Campeona de España y Castilla La Mancha de Kick Boxing en categoría cadete y tercera en el Campeonato de Europa con tan solo 16 años. Estos son solo algunos de los títulos que atesora la luchadora ciudadrrealeña Silvia Jiménez. La enérgica deportista que pertenece al Club Deportivo Bunkai de Ciudad Real, pasa gran parte de su tiempo en el centro deportivo “Muévete” realizando duros ejercicios y entrenamientos los cuales la ayudan a mejorar día a día su potencial de cara a la competición. Y es que lo lleva en la sangre. Su padre, Ángel Jiménez, es el máximo responsable y preparador de la joven deportista. Un amante de este deporte que además lo practica activamente.

El Kick boxing es un deporte de contacto, de combate cuerpo a cuerpo, que tiene su origen en Japón y que combina técnicas de boxeo con algunas de artes marciales como lo es el karate. Está conformado por varias modalidades diferentes como las llamadas “Semi- Contac, “Light- Contac o Full-Contac” o el mismo Kick Boxing. “Practicar, practico todas las modalidades, pero mi fuerte es Kick boxing, en donde trabajamos con puño y pierna y además se le añade el low kick a los muslos”, asegura la deportista mientras nos explicaba la diferencia entre todas estas modalidades.

Silvia Jiménez en un Camponato de Castilla La Manca / Fuente Silvia Jiménez

A la edad de cuatro años, los padres de nuestra protagonista comenzaron a involucrarla en el mundo del karate de una forma más oficial. “El gimnasio, el kárate y el Kick Boxing me viene de familia” afirmaba la joven explicando que tanto sus padres como su hermano practican este deporte. Desde que empezó, ha estado acompañada en todos y cada uno de los entrenamientos y las competiciones por una indumentaria más que característica en este deporte, el kimono y un cinturón blanco. Abandonó la categoría infantil y sus inicios para conocer el mundo del Kick Boxing con algunos años más, ya en categoría cadete. Fue perteneciendo a esta categoría, en 2015 cuando fue reconocida como la mejor deportista del año en Castilla La Mancha según los premios otorgados por el Patronato Municipal de Deportes de Ciudad Real. “Premios como este me animan y me motivan a seguir, porque no es lo mismo que tú estés consiguiendo objetivos y puestos y que no te lo valoren, pero con estos premios están valorando todo el trabajo que estás haciendo”.

La jovencísima deportista compagina sus estudios con los entrenamientos que tiene a diario durante una hora o una hora y media, dejando un solo día de la semana para descansar. Los fines de semana suele ocuparlos en sesiones de convivencia, las cuales consisten en sesiones de mañana y tarde donde Silvia se asegura de una parte muy importante del deporte. “A parte de un físico también se necesita una preparación psicológica”. Y es que Silvia no sólo entrena y compite para esta modalidad, “siempre que voy a una competición me presento a tres modalidades; kárate, light-contac y kick boxing, aunque entrenando practico todas”. Uno de los factores determinantes en los deportes de contacto es el peso de la persona. Para poder presentarse en uno de estos encuentros es necesario haber estado entrenado previamente con un determinado peso para que se te asigne una oponente de tus mismas características, “normalmente suelo meterme en pesos mayores, entonces hago dietas para subir de peso pero todo muy sano, no como cosas grasas”.

Este tipo de preparaciones significan un sacrificio enorme para los deportistas, donde las horas de tiempo libre muchas veces simplemente no existen. Silvia ha conseguido que la Federación Española de Kick Boxing la eligiera para participar en el Campeonato del Mundo que se celebró en Dublín el año pasado “era algo que tenía como objetivo, llevaba mucho tiempo pensando el poder ir a ese campeonato”. “La Federación hace una selección de los campeones para ver a quien llevan al Mundial” un sueño que se cumplió a base de duros entrenamientos, fuerza y energía mental, “ya había quedado en segundo lugar en la modalidad de Light – Contac, así que tenía que quedar primera en Kick Boxing, porque si no, no me llevaban”. “Hay que ir concienciada, estás en un campeonato del mundo”, una experiencia que no le dio ningún título físico pero que la llenó de muchos premios y recompensas en cuanto a experiencia personal y vivencias, “compites con gente de todo el mundo y creces mucho como persona, había mucho nivel pero me animó muchísimo para seguir trabajando”.

Campeonato de España de Karate

El pasado fin de semana del 26 de noviembre, Silvia ha viajado hasta Tenerife para participar en el Campeonato de España de Karate, en donde la luchadora se ha quedado a las puertas de conseguir medalla “tuve muy mala suerte, competí por el bronce pero no puede ganarlo, sé que no siempre se gana… aunque pierdas siempre te quedas con algo, y la experiencia ha sido muy buena”. El viernes 25, llegaban a la isla canaria porque por la tarde era el pesaje, procedimiento que se sigue antes de las competiciones para pesar a los participantes “si te metes en una categoría de un determinado peso el día del pasaje tienes que dar ese peso, si no, no te dejan competir”. La aguerrida joven nos decía esto. “Sólo necesitas un par de guantes y unas vendas para competir, no se tiene por qué tener miedo, todo está muy controlado.

Siempre compites con gente de tu nivel y no hay distinciones”. Además puntualiza que algo importante sobre este deporte. Según Silvia, “no es machista aunque parezca que sí, al ser un deporte de contacto parece que le pega más al hombre y aunque lo practican más chicos que chicas somos nosotras quienes nos llevamos más medallas”. Y esto es una realidad estadística tanto a nivel nacional y europeo.

 

sin-titulo-jpg
Silvia Jiménez entrenado / Fuente: Silvia Jimenez

 

Decidida y segura de lo que quiere, la deportista afirma que nunca se le ha pasado por la cabeza abandonar en mitad de un combate “me pongo a pensar en todo lo que he trabajado, todo lo que he entrenado y a todo lo que he renunciando por entrenar y pienso que si ya he entrado, no vale salir”, además cuenta con lo más importante de todo, su familia. “Se puede decir que este deporte lo llevo en la sangre, mis padres siempre me han apoyado y animado para que siguiera, aunque mi padre, al ser mi entrenador siempre ha estado más involucrado, pero el apoyo es de los dos”.

Si hay algo que está claro es que es un deporte minoritario al que hoy por hoy no se le ha dado la oportunidad de ser Olímpico, “la verdad es que es un tema que me disgusta mucho porque perfectamente podría serlo, el boxeo que es un deporte muy similar sí es olímpico, incluso podría decirse que tiene más contacto”. Además, Silvia afirma que llegar a resultar incluso frustrante el saber que no puedes vivir del deporte que te gusta “ahora mismo quedas campeona del mundo y un futbolista o jugador de tenis queda como campeón de España y le van a dar muchas más ayudas a él porque el Kick Boxing está menos reconocido y las ayudas son menores”.

Con este último viaje a Tenerife queda cerrada la temporada de torneos oficiales de este año 2016, pero aún está por llegar un Torneo de Navidad de Kick Boxing que se celebrará el día 17 de diciembre en el Pabellón Municipal de Ontígola, Toledo, en el que Silvia no perderá la oportunidad de subirse una vez más al ring.

El futuro de esta joven se presenta muy prometedor, sueña con “poder seguir participando en Campeonatos del mundo y llegar a competir en las Olimpiadas de Tokio 2020 con kárate”. Silvia seguirá llenando la maleta de viajes, títulos y experiencias pero sobre todo de esfuerzo e ilusión que aunque no ocupan nada de espacio es lo que más pesa.

The following two tabs change content below.

Alba Onsurbe

Leave a Response