Rubén Marco Checa terminó su carrera en la facultad de periodismo de Cuenca en 2016 formando parte de la tercera promoción de graduados. Un año antes había estado en Perugia, Italia, cursando  unos meses como Erasmus y compaginando las clases de Ciencias de la Comunicación con la preparación del C1 de italiano. Fue unos meses después de acabar la carrera cuando Rubén consiguió un contrato con el periódico digital Voces de Cuenca donde ya había hecho prácticas durante dos veranos. En el mes de febrero consiguió una renovación de su contrato por otros seis meses.

Rubén nos cuenta sus experiencias en la facultad, qué le aportaron sus prácticas y el día de día en su trabajo, que dista mucho de ser el que vivió entre las paredes de la propia universidad.

Los comienzos como periodista

1)  ¿Cómo ha sido tu etapa como estudiante en la facultad de Periodismo? ¿Qué es lo que más echas de menos?

Pues la verdad que mi etapa como estudiante en la facultad ha sido muy gratificante. Durante los cuatro años de carrera tuve la oportunidad de aprender el oficio que desde pequeño siempre me había gustado y en la ciudad que nací y donde vivo. Gracias a esto, y a raíz de los diversos trabajos que nos mandaban los profesores, fui conociendo más Cuenca, empecé a conocer a los compañeros que trabajan en la ciudad y a darme a conocer, que es bajo mi punto de vista lo más importante, que te muevas y te des a conocer en la ciudad que estudias o vives.

Lo que más echo de menos actualmente son los horarios y sobre todo el plazo que tenía para escribir las diferentes piezas. No es lo mismo ir a clase, sentarte cuatro horas al día a escuchar al profesor que estar trabajando ocho horas diarias pendiente de mil asuntos y que ninguno se te pueda escapar. También añoro tener una semana o quince días para escribir un solo reportaje o noticia porque en la prensa local, o más bien en la prensa digital, suelo escribir unas 10 piezas diarias de diferentes temáticas.

2) ¿Dónde hiciste las prácticas? ¿Crees que te sirvieron para reforzar tus ganas de hacer periodismo?

Durante la carrera he hecho todas las prácticas que he podido. En el verano de segundo a tercero hice las primeras en Voces de Cuenca. En la época estival de tercero a cuarto lo mismo. Ya en cuarto de carrera estuve como becario en la facultad, que lo dejé en mayo para hacer prácticas en el gabinete de comunicación del Grupo Empresarial Granero durante dos meses y después, julio y una semana de agosto en la delegación conquense de Onda Cero.

Aparte he sido durante dos años consecutivos fotógrafo voluntario en el Festival Internacional de Periodismo de Perugia (Italia), una oportunidad muy enriquecedora y que recomiendo a todos los estudiantes que estén o se vayan de Erasmus a Perugia, donde estuve yo.

Y por supuesto que las prácticas reforzaron las ganas de hacer periodismo. No tiene nada que ver lo que haces en la facultad con lo que luego es en realidad la profesión. Vivirla desde dentro mi primer año de prácticas ya me motivó aún más a seguir solicitándolas y a no rechazar cualquier oportunidad de colaborar o escribir cualquier cosa para los medios.

3) ¿Cómo fue tu año de Erasmus en Italia? ¿Qué te aportó como persona y cómo periodista?

No tengo palabras para describir mi año de Erasmus en Italia, es una experiencia que hay que vivir. Que te den la oportunidad de vivir, y a veces estudiar, fuera de tu país es algo que ningún estudiante debería rechazar. En mi caso aprendí a desenvolverme por mí mismo, a gestionar mi economía, a darme cuenta de lo que realmente cuestan las cosas y que los caprichos hay que ganárselos.

Como persona me aportó muchísimo. Aprendí otra cultura, porque aunque se crea que Italia y España es igual no es verdad. Aunque entablar amistad con un italiano, y sobre todo con las italianas, es muy difícil nada más te conocen, una vez te has ganado su confianza son personas que te ayudan en todo lo posible. Además no existe ese afán por el cotilleo que hay en España de saber en todo momento con quién se ha liado este o con quién se ha acostado la otra. Se preocupan por las cosas que de verdad importan y no por estas memeces.

Como periodista me aportó también muchísimo. Aunque allí la carrera no es periodismo sino Ciencias de la Comunicación, me dio la oportunidad de estudiar cosas que de haber hecho el tercer año en Cuenca no habría podido como estudiar sociología cultural, comunicación publicitaria, marketing turístico, relaciones públicas y lo que es más importante conseguir un nivel C1 en italiano. Lo único que sí estudié y está en esta facultad es comunicación corporativa.

