La cosecha de cítricos en la Comunidad Valenciana verá reducidas sus expectativas durante la campaña correspondiente a finales de este año y el siguiente. La campaña 2017-2018 apunta a unas previsiones de 3.143.984 toneladas, nada que ver con la cifra del año pasado de tal forma que se dejarán de recoger 800.000 toneladas menos. Las clemenules y las navelinas serán los cítricos que más se verán afectadas, con una caída del 25% y el 30% respectivamente.

La consellería de Agricultura, Madio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo rural realizó el pasado mes de septiembre unas estimaciones sobre el número de cítricos que se recogerán esta campaña que llega. De ello se desprendió que, para las fechas que se aproximan, se recolectarán 3.143. 984 toneladas. Por provincias, la comunidad de Castellón será la más afectada, con un 23,6 % seguida de Alicante con un 20,9 % y Valencia con un 19% menos. En total, la bajada se sitúa en un 20,3 % respecto datos de la pasada campaña de recogida de cítricos en la Comunitat Valenciana.

Esto supone malas noticias para un sector ya de por sí perjudicado. Agricultores, Gerentes y trabajadores de cooperativas y empresarios se han mostrado preocupados para lo que ellos consideran como un “gran inconveniente”. Es el caso de Javier Gil, empresario que lleva en el negocio más de veinte años y propietario de varios terrenos de los cuales saca rendimiento con la venta de naranjas y mandarinas. “Siempre hay años más flojos que otros, cuando suceden estas cosas no queda otra cosa que apretarse el cinturón” comentaba añadiendo que según su percepción, la cosecha no va a ser tan floja como la pintaban desde la Generalitat. Ya este verano la Asociación Valenciana de Agricultores hacía sus propias mediciones. El resultado fue el mismo que ahora lanzan desde la institución valenciana, un 20% menos de producción.

El calor y la lluvia, factores determinantes

En el propio informe de la consellería, se detallan algunas de las causas que explican este bajón en la recogida de este año. Ya el pasado invierno, las abundantes lluvias auguraban unas previsiones que de confirmarse dejarían grandes pérdidas económicas. Se estima una pérdida, de entre 10.000 y 20.000€ en el caso de algunas cooperativas. “Veníamos de una campaña bastante buena, en la que el tiempo nos respetó pero estas previsiones hacen que muchos agricultores nos muestren su preocupación” afirmaba el presidente del consejo rector de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, Cirilo Arnandis Núñez.

En cifras porcentuales, las mandarinas son los cítricos que más acusarán, según la consellería, este bajón en las recolectas, un 24,1%. Por su parte las naranjas sufrirán una caída del 7,6% y los limones, de un 16,2%. Las cifras estimadas señalan que la producción de naranjas alcanzará un volumen de 1.526.706 toneladas, la de mandarinas 1.345.444 y la de limones 246.150. La de pomelos se situaría en 25.684 toneladas. En mandarinas se estima que se producirán cerca de 427.970 toneladas menos que la campaña anterior; destaca el descenso de Clemenules con unas previsiones de unas 243.225 toneladas menos. La contrapartida la representan los pomelos donde se espera un incremento, en concreto del 15,4%, lo que supone unas 25.684 toneladas, debido a los mayores rendimientos de cultivo de la variedad.

Antonio Cerezo recogiendo mandarinas. Foto: Andreu Baviera

Antonio Cerezo Jiménez, es un habitual de las campañas de recogida de naranjas y otros cítricos en Picanya (Valencia). “Tanto yo como muchos compañeros dependemos de estas campañas para poder salir adelante (…) estas previsiones nos afectan tanto directa como ndirectamente” afirma, añadiendo que sabe de casos de otros jornaleros que este año lo van a tener difícil para ser seleccionados al haber menos cítricos que recoger. “En nuestra empresa muchos somos fijos pero en otras, al haber muchos temporeros, han dejado a muchas personas sin salir a recoger esta campaña” sentencia.

Por su parte, la consellera de agricultura, Elena  añadía que la Comunitat Valenciana se mantiene en cabeza en producción y comercialización citrícola, con 3.943.213 toneladas, solo un 0,3% inferior al primer aforo que se presentó hace un año. Así pues, los cítricos valencianos representan el 55,4% de la producción estatal, seguida de Andalucía (29,4%) y Murcia (12,2%). Por otra parte, el propio Javier Gil comentaba que los precios no “deberían verse afectados puesto que actualmente Valencia, se encuentra importando cítricos desde países como Marruecos para suplir esa carencia (…) tendremos cítricos de sobra” añadía.

Leave a Response