Clara Bernet: “intentamos fomentar estas actividades para que los habitantes de Cuenca tengan la oportunidad de practicarlas durante todo el año”.

Circo Cisco se trata de un grupo de jóvenes que en el año 2013 se unieron debido a la afición que compartían por el circo moderno o contemporáneo. Su objetivo era dejar a un lado el concepto de circo americano, en el cual los animales son los principales protagonistas y sustituirlo por un circo sin animales y basado en el trabajo corporal y el compañerismo. La compañía trabaja en diferentes disciplinas como malabares, acrobacia, telas y cuerdas aéreas o monociclo.

El deseo de trasladar esta idea de circo a Cuenca les llevó a crear ‘A Saltos’, un proyecto que aspira a traer el circo como actividad deportiva a la capital conquense. Debido al éxito que tuvieron en ediciones anteriores, celebrándose las primeras el 7 de marzo de 2015 en el Polideportivo Luis Yufera, este año han llevado a cabo donde ofertaban una serie de talleres y espectáculos. Los talleres se han realizado los días 12, 13 y 14 de mayo en los gimnasios y patios del IES Fernándo Zóbel.

  

Los diferentes talleres están destinados a hombres y mujeres y niños, ya que dependiendo de la edad y el nivel se forma diferentes grupos. El curso intensivo tiene una duración de trece horas divididas entre el viernes, sábado y domingo con tres, seis y cuatro horas al día respectivamente. Debido al gran éxito que la asociación ha tenido en esta edición, en la cual ha habido 100 alumnos inscritos, 40 más que la edición anterior, se han formado tres grupos de niños y dos de adultos, los cuales van rotando para que todos tengan la posibilidad de probar todas las modalidades, entre ellas malabares, monociclo, rulo, funambulismo, zancos, telas aéreas, acrobacia, verticales, clown, cuerda aérea o acrodúo.

El sábado, además de las actividades correspondientes, la Asociación Circo Cisco ofreció a las 20:00h en el Teatro Auditorio de Cuenca una exhibición donde algunos artistas provenientes de distintos lugares de Europa tuvieron la ocasión de mostrar al público conquense sus habilidades. Sobre el escenario se encontraban: Rafa Peñalver, presentador François Pirouette; Miguel Chávez y Rocío Nieto, acrobacia en dúo; El Fedito, pelotas de luz; Nina Savidi red aérea; Aleix Lidon, monociclo; Moran Shoval, Libby Halliday y Fifi Rosenblat, trío portes femenino; Raquel Alonso, hula-hoop; Amaya Frías,  trapecio aéreo; y Lucas Escobedo, pelotas de rebote.

Pedro Parla, uno de los alumnos que ha asistido este año, declaró que “es el primer año que asisto a estas jornadas y ya estoy deseando que llegue el siguiente. Ha sido muy divertido y he aprendido mucho sobre la vida de estos grandes profesionales”. A todo esto, añadió que ve una manera distinta de hacer actuaciones de circo y le encantaría que se promoviese en pro de la libertad y violencia contra animales.

El domingo por la mañana las actividades estuvieron dirigidas a familias, con el objetivo de que padres, madres e hijos pudiesen participar juntos en las mismas actividades y disfrutasen del fin de las jornadas con un espectáculo de Slackline con música en directo. Además este año, como novedad la asociación ha recorrido algunas escuelas e institutos haciendo talleres que se encontraban dentro de la programación de la asignatura de educación física.

Pero el proyecto quiere ir más allá de los conquenses puedan realizar este tipo de actividades una vez al año. Por ello, una de las creadoras de ‘A Saltos’ y Circo Cisco, Clara Bernet, afirma que la idea que tienen es “que la gente se impregne un poco del circo y que estas actividades no se lleven a cabo solo durante tres días, si no que los habitantes de Cuenca tengan la oportunidad de practicarlas en actividades extraescolares durante todo el año”.

A las jornadas también asistieron profesores procedentes de otras provincias españolas. Uno de los colaboradores, Samuel Jimenez, tiene una pequeña Asociación y Escuela de Circo de Madrid llamada ‘scimmievolanti’, y durante el fin de semana se encargó de dar las clases de telas aéreas en el Instituto. El circense defiende que “las telas aéreas son el elemento más agradecido que hay de las disciplinas de circo, en el que enseguida vas evolucionando y vas aprendiendo cosas que te motivan, sin embargo hay otras disciplinas en las que se necesita mucho entrenamiento para empezar a ver los resultados.  Sin embargo, “a pesar de la satisfacción que produce, el ejercicio en telas duele y mucha gente tiene miedo al dolor”, afirma el profesor.

Además de las actividades impartidas durante el fin de semana, los formadores quisieron que la tercera edición fuese más allá y promocionaron sus jornadas el pasado domingo 7 de mayo con un pasacalles. En la actualidad, los componentes de la asociación suelen ensayar en el Centro Social del barrio de Las Quinientas y en las calles y parques conquenses, siempre y cuando la situación meteorológica lo permita.

Leave a Response