Juan José Jiménez Mazuecos, Responsable de comunicación del  Consejo Regulador Denominación de Origen La Mancha desde el año 2012, asistió el pasado 27 de septiembre a la Facultad de Periodismo de Cuenca, donde se llevó a cabo la primera jornada de la 3ª edición del Curso de Verano: “Vino y Comunicación”. La entrevista se realizó tras su participación en la Mesa Redonda: la comunicación del vino.

Pregunta. ¿Cuál fue tu primer contacto con el mundo del vino a nivel personal?

Respuesta. A nivel personal, siempre he estado vinculado con este mundo. Desde pequeñito recuerdo cómo mis padres lo ponían sobre la mesa en grandes celebraciones. Me llamaba la atención olerlo y mojarme los labios. Evidentemente no me gustaba porque era un niño, pero lo bueno es que asociaba el consumo de vino a algo natural, a la comida, no lo relacionaba con otras bebidas alcohólicas que tenía que beberlas a escondidas de mis padres.

P: ¿Y a nivel profesional?

Durante doce años he trabajado en Castilla-La Mancha TV y gran parte de las noticias las genera el sector del vino. He visitado bodegas, he escuchado a enólogos…y gracias a ello aprendí mucho de este tema. Así fue como me fui enamorando de este mundo poco a poco.

P. ¿Qué te impulsó a ser Responsable de Comunicación del Consejo Regulador Denominación de Origen?

R. Mi aventura en televisión acabó en 2012. En esos momentos, Ángel Ortega, actual gerente del Consejo, se encontraba en el departamento de comunicación y por una serie de motivos, tuvo que pasar a gerencia. Por tanto, quedaba un vacío que había que cubrir con urgencia. A mí me conocían porque había sido corresponsal en la televisión autonómica, había trabajado con ellos y me avisaron. Ahí comenzó todo.

P. ¿Por qué es importante la comunicación en el ámbito de la enología?

R. Lo he escuchado hoy en las redes y me ha encantado. “El vino por sí solo habla, dice muchas cosas. Solamente hay que saber escucharlo con los sentidos”. Pero también importa comunicarlo. Hace falta comunicar el vino como un producto más, teniendo en cuenta que es el pulmón económico de Castilla-La Mancha.

P. ¿Cómo se gestiona la comunicación en este ámbito?

R. La gestionamos semanalmente, con un planning y actuamos en diferentes ramas. Utilizamos información de tipo institucional, acudimos a eventos comerciales, realizamos talleres como éste…y además, apostamos por los contenidos lúdicos.

Ya no basta con estar en los medios de comunicación, sino en las redes sociales. Este es el siguiente escalón, es el presente. Las redes sociales nos han permitido abrir un puente y llegar directamente al consumidor.

P. ¿Crees que todas las empresas están concienciadas de la potencialidad de las redes sociales?

R. Deberían. Hasta hace poco el periodista era la figura que solo se dedicaba a recortar artículos en un periódico. Pero poco a poco, eso va cambiando porque la comunicación es importante.

P. ¿Cuáles son los puntos débiles en comunicación? ¿Y los fuertes?

R. Hay muchos puntos débiles. Uno de ellos es que hemos demonizado mucho las campañas del vino. Parece que tienes que justificarte o tener un máster para tomarte una copa de vino. Además, lo hemos convertido en algo tan complejo, que lo hemos alejado de la gente joven.

Uno de los puntos fuertes, es que una vez que entras en un mundo tan bonito como el del vino, te vas enganchando más. Vas creciendo y vas conociendo cada vez más.

 

Juan José Jiménez en el momento de la entrevista. Fuente: Jesús Rodríguez

P. En el sector existe la preocupación de que no se está llegando al público joven. ¿Qué se puede hacer?

R. Hay nuevas fórmulas. Lo importante es saber lo que te pide el público. El problema muchas veces es que parece que desde el sector del vino estamos educando al consumidor a decir lo que tiene que beber. Tómatelo como quieras, donde quieras y con quien quieras. Disfrútalo con naturalidad. Ese es el consejo que yo daría.

P. La comunicación ha cambiado y ahora el receptor es mucho más interactivo. ¿Interesa la respuesta del consumidor?

R. Sí. Ahora interesa más esa respuesta. Si una persona se toma una copa de vino, hace una foto a la botella y la sube a cualquier red haciendo un comentario negativo, es un escándalo. Podría hacer mucho daño a la bodega. Y viceversa. Si una persona comparte en redes una foto con una buena copa de vino, aunque las bodegas no sean conscientes, les está haciendo mucho bien, están construyendo opinión.

P. ¿Cómo debería gestionar una marca esas opiniones negativas que se vierten sobre su producto en las redes sociales?

R. Magnificarlos en su justa proporcionalidad. No hace falta escandalizarse. Si entras al debate de contestar, muchas veces puedes estar dando bola a un comentario que se hace aún más grande. Aquí nace el efecto de “bola de nieve”. No hace falta que ese comentario se vaya de las manos.

P. ¿Qué hay que poner en valor para que la sociedad se apasione con la cultura del vino?

R. Eso es un trabajo de años, de décadas. Quizás, con un poco de suerte, empezaremos a recoger frutos en quince años. El vino, está asociado a una cierta estabilidad social y económica de la persona. La gente suele consumirlo en ambientes tranquilos, cuando comienza a trabajar, frecuenta cenas, tiene estabilidad personal…Si el vino lo fomentamos con naturalidad, como un consumo moderado y asociado a la comida, nos irá mucho mejor.

P. En las últimas décadas la cerveza ha sabido posicionarse como la bebida más popular. ¿El vino se ha quedado atrás en comunicación?

R. Yo no demonizo la cerveza, porque soy el primero que la consume. Pero a la hora de la comida y en contextos relajados, prefiero el vino, porque tiene más riqueza sensorial. Cuando pides una cerveza no hace falta justificarlo. Sin embargo, para pedir un vino, sí. La gente al final no se complica, va a lo sencillo.

P. La venta de vino a través de internet está cogiendo fuerza. ¿Crees que las tiendas online son el futuro?

R. No es que sean el futuro, son un complemento y cada vez están creciendo más. De hecho, muchas bodegas están vendiendo fuera gracias a las tiendas online. Se debe potenciar más y es un nicho en el que se debe seguir trabajando. Es algo cómodo.

 

González Camacho Victoria

González Camacho Victoria

Estudiante de periodismo en la UCLM.

Leave a Response