, una disciplina que se adapta a los nuevos tiempos en busca de una vida mucho más larga, una vida cuya duración no se comprende sin la participación de las nuevas generaciones.

Entre estas formas de trabajar y labrar una obra teatral se encuentra la actuación de la compañía madrileña Sigilo Teatro. A través del silencio y la expresión corporal buscan conectar con su público, lo que a veces desemboca en diferentes interpretaciones de una misma obra según el criterio de cada espectador. Alejandro Conesa, actor de la compañía, especifica el porqué de la elección de un teatro gestual: “Es un lenguaje que con poco te permite hacer mucho, es decir, con pocos elementos escenográficos te introduce en un espacio universal donde no caben las palabras y se abre la puerta a la imaginación. Hace visible lo invisible.”

Pero no solo se trata de crear nuevos estilos dentro de la representación teatral, sino de fomentar la participación del público, que después de visualizar una obra cualquier persona emplee ese regusto final para transformarlo en más teatro. Para ello, Virginia Imaz, humorista y cuentacuentos perteneciente al grupo teatral Oihulari Klown, sugiere promocionar y realizar talleres de formación, creando un nexo de unión entre los artistas y todo aquel que quiera serlo: “También se crea público invitando a la gente a participar en talleres de teatro, que se sientan partícipes de las cosas que se están promoviendo, sentirse cercanos y hacer del teatro una gran familia a niveles diferenciales”.

Carlos Alba ‘Cellero’ opta por otros caminos: “Para adaptar el teatro a los nuevos tiempos y llegar a la gente más joven es necesario tomar dos vías; introducir  el teatro dentro de un programa de educación para que se acostumbren a verlo y, adaptar los contenidos a los tiempos y al espectador”, manifiesta.

entrevista00091
‘Cellero’ ganó el Premio FETEN 2015 al texto mejor adaptado con la obra ‘Juan Soldado’

Estrella Escriña no dista mucho de la opinión de Carlos Alba: “Cada vez se da menos importancia a las artes dentro de la escuela, me gustaría que se tratara por igual con otras asignaturas y que tuvieran más cabida pero me preocupa que no se haga bien, ya que la escuela tiene esa capacidad para matar todo lo que trata. A los profesores les preocupa más que sus alumnos no hayan leído lo suficiente antes que promover e incentivar la lectura como un placer y no como una obligación”, admite.

El panorama del teatro nacional

El mundo del teatro va más allá de vínculo que se crea entre el actor y el espectador. Detrás de un espectáculo hay un esfuerzo y una dedicación que muchas veces pasa inadvertida; el impulso por desarrollar una carrera como actor, director, diseñador o técnico. La falta de apoyo y ayudas institucionales está tambaleando los cimientos de la cultura española; no se trata de una cuestión económica, sino más bien de una falta de comprensión por parte de la clase política hacia lo que debe ser fomentar y promover la cultura, lo que está llevando a pequeñas y medianas compañías a desaparecer. También la dedicación exclusiva a los escenarios se está volviendo una tarea arda y compleja de llevar a cabo.

‘Cellero’: “Desgraciadamente el panorama teatral nacional está complicado, no dista mucho de la comparativa con el resto del país donde las pequeñas compañías de tres o cuatro actores están desapareciendo, sólo sobreviven los grandes. No hay clase media”.

Ariana Cardenas, intérprete en la compañía Sigilo Teatro, sabe que un país vale lo que vale su apuesta en la educación y el teatro, donde la calidad debería estar por encima de la cantidad: “Depende mucho de los programadores que rigen los teatros, que buscan más caras famosas que dar por ejemplo una oportunidad a un teatro de actor de su localidad. El público también es un factor importante, las apuestas que ellos mismos hacen y sobre todo eso, que si los programadores buscan un público masivo no hay nada que hacer. La cultura es algo que se fomenta, que se cultiva, por ejemplo, en la televisión si habitualmente se ve telebasura, si de repente desaparece la gente va a demandar su vuelta, porque están acostumbrados. Hay que crearse su propio criterio desde pequeño”.

