El Circuito de Albacete ha sido el escenario de la penúltima cita de la temporada del campeonato de España de velocidad que organiza la Real Federación Motociclista Española. El pasado domingo 1 de octubre, más de 8.000 personas de todos los lugares disfrutaron del espectáculo, donde la buena temperatura acompañó durante toda la jornada. La presencia tanto en las terrazas como en las gradas del circuito manchego animaban la mañana. La pista manchega se convirtió en juez para asignar los títulos que estaban en juego. Tras el warm up de la mañana daba comienzo las cinco categorías que se disputaban. La jornada comenzaba por la doble categoría 85Gp y Moto4. En la primera, Ivan Ortolá, campeón hace semanas, volvió a coronarse como ganador, por delante de José Antonio Rueda y del norteamericano Errol Sullivan.

El primer título en decidirse en la pista manchega era el de Moto4. Tras lograr la pole, Marcos Ruda (Cuna Campeones) tenía un gran reto, conseguir el título con antelación y así lo hizo el piloto. Durante la carrera no le fue del todo fácil, ya que tuvo una batalla con Roberto García que le plantaba cara, aunque Ruda acabó la carrera por la puerta grande. El piloto venció ante un numeroso grupo de aficionados llegados de su tierra que le animaron y celebraron su triunfo poniéndose la camiseta con el número uno.

Llegado el medio día y a pesar de que el calor iba apretando los seguidores del motociclismo seguíamos deleitándonos con el ruido de los motores. Era el turno de los participantes del Supersport300, que compartían asfalto con dos fórmulas de promoción como son la Youth Cup para los más jóvenes y la Women´s Cup para las mujeres. Samuel Di Sora (Supersport300) que consiguió el triplete: pole, victoria y liderato. El piloto apadrinado por la Universidad Politécnica de Valencia no ha dado opción a Supersport300 imponiéndose a los otros dos participantes Jorge Hernández y Álex Sanmartín.

Desde el suelo, Pedro Acosta campeón

En el momento de dar comienzo Premoto3, hasta tres autobuses llenos de aficionados llegaban desde Mazarrón para animar al piloto desde las gradas con banderas y pancartas. Todo estaba listo para acuñar al murciano Pedro Acosta el galardón de esta categoría; tan solo debía sumar 4 puntos para obtener el título de campeón. Tras la luz verde daba comienzo la carrera, en la primera curva se formaba un amplio grupo con Acosta, David Salvador, Julián Giral entre otros.

Momento de la salida de Premoto3 llegando a la primera curva (Fotografía: Elena Martínez)

El asfalto vivió múltiples adelantamientos durante todas las vueltas, una carrera que nos tuvo en tensión. La caída de Tatay hizo que el grupo se disolviera, mientras que a pocas curvas del final Acosta que lideraba la carrera se iba al suelo. La victoria se le adjudicaba a su compañero Adrián Huertas, mientras el segundo y tercer puesto era para David Salvador y Julián Giral respectivamente. Aun así, el joven piloto de la Cuna de Campeones se proclamaba campeón.

Superstock600, carrera accidentada que necesitó de dos salidas

“La segunda carrera del fin de semana, una de las mejores” decía el gerente del circuito de Albacete, Andrés Sánchez Marín. Le tocaba el turno a la categoría de Superstock600, que necesitó de dos salidas. La primera de ellas, tuvo un inicio accidentado, un accidente en la primera curva dejó fuera de carrera a Javier Orellana y a David Sanchís, provocando a la dirección sacar bandera roja. Ambos pilotos fueron evacuados al hospital dejando un mal sabor a los aficionados. La carrera se reanudaba media hora después a tan solo 12 vueltas. Héctor Garzó se imponía en solitario en la pista albaceteña alcanzando un ritmo vertiginoso para Marc Alcoba (Team Torrentó) y Miquel Pons (H43), a pesar de la sanción de seis puntos que los comisarios deportivos le impusieron a Alcoba el sábado por tirar a Garzó, tuvo destreza en el asfalto hasta remontar a la tercera posición. Borja Quero se iba al suelo a tan solo 4 vueltas de la final. De esta forma, Héctor Garzó se hacía con la victoria quedándose Pons y Alcoba en segunda y tercera posición respectivamente. Tan solo 25 puntos están en juego, Garzó lleva ventaja sobre Pons, por lo que el título se determinará en el campeonato de Jerez.

Héctor Garzó en la primera salida de superstock600 (Fotografía: Elena Martínez)
Un título que se avecina para Carmelo Morales

A pesar de que se acercaba la hora de comer, los aficionados no dejaban de ofrecer su apoyo y animo a los pilotos. De esta forma, llegaba el turno de Superstock1000 que eran las encargadas de dar por finalizado el campeonato en el circuito de Albacete. Carmelo Morales como favorito, lideraba la carrera de principio a fin. El principal contrincante por el título, Ángel Rodríguez que se fue en recto en la segunda vuelta en la curva 7 del circuito. Alejandro Medina y Pedro Rodríguez seguían a Morales. La categoría que cerraba el CEV, le daba la victoria a Carmelo que a falta de dos carreras por disputarse le deja el título sentenciado.

Con el campeonato de España finalizan las carreras en el Circuito de Albacete, un gran día para todos los que pudimos disfrutar del ruido y el humo en el asfalto manchego. La última cita de la temporada de RFME Campeonato de España de Velocidad se disputará en el circuito de Jerez, y será ahí donde se conocerán los últimos campeones de esta emocionante temporada 2017.

The following two tabs change content below.

Elena Martinez

Estudiante de Periodismo, en la UCLM en la Facultad de Periodismo de Cuenca
Elena Martinez

Elena Martinez

Estudiante de Periodismo, en la UCLM en la Facultad de Periodismo de Cuenca

Leave a Response