Además Perugia, en el centro Italia, cada año celebra el Festival Internacional del Periodismo. Poder hablar aunque sea 10 segundos con los directores de la BBC, el New York Times o la CNN es algo simplemente impresionante, que en España nunca me habría pasado. Allí aprendes muchísimo en los cinco días de festival, incluso más me atrevería a decir que en la carrera. Poder estar casi una semana recibiendo “clases magistrales” de tan importantes figuras del panorama periodístico mundial es algo que no hay que dejar pasar.

4) ¿Tenías pensado seguir estudiando al acabar la carrera o pensabas ponerte a trabajar? ¿Tenías alguna preferencia: prensa, radio, TV?

Acabé tan cansado de estudiar y de hacer mil trabajos cada día que quería tomarme un año sabático o en su defecto trabajar. No me veía capacitado para seguir estudiando. Por eso solicité las prácticas de verano en Onda Cero, para empezar ya a desenvolverme más en el panorama mediático y coger también práctica en el mundillo audiovisual porque en el día de mañana nunca sabes donde puedes acabar.

Mis preferencias eran prensa y radio. Yo soy negado para hacer televisión, a pesar de que con Nico y Belén en el Observador sí que llegué a cogerle el gustillo a hacer reportajes. Pero tener que depender de tres o cuatro personas para hacer una pieza, tener que desplazarte, tener que grabar mil planos recurso y tener que estar después sintetizando todo en dos minutos es algo que no llevo muy bien.

Por eso me gusta más la prensa escrita y la radio. Si tienes que hacer alguna entrevista o algún reportaje, llamas a la persona por teléfono, le sacas la información y ya. No tienes que estar pendiente de a ver cuándo puedo ir a grabar, de estar pendiente de la agenda del entrevistado, etc. Sobre todo la prensa escrita. A mí me gusta mucho escribir y me encanta usar diferentes recursos estilísticos y desatar la imaginación a la hora de hacer los textos.

La experiencia en Voces de Cuenca

5) ¿Cuánto tiempo pasó desde que saliste de la facultad hasta que encontraste tu primer trabajo? ¿Te costó mucho conseguirlo?

Presenté el TFG el 29 de junio de este año y, si no recuerdo mal, el 19 de julio me llamó el director de Voces de Cuenca porque querían contratarme. Finalmente me incorporé al periódico el lunes 8 de agosto y, si te descuidas, no pasó ni un mes entre que acabé y empecé a formar parte del tejido periodístico local. Para mí obviamente fue una sorpresa, porque no me lo esperaba para nada, y por ello estoy muy agradecido al periódico por querer contar conmigo.

Creo que cuando en unas prácticas das todo lo que tienes, aunque sea gratis, luego se te recompensa con un contrato como ha sido mi caso.

En Voces cartel Rubén
Primer día de Rubén en Voces de Cuenca. 8 de agosto de 2016.

6) Cuéntanos tu día a día en Voces de Cuenca. ¿Cómo ha sido el cambio de estudiar el periodismo a ejercerlo?

Imagínate. El cambio ha sido muy grande. En la facultad te dan pautas para hacer las cosas pero luego cada medio tiene su libro de estilo y sus formas de hacer las cosas. Además cuando eres estudiante te dan muchísimo tiempo para hacer las cosas. Como te comentaba antes, he llegado a tener hasta quince días y tres semanas para escribir un reportaje, en cambio en Voces de Cuenca hay ocasiones en que tengo que escribirlo en una mañana.

Bajo mi punto de vista nos han malacostumbrado dándonos mucho tiempo para hacer las diferentes piezas, cosa que, por lo menos en la prensa local y en la digital, luego nos pasa factura al no ser capaces en cierto modo de adaptarnos a la velocidad y agilidad para escribir que los medios requieren.

Me acuerdo que muchas veces me he quejado a José María Herranz diciéndole que nos daba poco tiempo para escribir las cosas y él nos contestaba que en la vida real no iba a ser todo idílico. Ahora me acuerdo mucho de él (risa).

Y el día a día en Voces de Cuenca pues depende. Hay veces que me toca turno de mañanas, otros turnos de tardes y otros a jornada completa. Cada uno es diferente y lo que haces no tiene nada que ver. Por ejemplo en el turno de mañana lo primero que hago cuando llego al periódico es leer tanto el boletín de la provincia como el diario oficial de Castilla-la Mancha, el BOE o los boletines de las Cortes de C-LM o el Congreso para ver los diferentes proyectos que se publican, las becas y ayudas, expropiaciones, modificaciones de carreteras, etc. Son muy buena fuente de información. Luego por ejemplo cuando trabajo de tardes suelo estar más pendiente de cómo transcurre la semana y de ir haciendo temas, reportajes y piezas de cara al fin de semana y preparar previsiones para el día siguiente para el compañero que empiece a las 8 de la mañana.

7) ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo en Voces de Cuenca? ¿Y lo que menos?

Lo que más me gusta de mi trabajo en Voces de Cuenca es cuando en muchas ocasiones ayudas a la gente y trasladas información a la gente que les puede ser de interés. Te pongo un ejemplo de mi primer año de becario: el polígono industrial donde mi padre tiene su empresa, desde que fue construido hace 20 años nunca les habían puesto nombre a las calles, por lo que tenían muchos problemas con el correo, repartidores, proveedores, etc, porque no tenían ninguna referencia y ellos solo podían decir que se encontraban en la parcela X. Entonces me fui hasta el polígono, moví el tema hablando con diferentes empresarios de la zona y con el Ayuntamiento y, gracias a que esto salió a la luz gracias a mí, el Consistorio puso nombre a las calles unos meses después de que hiciera el reportaje.

Es muy gratificante ver cómo tu trabajo ha ayudado a que la vida o el trabajo de algunas personas cambien a mejor.

Luego lo que peor llevo de mi trabajo es trabajar los fines de semana y días festivos que te toca guardia. Por lo general no suele entrar casi ninguna nota de prensa en el correo y durante la semana tienes que ir preparándote bastantes temas para poder afrontar estos días en los que la actualidad escasea.  Todo esto, casi siempre, sin dejar de lado el ritmo diario del medio.

Sobre el futuro

8) ¿Piensas seguir formándote e invirtiendo en el periodismo?

De momento no. Creo que por mucho que estudies y muchos másteres que hagas y muchos títulos que consigas, aunque te llenen el currículum y puede que valgan más a la hora de buscar trabajo, donde de verdad se aprende es en la calle y en la redacción, no en un aula.

9) ¿Te ves trabajando en el periodismo local y regional o te gustaría cambiar de ámbito para el futuro?

La verdad que me gustaría continuar en el periodismo local todo el tiempo que pueda. A parte de que aprendes muchísimo y cada día estás haciendo cosas diferentes, cada vez que tienes que desplazarte para una convocatoria como mucho tardas quince minutos.

Tengo amigos que trabajan en el periodismo regional y nacional y están un poco cansados. Casi por norma general están especializados en un ámbito y trabajar en una ciudad capital de Comunidad Autónoma o Madrid siempre supone perder mucho tiempo en transporte, en moverte de un sitio a otro, etc.

Además, la ventaja que tiene el periodismo local es que acabas conociendo a todos los gabinetes, a todos los políticos y a todos los actores de la información y si quieres obtener información de ellos los puedes llamar sin problema a su móvil y el gabinete te lo puede gestionar más rápido que, por ejemplo, la oficina de prensa de un Ministerio o de Moncloa. Encuentro muchas más ventajas trabajando en el periodismo local que en el regional o nacional, aunque no lo descarto, que nunca sabes lo que te puede deparar el día de mañana.

10) ¿Qué consejo le darías a alguien que se gradúa a la hora de buscar su primer trabajo?

Lo primero que empiece a moverse lo más rápido posible en donde quiera trabajar para que la gente lo vaya conociendo y que vaya haciendo todo lo que pueda para que tu firma quede en Google. Por mucho que hayas sacado sobresalientes o matrículas de honor, el día de mañana a la hora de buscar trabajo van a llamar a medios donde hayas hecho las prácticas para pedir opinión o recomendaciones o van a poner tu nombre en Google a ver cuántos artículos has publicado.

Eso es lo más importante, moverse todo lo que uno pueda y no quedarse sentado en casa esperando que te llamen de Telecinco, Antena 3 y La Ser para ofrecerte trabajo sin haber hecho nada antes.

Voces día renovación Rubén
Rubén en el día de su renovación en Voces de Cuenca. Febrero de 2017.
The following two tabs change content below.

Juan Pérez

Estudio cuarto de Periodismo en la UCLM. Toco la guitarra eléctrica en mis ratos muertos y escribo en los vivos. Las letras y la música me ayudan a encontrarle nuevas perspectivas a esto del vivir.
Juan Pérez

Juan Pérez

Estudio cuarto de Periodismo en la UCLM. Toco la guitarra eléctrica en mis ratos muertos y escribo en los vivos. Las letras y la música me ayudan a encontrarle nuevas perspectivas a esto del vivir.

Leave a Response