img_6578
Durante una semana, Cuenca ha sido la capital teatral de España

Ana Maestreojuan, cabeza visible y promotora junto a su compañero Ángel García Moneo de Producciones Maestras, afirma que el panorama actual es incierto: “Estamos en un momento en el que parece que prima más la cantidad que la calidad, la risa gratuita que el pensamiento formado. Encontrar un mercado que solo quiere reírse es empobrecer el teatro”. A lo que García Moneo añade: “Si se protege al aceite español, a la leche de Asturias y al espárrago navarro, ¿por qué no se protege a la cultura de España? ¿Por qué nos tragamos películas que en Estados Unidos lo venden en las televisiones más malas y aquí están en todas las salas? En el momento que se crea una estructura y un público sólido podrás abrir tu industria a un mercado nuevo porque esto que hacemos también es ‘Marca España’”.

El teatro para entender y comprender la actualidad política

El mundo del teatro se encuentra vinculado por infinidad de ramas a lo ocurrido habitualmente en la sociedad. Desde las noticias más representativas del deporte, las grandes citas del cine, historias sobre personajes reales o radiografías de la política actual, pueden surgir ideas que queden representadas en un escenario, por lo que lo referente a la situación del panorama político español no deja de ser una fuente de inspiración en los teatros.

Desde que en julio de 2015 naciera una obra teatral sobre el Caso Bárcenas en la cooperativa cultural Teatro de Barrio, promovida por Juan Carlos Monedero, ex secretario de programas de Podemos, gran cantidad de obras buscan en la política esa mezcla entre la comedia y los sucesos actuales para enganchar a un público dubitativo en este nicho de mercado. Sin embargo, esta no es la relación adecuada por la que comprender la política nacional en este sector. Desde el bando artístico solicitan una mayor implicación política y administrativa por parte del Estado en la cultura.

A este último enfoque se refiere Virginia Imaz como uno de los problemas principales para la supervivencia del teatro. “Me fastidia mucho el despilfarro que existe en muchas tonterías y la pobreza cada vez más importante que se está generando en torno al mundo de la cultura. Todo lo que tenga que ver con el ocio, con lo social, tiene que ver con la educación, por tanto, no entiendo que la cultura no reciba mayores ayudas. Estamos acusando esta época de vacas flacas, de corrupción y de pocas ganas de trabajar en la cultura, el gremio escénico está sufriendo mucho desde que llegó la crisis” afirmaba la artista natural de San Sebastián.

Para Estrella Escriña “España está viviendo en un permanente sainete, donde la realidad siempre supera la ficción. Es una mala comedia que lamentablemente pagamos todos los ciudadanos. Nos han cerrado la puerta y estamos dentro de una actuación sin posibilidad de salir”. Maestrojuan es más contundente: “España es un completo vodevil pero sin ninguna gracia. Es casposo, con personajes poco creíbles y sin un posicionamiento claro”.

img_2569
Ana Maestrojuan y Ángel García forman desde hace tres años Producciones Maestras

 

Este año 2016 está siendo un año especial, culturalmente hablando, para la ciudad de Cuenca. Al IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, los cincuenta años de la creación del Museo de Arte Abstracto de Cuenca y las dos décadas que cumple la declaración de su centro histórico como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se le ha sumado la X Bienal Internacional de Teatro de Actor (BITA).

Un año lleno de efemérides culturales que se suman también en lo referente al ámbito teatral: 30º Aniversario de la Asociación Cultural Larderos (Títeres Larderos) y 45º Aniversario de la Asociación Amigos de Teatro de Cuenca. Para conmemorar estos acontecimientos, el BITA ha organizado en la ciudad un total de 56 actividades. Se trata de un encuentro y una manifestación artística y cultural que ha reunido durante siete días a 15 grupos y 50 artistas llegados de siete Comunidades Autónomas (Asturias, Navarra, País Vasco, Castilla y León, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía) y un país, Escocia.

Reportaje realizado por Jaime Galán y Rebeca Escudero

Leave a Response