El deporte es sin duda una posibilidad que tienen las personas para evadirse, desconectar de la realidad, del trabajo y de la rutina. Otra de las ventajas que tiene es que te permite trabajar tanto tu mente como tu cuerpo, ayudando a mantenerse en forma y llevar una vida equilibrada y sana. La gran mayoría de personas cuando oye la palabra deporte, lo asocia directamente al mundo futbolístico, y este hecho no debería producirse. No debemos olvidarnos de deportes como el atletismo, que abarca multitud de disciplinas agrupadas en carreras, saltos, marchas, etc.

Uno de los clubes de atletismo conquenses más conocidos es el Club de Atletismo de Tarancón, bajo la dirección de Raúl Cantarero.  Desde 2010, la Escuela ha podido ampliar su oferta de disciplinas dentro del atletismo, sobre todo los saltos, lanzamientos  y concursos que se unen a las diferentes carreras, desde la velocidad al medio y fondo. Junto a ello, se imparten diferentes valores, como el compañerismo, la convivencia, el trabajo en equipo, esfuerzo con el objetivo de que al ambiente dentro y fuera del club sea óptimo entre los compañeros y los entrenadores. La Escuela ha ido creciendo, contando actualmente con alrededor del centenar ya de chicos y chicas, desde los cinco a los diecisiete años de edad.

Inicios de Samuel Gómez Benito

Este club fue quien vio crecer a Samuel Gómez Benito, un joven atleta impulsado a practicar atletismo por su padre, también apasionado por este deporte. Sus comienzos fueron como los de cualquier niño, tomándose el atletismo como un juego y consiguiendo ganar carreras donde vio que de verdad valía para esto, y decidió apuntarse al club de Tarancón.

Su trayectoria como atleta comenzó entrenando con Raúl Cantarero de la Ossa toda su infancia hasta que empezó a estudiar en Madrid y decidió cambiar de entrenador, conociendo a Arturo Casado, campeón de Europa de 1500 metros. Para un joven como Samuel es un orgullo entrenar con un campeón como es Casado, “comencé a entrenar con Arturo Casado, en el Centro de alto rendimiento. Gracias a Arturo tengo mejor condición física porque es uno de los mejores entrenadores de España.” afirma Gómez Benito. El joven atleta considera el deporte como su vida, “si me quitan el deporte ahora mismo me muero.” Para él lo es todo, y no solamente el atletismo, sino el deporte en general.

Para cualquier joven como Samuel siempre es difícil emprender una nueva vida lejos de su casa, lo que viene siendo la etapa universitaria. Y si a eso le sumas dejar atrás el club de atletismo que ha visto crecer a Samuel desde pequeño, la cuesta se hace más difícil aún. El atleta conquense relata que nunca le ha faltado el respaldo por parte de su familia, amigos y sobre todo por parte del club de atletismo. “Siempre me han dicho que me echan de menos, así que en ese aspecto me he sentido apoyado al 100%”. Un suceso que ha marcado un antes y un después en su vida personal y profesional, fue el fallecimiento de su padre, un hecho muy duro para Samuel que era un niño en el momento que sucedió. El atletismo y el deporte en general, tienen infinidad de cosas positivas y como relata Samuel, “utilicé el atletismo para evadirme y meterme en mi mundo, porque el atletismo es un deporte que hace que me evada por completo y me ayuda a no pensar en nada, solamente en correr. Lo que ocurrió fue para mí una motivación extra y es un apoyo que tengo siempre presente, y me acompaña en todas las carreras y en mí día a día también”.

img-20161206-wa0000
Campeonato de España por federaciones autonómicas en Calatayud (Aragón)                                     Fuente: fotografía cedida por Samuel Gómez

Dentro de todos los beneficios que tiene el atletismo, también hay que apuntar que como cualquier otro deporte tiene partes difíciles. Aparte de las dificultades que tiene practicar atletismo, también se suma la de ser capaz de compaginar un deporte que ocupa mucho tiempo de la vida cotidiana, con los estudios y el trabajo. Actualmente Samuel está estudiando la carrera de Ciencias de la actividad física y del deporte en Madrid, y a parte está trabajando en una empresa de “running” situada en el parque del Retiro compaginando el trabajo con los estudios. Afirma que “es bastante difícil compaginar estudios y trabajo, pero lo hago sacando tiempo de donde no hay, ya que es una pasión que llevo desde pequeño y no me cuesta trabajo hacerlo.”

