Podemos presiona a los periodistas. Esta es la denuncia que la Asociación madrileña de la Prensa acaba de realizar. No sabemos si esta denuncia marca una nueva etapa en la vida de la Asociación periodística, más crítica y menos corporativa. Lo que sí sabemos es que presiones, los periodistas las reciben de todos los colores y en todo momento. Lo que cambia es la forma. Están las sutiles e indirectas, ligadas al ingreso publicitario.  Qué director de un medio no ha oído la frase: “Si no me tratas bien, te corto el grifo de la publicidad”, ya sea de un empresario o de un político en el poder. Luego está la directa, una presión que consiste en amenazar el futuro laboral del periodista si no escribe al dictado. Y, finalmente, está la mafiosa, que amenaza la integridad física suya y hasta la de su familia.

En un país como el nuestro, donde las estrategias electorales marcan la vida de los partidos, pocos se resisten a la tentación de presionar a los medios para que informen favorablemente. Y menos el PP, que ahora se rasga las vestiduras ante lo que han calificado como un ataque a la independencia del cuarto poder. Al PP de Telemadrid, Canal 9 o TVE, accionista de Libertad Digital y promotor publicitario de diarios como La Razón, se le podría decir aquello de “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

The following two tabs change content below.

Antonio Laguna

Leave a Response