El pasado sábado 10 de diciembre se disputaron los cuartos de final del Campeonato Regional de Galgos de Castilla La Mancha, en la localidad albaceteña de La Gineta. Sobre el tapete los mejores galgos de nuestra tierra, que junto a sus criadores pugnaban pasar a semifinales, e intentar conseguir un único objetivo: poder llegar y ganar la final el próximo 23 de diciembre.

España, es fiel a la cinegética de la caza con este animal y gracias a estos campeonatos, ha ido incrementando su importancia dentro y fuera del mundo galguero. Centrándonos en rasgos más específicos, estos perros poseen una complexión un tanto peculiar, la cual demuestra su gran capacidad de persecución detrás de su objetivo, -en este caso la liebre-. Este deporte se basa fundamentalmente, en la lucha mano a mano entre el galgo y la liebre, pero no solo cuenta quien la atrapa primero, sino; la veloz salida detrás de la tímida liebre, la gran resistencia y los pases limpios que realiza el galgo para conseguirla, y finalmente cómo la ha alcanzado.

En los últimos años, este deporte está siendo muy cuestionado por diversos temas. El Vicepresidente de la Federación de Galgos de Castilla La Mancha, Gonzalo Núñez, habló sobre un tema escabroso, el supuesto maltrato de los galgueros hacia estos animales, “duele que nos metan a todos en el mismo saco, nosotros somos amantes del galgo y jamás queremos que sufra. Como en todo, siempre hay ciertos criadores que hacen aberraciones con ellos, pero son solo eso, criadores. Ellos no son galgueros. Ahora mismo los perros que ves; pasan revisiones médicas, tienen una alimentación de lo más completa y se les cuida y quiere mucho”.

De la mano de este tema, Nuñez también comentó qué es lo que ocurre con los múltiples robos de estos lebreles “la gente que conoce más o menos este mundo, roba los perros a compañeros galgueros casi a diario, y debería darles vergüenza. Lo peor es que lo hacen sabiendo que perro roban porque les interesa un perro que tiene una gran trayectoria de premios o que genéticamente, da mucho para competir, pero no piensan en la “faena” que le hacen a sus dueños”.

img-20161210-wa0105

Pero volvamos a la fría mañana del pasado sábado. La jornada comenzaba muy temprano con la llegada de todos los espectadores, caballos, perros… Al corredero Casa Tente, en La Gineta (Albacete). Ya ubicados, topábamos con un gran contratiempo, la densa niebla. La misma que no levantaba, y hacía retrasar las carreras, pues la visibilidad era nula. Mientras el sol buscaba un hueco para dejarse ver, se realizó el sorteo, el cual dictaminaría que galgos o galgas se batirían en duelo en las persecuciones que a continuación se disputarían. Según el orden de sorteo, se continuó con la inspección veterinaria, así se conocería si los lebreles se encontraban en las condiciones óptimas para competir. Hablamos con el veterinario de la Federación de Galgos de Castilla La Mancha, Tomás González Ladrón de Guevara, quién nos comentaba que procedimientos seguía “este reconocimiento  se realiza cada día de campeonato, lo que principalmente examino es el estado del perro; la flexión de sus patas, el cuerpo y la cabeza”.

“Después compruebo con el lector especial si el perro posee su microchip, – mientras señala una parte del cuello- y el respectivo número de este,-que aparece escrito en la oreja-. Si estas dos cosas coinciden con su cartilla, puede competir. Hoy por ejemplo hemos ido a inspeccionar a una galga que competía, y me he dado cuenta que ésta cojeaba, he decidido descalificarla, porque lo primero es la salud del perro y esto debe cumplirse a rajatabla”. Además de este reconocimiento, Tomás Gonzalez está presente durante toda la jornada del campeonato; en caso de ocurrir algo, es el primero en asistir tanto a perros como a caballos.img-20161210-wa0091                 img-20161210-wa0086

Arriba, el momento del sorteo. Abajo, el reconocimiento médico

 

El corredero

Llega el momento de conocer dónde y cómo se desarrollaron estas carreras, y para ello, pudimos hablar con un juez de este campeonato, Eduardo Rodríguez Fernández, quien nos adentró en la normativa de este deporte “el corredero será el escenario de todas las carreras, una vez allí, procedemos a hacer una “mano”, que consiste en formar una línea horizontal en la que participan de delante hacia atrás; dos galgos cogidos en la misma collera por el “trajillero”,-uno lebrel lleva un pañuelo blanco atado al cuello y el otro, uno rojo, para poder diferenciarlos-, le siguen tres jueces a caballo, y atrás del todo, cerrando esta “mano”, los caballos de paseo y gente que sigue la carrera a pie. Todos vamos muy concentrados para ver cuando sale la liebre de la cama, en ese momento que la liebre ya comienza a correr, uno de los jueces pita el silbato y se le suelta la trajilla de los perros”.

