El discurso político ha sustituido el eje izquierda-derecha por el eje pueblo-elite

Los alumnos de segundo curso de la Facultad de periodismo de Cuenca han contado con la presencia de Guillermo Fernández Vázquez, licenciado en sociología y filosofía y que en la actualidad se encuentra sumergido en su tesis doctoral sobre la construcción de identidades políticas dentro de Podemos y el Frente Nacional francés. Este es el motivo que le ha llevado a centrar la conferencia en torno al populismo y ejemplificarlo con dos casos; Pablo Iglesias y Marine Le Pen. Todo ello con el objetivo de hacer ver a los alumnos un punto de vista más científico y analista, para entender qué es eso a lo que se le llama populismo.

El populismo siempre ha sido un fenómeno secundario en la historia, pero desde la creación de nuevos partidos políticos en España, este concepto ha tomado impulso. Esto es así, tanto que en 2016 fue elegida la palabra del año por la Fundéu. A pesar de ello, no hay acuerdo para fijar una definición de populismo, no existe una definición canóniga que se pueda enseñar en las facultades de ciencias políticas. Según Guillermo, parte de este problema surge de considerar el populismo como un fenómeno sin importancia en la vida política del país, pero sobre todo parte de catalogar este término como un insulto, como una connotación negativa.

En la conferencia, celebrada el pasado 21 de febrero, se hizo hincapié en que el populismo establece una clara diferencia entre el pueblo y las élites. En España se ha podido apreciar esto con Podemos, ya que han intentado cambiar las coordenadas del sistema político, sustituyendo el eje izquierda-derecha por el eje pueblo-elite, provocando así la movilización del pueblo. El propio Guillermo definía este término como “una retórica, una manera de hablar que divide el campo político entre un pueblo y la élite”.

Populismo internacional

Marine Le Pen fue otras de las protagonistas de la conferencia. La candidata del Frente Nacional lucha por alcanzar la presidencia de la república francesa, cuyas elecciones tendrán lugar el 23 de abril y el 7 de mayo. La primera ronda enfrentará a todos los candidatos de los diferentes partidos; la segunda, solo a los dos más votados.

En el populismo, el lenguaje es una de las cosas más importantes; el que nos permite dar sentido a las cosas y disputar palabras y conceptos. Le Pen se presenta como la mejor solución para restaurar la república francesa, basando su discurso en dos palabras clave: Orden y Estado. La candidata ha sabido cambiar el sentido de la palabra República, haciendo de ella su mejor defensa, cuando sus oponentes la utilizaban como un insulto hacia su partido.

Guillermo Fernández permitió a los alumnos de periodismo reflexionar sobre el Spot de la campaña electoral del Frente Nacional, mostrando así las partes más metafóricas de este. Un video donde se realza la figura de Marine Le Pen, dejando de lado al partido. Fernández Vázquez expuso su idea afirmando que: “Francia se encuentra al borde del abismo, de la desaparición y donde Marie Le Pen es la candidata válida para salvarla”.

Entrevista a Guillermo Fernández Vázquez

Guillermo Fernández Vázquez es  licenciado en sociología y Filosofía. Cuenta con una beca de Formación del Profesorado Investigador en la Universidad Complutense. Y en la actualidad se encuentra realizando una tesis sobre la construcción de identidades políticas dentro de Podemos y el Frente Nacional francés.

Pregunta: ¿Qué es el populismo? ¿Podrías definírnoslo de manera breve, como si se tratase de un tweet?

R: Populismo lo definiría como una retórica, una manera de hablar que divide el campo político entre un pueblo y la elite.

P: ¿Cuál cree que es el papel del populismo en la política española actual?

R: Tiene como dos papeles; uno como insulto, entonces una acusación del enemigo abatido, el que amenaza el orden democrático, como que el populismo es la amenaza como el peligro que hay que conjurar. Por otro lado, hay otros actores en particular Podemos que se reivindica como populistas o que ha podido reivindicarse como populista por escrito al menos, y que si que al menos en algún momento de su existencia han querido cambiar las coordenadas del sistema político, sustituyendo el eje izquierda-derecha por el eje pueblo-elite o arriba o abajo. Desde el punto de vista del Partido Popular y el Partido Socialista, el populismo sería Podemos, Esquerra Republicana de Catalunya con la cuestión catalana porque también hay una movilización del pueblo.

