Carmen Comos Tovar es la actual directora de  CEPES (Confederación Española de la Economía Social). Lleva 16 años dirigiendo toda la actividad de CEPES. Es defensora y representante de la Economía Social tanto a nivel nacional como internacional. Es también, autora de numerosos artículos y ponencias relacionadas con el sector empresarial de la Economía Social. Nos cuenta aspectos importantes de la Economía social y nos da su opinión sobre temas como la crisis económica y el empleo.

P. ¿Con qué objetivos se creó en CEPES?

R. El objetivo  principal con el que se crea CEPES es ser un Lobby empresarial ante el poder de los gobiernos. Había un modelo empresarial que era evidente. En su día, cuando se constituyó, CEPES estaba formado solamente por las unidades cooperativas, puntualidades y sociedades laborales. Por esto, las organizaciones vieron la necesidad de intraocular con el gobierno para defender este modelo de empresa porque ya estaban adquiriendo una alta relevancia. Y luego hubo una “invitación “del propio gobierno de aquella época, que necesitaba crear un único interlocutor para responder a todas las necesidades de todo este nuevo movimiento empresarial.

P. ¿Cómo definirías la economía social?

R. El modelo de  empresa de economía social la definiría como un modelo que está en el mercado y que comparte unos principios de funcionamiento diferentes a otros modelos de empresa donde prima la persona por encima del capital, donde la toma de decisiones se toman en base a unos criterios de solidaridad y de participación democrática. Lo más importante está en que el reparto de beneficios  de este tipo de entidades se hace con objetivos colectivos o para la mejora del propio empleo y que no buscan la maximización del beneficio a corto plazo, buscan la sostenibilidad en el tiempo.  Son empresas de carácter privado que están en el mercado,  que tienen que ser viables y competitivas, y como dice nuestro director son empresas con “alma”  y con valores. El simple hecho de que la persona prima por encima del capital  condiciona el funcionamiento de toda la empresa.

P. ¿Qué aspectos negativos dirías que tiene la economía social?

R. Para mí, todo lo que es hacer economía en general es positivo. Desde el punto de vista empresarial la economía social no tiene ningún aspecto negativo. Aunque sí que debemos mejorar  en muchos sentidos. Por ejemplo en la comunicación. Tenemos que darnos más a conocer como modelo de empresa porque al final esta falta de comunicación no afecta solamente a los medios de comunicación sino que también a los propios clientes de las empresas. Esta falta de comunicación cae en cascada en muchos aspectos  con lo cual a veces este modelo de empresa tiene más dificultades de desarrollo en el mercado que otros modelos empresariales. Por eso todavía tenemos muchas cosas que mejorar.

P. ¿Existe alguna ley en la actualidad que afecte a la función de CEPES?

R. En este aspecto la ley 5/2011 de economía social fue un punto de inflexión importante para hacer pedagogía en el congreso. Ahora mismo en políticas de empleo, emprendimiento  y formación, la economía social, gracias a la labor de interlocución que tiene CEPES, está recogida y no tiene ningún tipo de aspecto negativo con respecto a otros modelos de empresa. Eso sí, existen leyes sectoriales que todavía impiden que las cooperativas puedan actuar. Y en ese sentido hay que regularlo y mejorarlo. No tiene sentido que haya empresas de economía social que tienen centrales nucleares que están en formato cooperativo y sin embargo hay sectores económicos como el sector seguros o el sector farmacéutico donde todavía no podemos distribuir energía. Esas cosas se producen seguramente por la ignorancia del legislador y porque también hay lobbies empresariales  importantes que evitan que pasen a otros interlocutores.

P. ¿Es factible a día de hoy el concepto de economía social aplicándola a nivel de la comunidad europea?

R. Hay un acerbo comunitario muy importante sobre el concepto de economía social a nivel europeo que lo marca Social Economic Europe, pero es verdad que la realidad territorial de los 28 estados miembros es muy diferente.

Todo el arco de mediterráneo, desde Francia para abajo, compartimos el mismo concepto de economía social que ya he dicho. De los países nórdicos sobre todo Alemania, descontando países como Suecia, Noruega, Finlandia que son muy parecidos a España, el termino de social economic no se utiliza como tal ya que se habla más de cooperativismo y mutualidad. Todo esto nos debilita y por eso estamos intentando cambiarlo.

Luego en otros países se utiliza el término de “tercer sector” pero tercer sector es otra cosa, tercer sector es lo que decía Pancho Salinas que es “La economía social de no mercado” estamos hablando de fundaciones y asociaciones que no generan bienes y servicios en el mercado.

Y  luego están los países del Este que acaban de entrar a la Unión Europea y que todavía tienen raíces históricas de sus modelos económicos, donde el término cooperativo tiene mucho intervencionismo por parte del estado. Por lo tanto sí que es verdad que todavía hay que ordenar conceptualmente este tema pero lo que sí es evidente es que se ha convertido en un movimiento empresarial que está en todos los países. Por lo tanto ese modelo de trabajadores y empleados se ha acabado. Ahora hay autónomos y personas que se montan su propia empresa a través de una formula de economía social o a través de formulas tradicionales entonces estamos hablando de un arco de generación de riqueza más rico y diverso por lo que hay que modificarlo y también las instituciones están buscando la forma de regularlo.

