Que el balonmano y el fútbol son dos de los ejes deportivos de nuestra ciudad no es nada nuevo, ni tampoco el gran desarrollo de distintos deportes minoritarios, que encuentran en Cuenca un hueco para su modalidad. Sin embargo, no debemos dejar en el olvido la nobleza del balón naranja que sigue rebotando sobre el parqué de numerosas canchas conquenses: el baloncesto. Esta disciplina no atraviesa su mejor momento económico en la provincia, pero eso no impide que con dedicación y compromiso sigan forjándose importantes clubes y jugadores. Por tanto, debemos reformularnos la pregunta ¿En qué situación se encuentra actualmente el baloncesto conquense?

Desde el pasado 21 de noviembre la Federación de Baloncesto de Castilla La Mancha cuenta con un nuevo nombre al frente de la presidencia: José Luis Rodrigo. Elegido por 33 de los 35 votos posibles y destacando que es el momento de “relanzar el baloncesto de nuestra región tras una complicada situación”. Se refiere al legado de Ramón Granados, anterior presidente de dicha institución y sobre el que pesan los impagos al comité de arbitraje regional de 2014, alcanzando una cifra de 107.000 euros a deber. Un hecho que llevó a las continuas quejas y comunicados del Comité Técnico de Arbitraje de Castilla La Mancha, a través de diversos medios, así como graves altercados. La llegada de José Luis Rodrigo a la presidencia de la federación trajo consigo la simultánea dimisión de Granados y un reto complicado para el ex presidente de Basket Cervantes.

La situación del baloncesto en Castilla-La Mancha es “un incendio forestal”

Según el presidente, la situación del baloncesto castellano manchego está comparada a “un incendio forestal”, puesto que la estructura de la federación se está yendo “a cenizas”, por “los malos tiempos que corren, que provocan un atraso en todos los aspectos de la federación, incluidos, por supuesto, los aspectos económicos” que, al fin y al cabo, lastran el objetivo de la federación de situar a Castilla-La Mancha como una de las referencias del baloncesto dentro del panorama nacional.

Sin embargo, no todo es alarmismo por este deporte. El baloncesto ha evolucionado en la comunidad manchega, y en aspectos como la competitividad, ha sido para bien. Según el presidente “el incremento de equipos en los últimos años ha provocado un aumento de la competitividad, apoyada en su mayoría por el esfuerzo de los clubes”.

La federación castellano manchega quiere que el baloncesto vuelva a tener su importancia dentro de la comunidad autónoma, fomentando este deporte desde los más pequeños. Para esta federación, “los jóvenes y la cantera son el futuro más importante”, por ello ya se está consiguiendo que “a nivel de colegios y clubes, el baloncesto sea un deporte mucho más profesionalizado” que el resto de disciplinas deportivas.

Además, desde la propia federación pretenden arrancar proyectos para los más jóvenes como “el deporte en edad escolar de benjamín”, después de navidad, el cual era una “demanda de muchos clubes de baloncesto”. Además, también intentan celebrar eventos como “el día del Mini” para fomentar este deporte desde pequeños, sobre todo “a nivel escolar”.

La apuesta de la federación por fomentar la cantera y este deporte desde los más pequeños, llevó a José Luis Rodrigo a destacar algunas de las jóvenes figuras del baloncesto que han salido de tierras castellano manchegas. Nombre propios como Miki Robles o Estela Rubio son jóvenes con gran proyección en el baloncesto español. Para el presidente de la federación es en el baloncesto femenino donde “han salido jugadoras con más proyección”. Algunas de ellas, formadas en la propia cantera de equipos castellano manchegos,  ya están jugando fuera de la comunidad, en equipos como el Real Canoe (Madrid) o Estudiantes.

Dentro de la provincia de Cuenca, el presidente de la federación quiso destacar como equipo a seguir al equipo Basket Globalcaja Quintanar del Rey, por “su estructura deportiva y por competir en la Liga EBA”.

En resumen, la nueva directiva de la federación de baloncesto de Castilla-La Mancha pretende fomentar el deporte de canasta desde los más pequeños para “reconstruir”, desde la base, la precaria situación del baloncesto castellano manchego.

Reto asumido con esperanza
Entrenamiento Junior Cuenca // A.P

A pesar de la complicada situación por la que atravesó este deporte y que todavía se prolonga a nuestros días, lo cierto es que se ha seguido luchando desde los equipos por mantener la creencia en el baloncesto. Como indicaba José Luis Rodrigo, la cantera y los jóvenes son los bastones principales para relanzar este deporte y un ejemplo lo encontramos a orillas del Júcar, en Cuenca.

El club de la capital conquense, Globalcaja CB Cuenca tiene dos principales equipos masculinos: el equipo sénior y el equipo júnior. Ambos equipos son un ejemplo de cómo se puede mantener el interés por el baloncesto, dentro de una ciudad que tiene como foco prioritario el fútbol o balonmano.

Adentrándonos en el universo de los júnior podemos observar que su pasión por el deporte de canasta los lleva a esforzarse en cada entrenamiento y partido. Aunque, a priori, no son el equipo favorito dentro del grupo B de la liga regional Júnior especial, cuentan con la calidad y entrega suficiente para poder clasificarse a la fase final regional, de la que salir campeón da posibilidad a dos equipos castellano manchegos de disputar la copa de España júnior.

Artem, entrenador del Globalcaja CB Cuenca júnior, afirmó que los rivales más duros de esta categoría son Lujisa Guadalajara Basket y CD Grupo76-Alkasar dentro del grupo B, por “las complicaciones de su juego interior que les generan a los conquenses”; y dentro del grupo A, Artem considera como rivales a batir, a priori, CB La Solana y  Nexus energía Albacete Basket, vigentes campeones de Castilla-La Mancha en la categoría júnior.

