Los deportes relacionados con correr están experimentando un notable auge en los últimos años. Eso se nota en los maratones y medios maratones que se celebran a lo largo y ancho de nuestro país, además de que en las calles hay un gran aumento de personas que hacen running.

Una de las variantes que está ganando mucho conocimiento, y que sin duda es de las más desconocidas, es el skyrunning. Consiste en carreras en sitios muy elevados y de alta montaña, principalmente superiores a 2000 metros, en las que los corredores desafían sus límites al escalar estas elevaciones corriendo.

Esta disciplina es relativamente nueva, pues su origen se remonta a una idea de Marino Giacometti, un montañista italiano que, junto a varios escaladores, organizó a principios de los años 90 carreras por el Mont Blanc y por el Monte Rosa, en Francia e Italia respectivamente. En 1994 el patrocinio de una empresa de ropa deportiva impulsó la promoción de este deporte.

De su regulación a nivel internacional se encarga la International Skyrunning Federation, heredera de la primera organización supranacional que veló por este deporte, la Federation for Sport and Altitude, creada en 1995. Esta organización colabora en la organización de competiciones tanto nacionales como internacionales y se encarga de promocionar este deporte en todos los soportes.

Vicente Redondo, un skyrunner muy reputado

En Castilla-La Mancha hay muy importantes skyrunners, y uno de ellos es el conquense Vicente “Chiki” Redondo. Muy conocido a nivel nacional, ha explicado qué es para él esta disciplina. Para él, su entrenamiento consiste en practicar en la montaña y en sitios elevados, empezando por bajas alturas y, poco a poco, aumentando las altitudes.

“Chiki” nos dice que no competía en alta montaña hasta que un día se inscribió a una competición de skyrunning, lo que le animó a practicar esta disciplina. Para él, la carrera más difícil por su dificultad es el Maratón de Cegama, en la localidad guipuzcoana homónima; y por distancia, el Marató del Penyagolosa en la localidad castellonense de Xodos. En la dificultad de estas carreras, como comenta Redondo, también influye la propia climatología de las montañas donde se hacen estas competiciones.

La temporada para él este año no está siendo buena pues, a pesar de haber ganado y obtenido podios en competiciones tanto regionales como nacionales, ha sufrido distintas lesiones que le han mantenido al margen durante el tiempo de su recuperación, lo que no le ha permitido asentar un esquema claro de entrenamiento.

Recientemente ha ganado el Maratón Javalambre, y ha anunciado que participará en la Subida al Cerro de la Degollada en Priego (Cuenca) y la Cabrera Trail en La Cabrera (Madrid). Después, se preparará concienzudamente para la temporada de 2017, llena de competiciones para él exigentes, como la Copa de España o la Copa de Castilla-La Mancha.

Leave a Response