P. En 2010, como indica en su página CEPES se ha convertido al libre comercio: ¿Cómo ha sido la adaptación?

R. Desde nuestra organización tratamos de que todos nuestros modelos empresariales de las diferentes figuras jurídicas en la medida en que son empresas de todos los tamaños que actúan en todos los sectores económicos tengamos que convivir en el mercado con todo tipo de empresas.

Toda normativa económica, laboral, empresarial, de fiscalidad, que cualquier legislador ejerza sea en Bruselas o en España, debe no poner barreras a este modelo de empresa.  Si se deciden en los mercados establecer acuerdos de libre comercio, nosotros lo que hacemos desde CEPES es intentar que  en esos  acuerdos  no se discriminen ese modelo de empresa.

Desde el año 2000  en CEPES coordinamos  la red euro mediterránea de economía social, que es una red que coordina varios países del mediterráneo. Hubo un momento que estaban los tratados de libre comercio con todos los países del mediterráneo entonces nosotros influimos en que en las políticas euro mediterráneas no se discrimine no se discrimine este modelo de empresa. Tenemos que participar en el mercado porque esto es un emprendimiento colectivo y defendemos eso.

 

Carmen Covos durante su intervención

P. ¿Qué importancia tienen los medios de comunicación en la economía social?

R. Son un aspecto clave, porque si no llegamos a los medios de comunicación y no somos capaces de transmitir a los medios de comunicación que este sector corrige desigualdades sociales, territoriales y que durante la época de crisis, donde todo el mundo estaba cerrando empresas, nosotros estábamos manteniendo el empleo seis puntos y medio por encima del mercado.

En mi opinión, los medios de comunicación siempre van a la noticia negativa, se centran en el cierre de una empresa. Entonces el aspecto positivo, que la gente también quiere escuchar, es difícil a veces difundir.  Es verdad que cuando un medio de comunicación nos conoce se genera  una relación con ellos. Desde hace años, cuando CEPES lanza una nota de prensa, no me preocupo porque sé que esa nota va a ser cogida por EFE, Europa Press, y por lo tanto se entiende que lo que dice CEPES ya importa. Sí que es verdad que la comunicación es una pedagogía continua con los medios.

También es clave que estudiantes que luego se van a dedicar a esto y a cualquier cosa relacionada con la comunicación, tengan el abanico de todas las cosas que hay que comunicar.  Está claro que salen conceptos económicos nuevos que  son noticia, pero hay veces que esa noticia no esconde ninguna novedad debajo y sin embargo tienes una trayectoria con los medios de comunicación que cada vez vas mejorando. Para mí los agentes de comunicación son muy importantes, y más ahora con todos los cambios de comunicación que ha habido, la desaparición del papel, el nacimiento de las redes sociales y el tema de la publicación digital ahora tiene más importancia que antes. Ahora cualquier noticia es inmediatamente conocida en Finlandia, digo Finlandia como EEUU o Latinoamérica, en ese proceso de aprendizaje estamos todos.

P. ¿De qué manera ha influido la crisis económica a la empresa de la economía social?

R. La crisis económica nos ha afectado como al resto de las empresas, hay empresas que han tocado techo y han tenido que cerrar porque los mercados mandan. Lo que es verdad es que la economía social ha tenido un comportamiento diferente al resto economías porque antes de cerrar se flexibilizan horarios, salarios y ya mejoraremos dentro de uno o dos años y eso ha permitido que las empresas se puedan mantener. Pero como empresa hemos tenido los mismos problemas que el resto. La clave está en cómo te mantienes frente a este reto de la sociedad. Cuando tú eres el propietario de esa empresa y no puedes soportar más la tensión económica decides el cierre. Esta es la gran diferencia de nuestro modelo con el otro, pero la crisis nos ha afectado a todos. Es verdad que mucha gente se ha quedado sin empleo a edades muy complicadas, lo cierto es que nuestros socios tienen doscientas estructuras de apoyo en todo el territorio y ahí tienen muchos servicios de atención al emprendedor y les han ayudado, les han motivado y  les han dado todos los instrumentos para que fundaran su propio negocio. Por lo tanto eso ha sido un valor añadido importante que la gente ha visto que a través de la economía social puede generar su propio puesto de trabajo.

P. ¿Qué objetivos tiene CEPES para el futuro?

R. Nuestro gran reto para el futuro es ser un interlocutor socioeconómico al mismo nivel que los sindicatos y la patronal, es decir, participar en el dialogo social junto con todos los actores socioeconómicos que generan riqueza en el país.

Si conseguimos ese objetivo como organización, la visibilidad, el conocimiento de este modelo de empresa, la garantía de participar en la construcción de todas las políticas públicas, que ya lo hacemos, pero no en ese diálogo social que esta anquilosado en los actores tradicionales se podrá hacer más visible.  La sociedad es mucho más rica y por lo tanto desde nuestro sector, cuando presentamos nuestras propuestas, creemos que es hora de que ese diálogo social que venía de los pactos de la Moncloa  y que esta encorsetado en sindicatos y patronal se abra a otros actores socioeconómicos que generamos riqueza en el país. Conseguido eso, es muy fácil que la sociedad conciba y visualice que existe otro modelo de empresa y que está ahí en el mercado.

Entrevista realizada por: Andrés Trello y Guillermo Palomares

The following two tabs change content below.

Leave a Response