Este apasionante deporte, que a día de hoy, no tiene tanta afluencia, ni seguimiento como otros deportes tradicionales como el fútbol o el baloncesto, surge a finales del siglo XIX y principios del XX en Estados Unidos  por el director de Educación Física G. Morgan en el Ymca de Holihoke en Massachusetts. Morgan había creado una serie de ejercicios y de programas físicos para clases deportivas masculinas para adultos. De esta forma, combinando aspectos del baloncesto con sus propios métodos para la práctica deportiva, le llevó a crear un nuevo juego, el voleibol.

El voleibol es un deporte de equipo que consiste en golpear una pelota, tratando  que ésta bote en el campo contrario. Los campos están separados por una red que está colocada transversalmente en medio de la pista. Los dos equipos se sitúan en  los dos campos delimitados por la red y tratan de pasar el balón por encima de ésta con el objetivo principal  de que toque el campo contrario. Cuando la pelota cae en uno de los dos campos es punto para un equipo. En cada equipo solo pueden jugar seis jugadores y entre ellos solo pueden golpear el balón tres veces para poder pasarlo al campo contrario. La pelota se golpea de tres  formas distintas; el toque de dedos, toque de antebrazos y remate. Al comienzo de cada punto un equipo realiza el saque, a través del cual, un equipo tiene que pasar el balón al campo contrario golpeando solo una vez. Además, ningún jugador puede golpear el balón dos veces seguidas. Todos los partidos se juegan al mejor de cinco sets y para conseguir un set un equipo debe anotar veinticinco puntos.

El voleibol no es un deporte desconocido para la gente, porque sobre todo durante la época veraniega siempre se ha visto en las playas practicando este deporte, pero a pesar de esto, no es una práctica deportiva que tenga mucho arraigo en nuestro país. En Castilla –La Mancha existe una federación de Voleibol que organiza todos los años campeonatos regionales entre las diferentes provincias de la Comunidad Autónoma. La ciudad de Cuenca cuenta con un representante en esta competición, El Club Voleibol Hervás y Panduro.

Hervás: el único representante del voleibol conquense

En 1993 profesores y alumnos del Instituto Hervás y Panduro de Cuenca crearon un equipo para poder competir a nivel provincial. En el centro se juntaron tres profesores que habían practicado el voleibol antes y que habían llegado a jugar durante dos años en segunda División en el Alsimán. Durante los primeros años de existencia el CV Hervás compitió solamente en la liga provincial. En 1995 Fernando Cotillas, responsable de la Federación de Voleibol en Cuenca, sugirió convertir al C.V Hervás en el equipo  referencia de la ciudad y de la provincia.

De esta forma se trató de juntar a los mejores jugadores conquenses que había y el equipo pasó a ser el único representante del voleibol conquense en competiciones regionales y provinciales. Por otro lado, a pesar de que el club seguía manteniendo el nombre del Instituto y seguía habiendo estrechos lazos entre profesores y alumnos, el centro de enseñanza acabó desvinculándose de la propia gestión del club.

Actualmente, el CV Hervás posee equipos en las categorías oficiales de la Federación de Voleibol de Castilla- La Mancha: dos equipos masculinos y uno femenino en categoría juvenil, dos equipos en categoría cadete, uno  masculino y otro femenino, y en categorías sénior participa en segunda división un equipo femenino y otro masculino.

“Los jóvenes y el trabajo diario, las dos claves para el éxito”

La planificación y la configuración de los entrenamientos a lo largo del año es un elemento fundamental para obtener grandes resultados. Por esto, el CV Hervás comienza la temporada a finales del mes de agosto, donde las categorías inferiores del club desarrollan una preparación física que finaliza en el mes de Septiembre, justo antes del comienzo de las distintas competiciones. Para Santiago Sepúlveda, vicepresidente del club y entrenador del equipo femenino, es muy importante que durante este periodo de preparación física se combine con ejercicios técnicos con el balón. “A estos niveles menos profesionales, el equipo que gana es aquel que mejor despliegue táctico y técnico tenga. La forma física es importante, pero no definitiva”.  

Trás el periodo de preparación física se desarrolla la segunda fase de la temporada que son los entrenamientos, los cuales son la base principal para preparar los partidos.

El equipo cadete femenino realiza ejercicios para mejorar la técnica

Pero el trabajo diario con los jóvenes no es una tarea fácil, ya que se deben preparar los entrenamientos dependiendo las categorías que se entrene. “No es lo mismo preparar un entrenamiento para infantiles que no saben jugar que un entrenamiento para cadetes que llevan varios años jugando” asegura Jose Luis Núñez, segundo entrenador del equipo Juvenil Masculino A. En todos los entrenamientos se comienza con una fase de calentamiento individual, seguido de ejercicios en grupo para aprender los distintos gestos técnicos, y por último, se practican diferentes fases de juego y se simulan situaciones que pueden aparecer en los partidos.

Una cantera que ilusiona y sorprende

“Conseguir que los niños que vienen el primer día sin saber jugar al voleibol, les guste y vuelvan, a veces, es difícil, porque no es un deporte que se aprenda con rapidez” afirma Fredinson Mosquera Mosquera, entrenador de los dos equipos juveniles masculinos y senior. Pero el CV Hervás ha conseguido, especialmente en los últimos cuatro años, obtener grandes resultados campeonatos de España. Tanto es así, que el año pasado Cuenca fue la sede oficial del Campeonato de España de cadetes y en el cual, el CV Hervás consiguió quedar en cuarto puesto. Por otro lado, el equipo infantil obtuvo el sexto puesto. En 2015 los infantiles se proclamaron campeones de la Copa de España celebrada en Guadalajara, y el año pasado, con el mismo equipo en categoría cadete consiguieron el segundo puesto del torneo. A todos los torneos regionales y nacionales hay que destacar las grandes actuaciones realizadas en campeonatos en el extranjero, como los United World Games celebrados en Austria en el que consiguieron alzarse con el trofeo. Además, los propios entrenadores de la selección española han seleccionado a tres jugadores del Club, para que vayan a concentrarse en Palencia con la selección Permanente. Hace dos años fue llamado el jugador Pablo Vieco y este año,  tras el  gran nivel demostrado en los campeonatos de España, han seleccionado al capitán del equipo cadete, Pablo Mellado y al infantil, Guillermo Salmerón.

El equipo cadete posando con el trofeo conseguido en los United World Games

Pero a pesar de la marcha de jugadores importantes del equipo, Carlos Valero, actual capitán del equipo cadete, confía en las posibilidades del equipo este año, “Es cierto que hemos sufrido dos bajas importantes y que hemos tenido que reorganizar un poco el equipo, pero aún así seguimos teniendo las mismas ganas y creemos que tenemos muchas posibilidades en los torneos cadetes”

Como una gran familia

Pero no todo lo que los jóvenes aprenden en el CV Hervás está relacionado con el deporte. Valores como el compromiso, la responsabilidad y el respeto, son aspectos que también se tratan de transmitir a los jóvenes.”A mí me gusta que tengan respeto a sus propios compañeros  y principalmente al rival. A  partir de ahí, que valoren todo lo que tienen, respecto a las instalaciones , y al esfuerzo que hacemos todos en el club preparando los entrenamientos sin recibir un euro. Pero principalmente creo que lo que más se les debe inculcar a los jóvenes, es el compromiso con el equipo y el respeto hacia los rivales.Afirma Santiago Sepúlveda, el cual también anima a todos los conquenses interesados, que se apunten y prueben el voleibol que seguro les gustará practicar este deporte.

The following two tabs change content below.

Leave a Response