El secreto de Samuel para hacer frente a los estudios, trabajo y deporte es intentar cuadrar bien toda la semana, las plantillas del trabajo al igual que las de los entrenamientos. “Por las mañanas hay días que tengo clases y otros días que no, después de las clases entreno, y luego estudio o si tengo que trabajar, trabajo entrenando a un grupo de 80 mujeres en el parque del Retiro”.  

Entrenamientos

20161215_172229
Samuel Gómez entrenando en la pista de Alcorcón/ Fuente: fotografía cedida por Samuel Gómez

Los entrenamientos en esta disciplina requieren un gran esfuerzo, por lo que este joven taranconero dedica varias horas todos los días de la semana, 360 días al año, entrenando dos horas más o menos al día. El entrenamiento en esta disciplina varía dependiendo del día de la semana, “hay días que tenemos rodajes cortos, rodajes largos, series, gimnasio. Es decir, no todo es correr, también tenemos nuestra sesión de gimnasio, ya que es importante ganar fuerza para correr”. Durante las semanas anteriores a las competiciones estos entrenamientos suelen ser más duros, dedicando mayor tiempo de lo habitual en el para aumentar la fuerza y la resistencia.

Objetivos

En el mundo del atletismo es muy difícil llegar a la cumbre del éxito, y poder ganar medallas y dar tu nombre a conocer. Y más, siendo un deporte no tan bien valorado como es el fútbol, llamado del “deporte rey”. Por eso y por más, las expectativas de un atleta por conseguir triunfar son muy grandes. Tal y como explica Samuel,  “el sueño de todo deportista es ser internacional, y poder vestir la camiseta de la selección española. Creo que es el objetivo de cualquier deportista que quiera estar en alto rendimiento. Es una situación difícil de conseguir, y sobre todo el atletismo porque a nivel nacional hay mucho nivel. La verdad es que es un sueño que tenemos todos y yo el primero; ojalá algún día pueda vestir la camiseta de la selección española”. Aunque el trayecto recorrido de Samuel parece fácil, ha sido todo lo contrario. A parte de la constancia que aporta en los entrenamientos, el joven atleta, al igual que muchos otros deportistas ha tenido que renunciar a cosas, como por ejemplo hacer viajes con la familia o con amigos. Y así lo afirma Samuel, “en estas Navidades he renunciado a un viaje con mi compañero de piso, porque tengo una competición que me coincide con los días en los que tenía previsto el viaje”.

En pocos años Samuel habrá terminado su carrera universitaria y no duda en dedicarse a dar clase de atletismo a niños, tanto si es en Madrid, como si es en el club de atletismo de Tarancón. El atleta afirma que “la vida da muchas vueltas pero si tuviera la oportunidad de entrenar a los niños de Tarancón o estar en la directiva del Club, no tendría ningún problema en aceptar esa propuesta”.

El deportista anima a los niños que se lo tomen como un juego, porque el atletismo no deja de ser un deporte que para ellos debe ser una diversión, que se olviden de la competición porque eso al principio da igual; que lo importante es hacer amigos, disfrutar de este deporte. Y a los adultos les aconseja que “sí ha sido una persona sedentaria o han tenido problemas de salud, el atletismo al igual que cualquier deporte es una segunda oportunidad para volver a empezar de nuevo y tendrían unos beneficios a largo plazo, en cuanto a saludo nos referimos.”

 

The following two tabs change content below.

Alexandra Lavinia

Leave a Response