Nieves Ramos Rosario, presidenta de la Federación de Asociaciones Empresariales de Empresas de Inserción, fue una de las invitadas al Seminario “De las relaciones públicas a la comunicación corporativa” celebrado el pasado 27 de marzo en el Salón de Actos de la Escuela Politécnica de Cuenca.  La presidenta de FAEDEI es especialista en economía social y la pasión por su trabajo le ha llevado a crear una empresa para dar trabajo a personas con dificultades. En 2014 fue galardona con el Premio Isabel Ferrer, otorgado por la Generalitat Valenciana, como reconocimiento a su trabajo y dedicación a las empresas de inserción.

 

P. ¿Cree que la gente de a pie es consciente de la necesidad de las empresas de inserción?

R. No, no las conocen y al no conocerlas no lo consideran. Es cierto que a medida que vamos mostrando quiénes somos y qué es lo que hacemos nos preguntan que por qué no han nacido antes, pero tenemos un déficit de marketing y de comunicación.

P. ¿Recibís muchas ayudas de los Organismos Públicos para llevar a cabo este tipo de empresas?

R. No, para constituir la empresa no. Recibimos ayudas para la contratación de las personas más vulnerables y las Comunidades Autónomas deciden qué tipo de ayudas nos pueden dar para la contratación.

P. ¿Qué papel juega el mundo de la legislación en este apartado? ¿Está haciendo un buen trabajo?

R. Sí, en este momento creo que tenemos una legislación que va por delante de nuestras posibilidades. La Ley 31/2015 nos ha puesto en un escenario que puede ser muy interesante para las empresas de inserción si realmente la Administración Pública, que es la principal implicada, cumple con esa ley.

P. En cuanto al ámbito ejecutivo, ¿Cree que el gobierno actual está haciendo bien sus deberes con este problema?

R. No, ningún gobierno está haciendo bien su trabajo

P. ¿No hay ninguno mejor que otro?

R. Bueno hay gobiernos más sensibles o personas dentro del gobierno más sensibles. Entonces cuando te encuentras, en una consejería, a una persona sensible notas que eso avanza y en ese sentido los hay de todos los partidos políticos. Pero en términos generales, de la Administración o del Gobierno, están a otras. Se encargan de otras cosas, no precisamente de esto.

P. Hemos hablado de grandes poderes y de altas esferas (gobierno, sociedad, leyes…) pero, ¿Qué puede hacer el ciudadano de a pie?

R. Primero conocernos. Las redes sociales y los medios no impiden el contacto que tenemos tú y yo ahora, ¿no? Que tú vayas a visitar a las empresas, que tú conozcas a la gente, que vivas lo que ellos viven. Eso es lo que nosotros necesitamos que se traslade. La vida de la gente, lo que le supone para ella ponerte en un trabajo y el entusiasmo. Yo creo que el periodista tiene que investigar, pero tiene que entusiasmarse con su trabajo y con lo que hace. Y si está entusiasmado seguro que le va a salir bien todo.

 

Nieves Ramos Rosario, presidenta de FAEDEI, hablando con los asistentes del seminario

P. Entonces, ¿Cree que existe un periodismo de inserción que ayuda a esta labor o por el contrario ejerce como un contrapoder en esta causa?

R. Yo creo que tiene que existir un periodismo integrador, solidario, al servicio de la ciudadanía y no al servicio de las grandes potencias. Yo creo que si una persona es cercana y está en la vida de la gente no hace falta mucha más especialización. La cercanía es una característica importante. No podemos hacer periodismo desde los textos que nos llegan, desde las agencias y desde las redes sociales. Tenemos que volver a la puta calle. Si algo tiene la crisis es que ha puesto en solfa a muchas cosas y una de ellas es que la gente se ha movilizado y que los medios no controlan la totalidad de la información. Ahora es mucho más dispersa. También es más difícil seleccionar, pero cualquier micrófono, cualquier grabadora puede causar un gran impacto a nivel social sin grandes medios. Yo creo que se ha democratizado mucho la información con la crisis y que hay mucha gente que está trabajando para contraponer este sistema tan brutal.

P. Hablando de crisis, si ya es difícil encontrar un trabajo de por sí en este momento ¿Cree que la situación está muy mal para estas empresas?

R. No, yo creo que porque la situación está mal, estas empresas se hacen aún más necesarias, porque precisamente trabajamos con la gente que, difícilmente, va a llegar al mercado ordinario. Por tanto son más necesarias y ahora mismo estamos creciendo.

P. Su trabajo se vio reconocido en 2014 cuando fue galardonada con el Premio Isabel Ferrer como reconocimiento a su gran esfuerzo. ¿Cómo vivió ese momento? ¿Esto le ayuda a seguir con las empresas de inserción pese a las dificultades?

R. Los premios son siempre un motivo de alegría. Sin embargo, yo creo que hubiese seguido trabajando por las empresas de inserción, pero da mucha fuerza que te reconozcan y te den los premios vivos porque una vez muerto ya no valen para nada.

P. ¿Con qué dificultades se ha encontrado a lo largo de estos años?

R. Hay una gran dificultad con la Administración Pública porque es muy pesada, burocrática y lenta. Después tenemos la dificultad del mercado ya que la crisis ha golpeado a muchas empresas y a nosotros también porque nos llega gente cada vez más vulnerable y difícilmente podremos incluirles en el mercado ordinario.

P. ¿Con qué colectivos es más duro el trabajo de inserción laboral?

R. No hay colectivos, las dificultades las tenemos las personas y las personas en función de la vida que han tenido y de las experiencias que han tenido que sortear. Cada una ha tenido la suya. No puedo hablar de colectivos sino de personas.

P. Usted a lo largo de los años ha ido conociendo la situación y su evolución, ¿cree que en un futuro no será necesaria la labor de las empresas de inserción?

R. Eso lo decía yo antes y ahora no lo digo. ¿Sabes por qué? No porque no lo necesitemos sino porque yo creo que este modelo, en el que trabajamos personas normalizadas y personas que no lo son tanto, genera un ecosistema de solidaridad, de compartir, de ser más iguales. Ojalá no necesitemos que haya vulnerabilidad, pero sí que mantengamos este tipo de economía circular más centrada en las personas.

The following two tabs change content below.

Leave a Response