“Ahí es cuando comienza la carrera. Los jueces a caballo galopan detrás de los lebreles y serán estos quienes dictaminarán qué galgo o galga ha sido el ganador o la ganadora de esta collera. Una vez que el perro alcanza la liebre, los jueces deben dar su puntuación mediante pañuelos; el rojo, da por ganador al galgo que porta el pañuelo rojo, el pañuelo blanco dará ganador al galgo de blanco. El pañuelo amarillo dictamina que la carrera es nula y el verde, un empate”.img-20161210-wa0102

“Hay que especificar que en la carrera participan tres jueces de campo, un comisario de carrera, y un cronometrador, que se encarga de medir y dar fe del tiempo de duración de dicha persecución, que sebe superar los 55 segundos, sino, la carrera es calificada nula”.

Durante toda la jornada, se soltaron un total de 4 colleras, es decir, 8 perros de los que sólo 4 pasaron a seminifales. Los cuatro cotos ganadores fueron; “La Rambla del Conde”, “San Isidro”, “Los Rosales” y “Santa Mónica”, y solo dos de ellos optarán a ganar la gran final el próximo 23 de diciembre.

Ir detrás de las diferentes “manos” es conocer a muchos galgueros y con ello, sus historias. Uno de ellos, Claudio Marín, relata que venía desde Fuenteálamo (Albacete) para ver lo que es su aficción desde joven, asegura que “toda mi vida he criado galgos en mi casa, los he llevado a campeonatos y como todos; unos perros han ganado y otros han quedado en puestos más bajos. Como a mi hijo también le gustan, le dejé encargado de mis perros, y aunque sigo ayudándole, ahora por la edad, no me puedo involucrar tanto como antes”. Asegura que este campeonato “ha sido duro, pues han salido perras y perros muy buenos para esta competición. Si el pase a semifinal ha estado reñido, imagínate como serán las siguientes eliminatorias ”, -dice entre risas-.

Extinción de la liebre de campo

La gran problemática que ha surgido este año, es la escasez de liebre de campo. En las diferentes fases clasificatorias para este Campeonato Regional de Galgos de Castilla La Mancha, se ha visto mermada la aparición de este animal. El vicepresidente de la Federación, Gonzalo Núñez, hacia hincapié en este problema “No es el caso de nuestro corredero, aquí en La Gineta pero si ocurre en la mayoría de los cotos de Castilla La Mancha. cada vez que los furtivos vienen a cazar a terrenos que nos han cedido a nosotros, a la Federación de Galgos, no respetan el terreno. Vienen a cazar  días antes de nuestra competición y como digo, en el mismo corredero. Utilizan coches todoterrenos que destruyen y aplastan a las liebres, las ahuyentan hacia otros terrenos. Por eso cuando venimos, no se encuentra rastro de este animal”. Núñez pide que se intente respetar, pues los galgueros sí respetan las tierras que se les ceden para que aumente la población animal, y los furtivos son quienes acaban con la misma.

Lo comentado en el párrafo anterior pudimos apreciarlo el pasado sábado, hasta que conseguimos ojear algunas liebres, pasó un largo periodo de tiempo. Si sumamos a esto el estado del corredero, embarrado por las fuertes lluvias de los días anteriores, obtenemos una larga jornada sin descanso; pues la primera carrera comenzó a las 12 de la mañana y la última persecución terminó a las 5 y media de la tarde. Atardeciendo se recogían a caballos y perros, y los espectadores galgueros abandonaban el corredero. Tocaba reponer fuerzas para las próximas semifinales del Campeonato Regional de galgos, en Castilla La Mancha.

imag0053-1

The following two tabs change content below.

Carmen Rodenas

Latest posts by Carmen Rodenas (see all)

Leave a Response