La mayoría de equipos júnior de Castilla-La Mancha desean jugar la fase final, ya que suele ser un escaparate para los jugadores de cara a ojeadores de equipos de mayor nivel nacional. Artem nos desveló que los ojeadores “suelen acudir  a fases finales”. En concreto, el año pasado tuvo el caso de un jugador conquense, Santiago García, que durante la fase final del año pasado, celebrada en Toledo, tuvo detrás de él y de “otros jugadores, sobre todo, de Albacete” a ojeadores interesados en su juego.

Para llegar a estos niveles es necesario un entrenamiento regular para llegar en forma a todos los partidos. Por ello, el entrenador conquense de baloncesto ve positivo “subir a los júnior a entrenar con los sénior”, con el objetivo de “ir cogiendo experiencia en una categoría superior e ir adaptándose a aspectos físicos más fuertes y mejoras tácticas”.

Calentamiento equipo Junior Cuenca
Calentamiento equipo Junior Cuenca

Para conseguir buenos resultados, Artem tiene claro que sistema de juego debe llevar el equipo. Para los júnior, el entrenador trata de basar su juego en “mantener una alta presión en zona defensiva”, puesto que “si funciona la defensa, funcionará el ataque”.

Un aspecto siempre importante dentro de los equipos deportivos es la inversión económica que se haga desde la directiva y, en parte, de las administraciones públicas. Artem es consciente de que la inversión en los júnior es “actualmente nula” y recuerda épocas mejores. Para el entrenador de los júnior, “la generación de los años 1992/93 fue la mejor generación que hubo en Cuenca, porque había dinero y había un buen grupo”, pero se lamenta que no se pudo aprovechar plenamente.

Haciendo un repaso por los mejores momentos y jugadores en el CB Cuenca júnior, Artem destacó la figura de lo que es el último jugador joven de gran proyección que ha salido de tierras conquenses, Pablo Pérez. Artem y Pablo Pérez compartieron vestuario en la categoría infantil, donde “ya destacaba, incluso, entre los sénior”. Al año siguiente, ya fue “ojeado durante el campeonato de España y se marchó al infantil de segundo año de Estudiantes”.

Castellano Manchegos en la élite del baloncesto

Un dato impactante para hablar de baloncesto en nuestra región es que nunca, en Castilla La Mancha, se ha podido disfrutar de la máxima competición en pabellones manchegos. Ningún equipo ha alcanzado esta categoría en los 60 años de historia de la competición –La Liga Nacional de baloncesto en España se fundó en 1956, desde 1984 se denomina ACB-. A pesar de ello, existen varios casos de jugadores manchegos que si han formado parte de equipos participantes, así como entrenadores y árbitros. En la actualidad, podemos encontrar, entre los 17 equipos que integran la competición, a un técnico, un árbitro y dos jugadores que procedan de Castilla La Mancha.

Luis Casimiro, de 56 años, cosecha un largo historial al frente en los banquillos. Más de 13 equipos han pasado por las manos del técnico de Villamayor de Calatrava (Ciudad Real). Actualmente se encuentra al frente del Herbalife Gran Canaria y debutó en la máxima categoría en 1997 con el TDK Manresa.

Emilio Pérez, de 41 años, es el 8º árbitro con más partidos a sus espaldas en la ACB. Al igual que Casimiro nació en la provincia de Ciudad Real, y suma 16 temporadas en activo de la máxima categoría. Es un árbitro internacional y la pasada campaña moderó el 4º partido de las finales entre Real Madrid y Barcelona.

Por último, en el apartado de jugadores solo encontramos dos rostros manchegos, y ambos proceden de la ciudad de las casas colgadas. Por un lado, Pablo Pérez, joven base de 20 años del que antes hablábamos por su formación en la categoría juvenil del CB Cuenca. Actualmente se encuentra en el Valencia Basket y se ha convertido en el jugador más joven en debutar con dicha camiseta. Por otro lado, Víctor Arteaga, pívot de 2, 13 de altura que con 24 años se formó en las categorías inferiores del Real Madrid y llegó a debutar en Euroliga. El joven de San Clemente milita actualmente en Estudiantes y hemos querido conocer su visión sobre el baloncesto de nuestra ciudad:

Tras superar numerosos obstáculos, combatir en situaciones que nada o poco tienen que ver con una cancha, el baloncesto manchego sigue teniendo un duro reto por delante. Debe mejorar la situación económica como punto de partida, fomentar el deporte desde etapas infantiles y luchar por lucir su comunidad entre la élite del baloncesto nacional. Actualmente, equipos como Seguros Soliss Alcázar Basket y Arcos Albacete Basket se encuentran luchando en la categoría de LEB Plata, así como el Agricola CB Villarrobledo, Fundación Globalcaja La RodaGlobalcaja Quintanar o Lujisa Guadalajara e Isover Basket Azuqueca en Liga EBA. Son puntos desde los que partir hacia un baloncesto más desarrollado en Castilla La Mancha.

The following two tabs change content below.
¿Eres tu John Wayne....o soy yo? Generación del 94. Madrileño, aunque desde hace cuatro años estudiante de periodismo en Cuenca. Todavía el cocido de mi madre está por delante del periodismo, pero tengo tiempo para cambiarlo y este es otro buen lugar.
Adrián Gómez

Adrián Gómez

¿Eres tu John Wayne....o soy yo? Generación del 94. Madrileño, aunque desde hace cuatro años estudiante de periodismo en Cuenca. Todavía el cocido de mi madre está por delante del periodismo, pero tengo tiempo para cambiarlo y este es otro buen lugar.

Leave a Response