P: ¿Por qué para el populismo la cuestión del lenguaje es tan importante?

R: Por varios motivos, el primero porque el populismo es una retórica y segundo porque entienden que el lenguaje es lo más importante en política y eso es muy controvertido, porque piensan que lo fundamental para la política es decidir el sentido de las cosas y que la pelea fundamental es disputar palabras, conceptos… Por ejemplo, todos los partidos se pelean para definir situaciones y poner nombres, entonces si tu logras  disputar la palabra patria y resinificarla y traerla a tu terreno, entonces has ganado, por eso es importante el lenguaje porque es el construye sentido y es el que construye también dinámicas de identificación política y de pertenencia política. Por ejemplo: cuando Marine Le Pen dice yo soy republicana, de la República francesa, está diciendo, antes me insultaban con esa palabra, ahora yo reivindico esa palabra contra vosotros, entonces por eso es tan importante la disputa por las palabras. Vivimos en una sociedad donde la importancia de los medios y de la palabra es fundamental, hay tantos medios y tantas formas de producir mensajes que hay mucha atención hacia lo que se dice, hay mucha más proliferación. La cantidad de mensajes que da un político hoy en día es alucinante, habría que ver y comparar cantidad y calidad comparando con hace 25 años, cuantas declaraciones diarias, sobre cuantos temas tenían que posicionarse un político, aquí tiene que ver con la sociedad mediatizada.

P: Usted afirmó en su artículo “Marine Le Pen y las palabras” que el Frente Nacional tenía 2 palabras clave como es el orden y el Estado, ¿cuál cree usted personalmente que son las palabras clave en el discurso de Podemos?

R: Al Frente Nacional le gustaría que le asociaran la palabra orden, la palabra Estado y la palabra República. A Podemos le gustaría que le relacionen con la palabra cambio, en cierto momento y en menor medida con democracia, también algunos derechos humanos, pero vamos fundamentalmente cambio, eso es lo que le gustaría a Podemos simbolizar cambio, pero evidentemente para mucha parte de la sociedad es dictadura o incluso amenaza.

P: Continuando con el artículo, también se habla de una plasticidad discursiva por parte del partido de Marine Le Pen, ¿cree que en España con ciudadanos ha ocurrido algo parecido?

R: Sí, y con Podemos, desde luego, lo que pasa es que Podemos, en mi opinión, no ha tenido tanta plasticidad discursiva. Lo que decía en el artículo era que Marine Le Pen es capaz de tomar referentes de otras tradiciones políticas y reivindicarlos como propios, yo creo que Podemos lo hizo en cierta medida cuando empezó a reivindicar cosas como patria, que era como una referencia muy de derechas, en ese aspecto sí, pero como por ejemplo, no se ha atrevido a coger a personajes que tuvieran a referentes de la derecha o del PSOE y tratar de resignificarlos y llevarlos a su causa. Ciudadanos ha sido quizás el más ecléctico. Ciudadanos lo mismo un día copiaba lo que hacía Podemos y otro día copiaba lo que hacía el PP, sobretodo en la campaña del 20D. Yo creo que eso fue parte de su éxito, el ser muy laico.

P: Volviendo al populismo, solo se habla de este término en política pero, ¿Cree que se puede exportar este concepto a otros ámbitos, como por ejemplo al deporte o a la prensa deportiva?

R: La prensa deportiva es terriblemente populista a veces, habría que definirlo, pero creo que efectivamente lo es. Sería interesante ver en qué sentido la prensa deportiva puede ser populista. En la prensa deportiva últimamente se critican mucho los programas como Los Manolos y Jugones, porque no hablan de deportes sino que hablan de cotilleos. Creo que en muchos sentidos la prensa deportiva a veces es populista.

The following two tabs change content below.

Sara Acero

Latest posts by Sara Acero (see all)

Leave a Response