David Corredor es un triatleta albaceteño que en 2010 decidió comenzar a realizar triatlones aunque como ha reconocido en alguna ocasión necesitaba superarse asimismo y decidió correr IRONMAN. Esta competición consiste en realizar 180 kilómetros de ciclismo, 42,2 km de carrera a pie y 3, 86 km de natación. Su último IRONMAN fue el pasado 8 de octubre en Hawai quedando en el puesto 45 de la clasificación general y 3 de su grupo de edad (35-39 años).

“Hombre de hierro” sería su traducción y David es uno de ellos. Su mejor marca son 8 horas, 39 minutos y 6 segundos y lo hizo en Barcelona en 2014. 8:39:06 en Barcelona en el 2014 y si tuviese que elegir una de las tres disciplinas, sin duda elije la carrera a pie ya que es la más dura pero es donde más se adelanta y se disfruta.

Pregunta: Lo primero enhorabuena por tu puesto en el IRONMAN en la Isla de Kona en Hawai.

Respuesta: Muchas gracias. Competimos profesionales y no profesionales, como es mi caso, y en total somos 2400 triatletas y yo quede el 45 de la general y 3 de mi grupo de edad, asique la verdad es que estoy muy contento con mi resultado.

P: ¿Cómo te preparas para ir a un IRONMAN?

R: Bueno para ir a Hawai tienes que clasificarte en otro IRONMAN. En mi caso me clasifique en el de Lanzarote este año y bueno en cuanto a la preparación en lo que más me he centrado ha sido en el tema del calor. Empecé a darme saunas el 1 de septiembre para adaptarme al calor e intentar ir progresando todo lo que podía en la sauna y pasar tiempo para llegar lo más aclimatado posible. Sobre todo para Hawai, las últimas cuatro semanas antes de ir fueron fundamentales a la hora de entrenar, hasta llegar incluso a 36 horas semanales de entrenamiento

P: Y por lo que hablamos de la climatología, ¿dirías que es uno de los IRONMAN más duros?

R: Es el más duro del mundo sí. Por la climatología ya que hace uno 36 grados y la humedad es sobre el 90%, entonces llegó un momento que no podía ni respirar por el calor que hacía.

P: ¿En qué momento decidiste empezar a correr IRONMAN?

R: Pues llevo desde el 2010. Empecé el triatlón porque ya estaba cansado de la vida que llevaba, pesaba 22 kg más de lo que peso ahora, y bueno tenía moto, era motero e iba de circuito en circuito. Hasta que nació mi primer hijo y ya me plantee dejar un poco de lado la moto y empezar a hacer deporte.

P: Y, ¿por qué IRONMAN y no otro tipo de triatlones?

R: Al empezar con 29 años, no tienes técnica, la vas adquiriendo poco a poco. Entonces en los triatlones se nada muy rápido, en la bicicleta se sale en grupo, entonces no puedes mejorar todo lo que quisieras. Son pruebas cortas, de una hora o de dos como mucho y yo quería que las pruebas fueran más largas. Para mí era como un reto, yo me lo tomé como un reto y que mejor para superarte que un IRONMAN.

David Corredor entrando a meta en el último IRONMAN de Hawai

P: Y en tema económico, no es fácil financiarse un IRONMAN ya que conlleva muchos gastos pero supongo que cuentas con patrocinadores que te ayudan.

R: Bueno yo tengo mi patrocinador principal que es Nutrifitness, una tienda de suplementación que me da esa suplementación que necesito para la competición y también apoyo económico. Tengo a la Obra Social de Globalcaja que también me aporta una pequeña cantidad económica como así también Winbi Sport que es un producto de sales marinas. Toda ayuda se queda corta, porque imagínate lo que supone el viaje. Primero clasificarte en otro IRONMAN que mínimo son 2500 euros, más luego el viaje a Hawai, la estancia allí es muy cara y como todos los campeonatos del mundo se hacen en Hawai, porque se inventó allí, pues imagina el gasto que lleva. Lo que es toda la temporada pues sobre unos 7000 euros.

P: Ya no solo es invertir dinero sino también tiempo. ¿Cómo compaginas esto con tu trabajo? Porque no solo te dedicas al IRONMAN

R: Ya no solamente al trabajo sino también la familia. Yo tengo dos niños, estoy casado, en fin…imagínate con el trabajo y todo lo único que hago es quitarme horas de sueño porque es la única forma que hay para poder entrenar y hacer todo lo que me gusta. Si pudiera ampliar el día otras cinco horas más lo haría pero como no puedo lo que hago es quitarme hora de sueño.

P: Y bueno hablamos del tiempo que le dedicas al entrenamiento para preparar tu cuerpo pero también hay que preparar la mente, son muchas horas de competición.

R: Yo tengo un entrenamiento que me gusta mucho. Son 150 kilómetros en bicicleta y una hora y media corriendo y ese entrenamiento lo hago solo entonces entrenas un poco la mente porque en el IRONMAN muchas veces te ves solitario, aunque estas compitiendo con otras personas pero te ves muy solo. Entonces la cabeza te juega una mala pasada sino sabes administrarlo bien.

P: Durante la competición que se te pasa por la cabeza, en que piensas en esos momentos.

R: Bueno intento estar todo lo concentrado que puedo pero claro, llega un momento que empiezas a pensar muchas cosas, sobre todo en los tuyos, en los niños, empiezo a pensar en mi mujer, en toda la gente que me apoya y que está ahí ayudándome día tras día como mis padres, por ejemplo. Cuando llega el kilómetro 28 de la maratón que es cuando empieza verdaderamente el IRONMAN es cuando empiezas a tirar de lo que no tienes  y empiezas a marcarte pequeñas metas.

David Corredor durante la prueba de ciclismo en Hawai

P: ¿Qué es lo mejor que te ha podido dar un IRONMAN? ¿Hay algún momento que hayas vivido y con el que te quedarías después de seis años en este mundo?

R: La satisfacción personal, ver que te superas a ti mismo. Yo termino llorando en todos los IRONMAN. He corrido once en total y si me tuvieses que quedar con algo sería con el debut en 2010 en Lanzarote. Que para mí fue increíble. Con el de 2011 en Frankfurt que fue la primera vez que me clasifique y con el de este año en Hawai que ha sido cumplir un sueño. Ver tantas veces a gente que lo había logrado y tantos vídeos y luego verme ahí en el podium pues para mí fue algo increíble.

P: Para aquellos que estén empezando en el mundo del IRONMAN, ¿los animarías o les darías algún consejo?

R: Si por supuesto. Lo primero que empiecen poco a poco que es algo muy bonito, es mucho sacrificio el que lleva y son muchas horas las que hay que dedicarle pero merece la pena. Porque no me supone un esfuerzo tener que levantarme para entrenar porque es algo muy bonito para mí. No sé, no me salen las palabras para explicarlo. La verdad que es un sueño hecho realidad.

P: ¿Y para el año que viene ya tienes alguna participación?

R: Pues el año que viene voy al IRONMAN de Sudáfrica. Porque quiero intentar ganar allí, en mi categoría. Es un campeonato africano entonces quiero intentar ganar allí y conseguir la plaza para volver a Hawai y conseguir ser campeón del mundo.

Leave a Response