Existen diferentes modalidades en el mundo del ejercicio físico pero pocos son los deportes que combinan actividades. Hablamos del Triatlón, una de las modalidades deportivas más duras y exigentes para el cuerpo Humano. Alba Reguillo Moreno, deportista nacida en el municipio ciudadrealeño de Alcázar de San Juan y con un currículum deportivo inmejorable se convirtió en la primera triatleta castellano manchega en clasificarse para el mundial más importante de Triatlon: El IRONMAN de Hawái. La alcazareña cumplió su sueño finalizando la dura prueba con un buen tiempo y siendo la mejor española clasificada por Grupos de Edad.

La triatleta es considerada por sus vecinos como una máquina del deporte. “Aunque llevo dedicándome al triatlón relativamente poco tiempo, siempre he sido deportista de alto nivel. Desde pequeña hacia deporte, en concreto la natación (mi especialidad era la braza) donde disputé varios campeonatos de España. En 2001 hice mi primera media maratón y comencé a correr. También empecé a dedicarme al alpinismo, llegando a subir las dos montañas más altas de América y África. Viendo que se me daban los deportes de mente y larga distancia sumado a los ánimos de mis paisanos decidí presentarme a mi primera competición de este rango, el Triatlón de Alcázar de San Juan. Ahí tuve mi primer contacto con el mundo del triatlón”, explica Alba.

Su larga y completa trayectoria deportiva hacen de Alba una deportista que consigue todo lo que se propone. Forma Parte del Club Navarro Saltoki Trikideak y desde entonces no ha parado de conseguir logros. En 2016 obtuvo el bronce en el campeonato de Triatlón Larga distancia de Ibiza. Ese mismo años logró un tercer puesto en el ranking nacional de media y larga distancia. En el Slot para el campeonato del mundo ironman Hawaii, obtuvo el mejor resultado español y logró una duodécima posición en su grupo de edad. Este mismo año, quedó subcampeona en el Snowrunning de Sierra Nevada. En cuanto a la modalidad de Triatlón, actualmente es campeona de España de Triatlón y Copa de España por clubs, siendo la mejor de las tres integrantes que puntúan. También es campeona del prestigioso triatlón nacional DESAFÍO DOÑANA, y forma parte de la selección de Castilla-La Mancha de triatlón y de carreras por montaña. El 14 de Octubre de 2017 se celebró la que es por excelencia madre de las competiciones de Triatlon: El Ironman de Hawaii.

 

Alba Reguillo cruzando la meta en el mundial de Hawaii. Fuente: Fotografía cedida por Alba Reguillo

Reguillo corrió con el dorsal 1936, completando el Campeonato del Mundo en Kona en 10 horas 24 minutos y 30 segundos siendo la primera española de su grupo de edad (35-39) 12ª en esta categoría de 85 participantes, 61ª en mujeres (de 672) y 629 en la clasificación general (de 2.365 participantes). La triatleta afirma que el haber realizado esta competición no ha sido nada fácil. “El poder acceder a competir es bastante complejo, ya que para poder llegar hasta el Ironman de Hawaii has de estar entre los mejores de las competiciones anuales de esta modalidad. Yo fui la primera española en clasificarme en el IRONMAN de Vichy, en Francia. Allí quedé segunda y conseguí clasificarme para el IRONMAN de Hawaii. Sí que es cierto que al ser menor el porcentaje de participación de mujeres es más difícil ver a una mujer en el pódium” .

La competición de por sí es dura ya que en reúne tres de los deportes más exigentes: Maratón, Bicicleta y natación. A ello se suman las condiciones atmosféricas de la Isla Hawaiana. “Fue una competición que a mi me beneficiaba, ya que suelo correr mejor con calor. Recuerdo que cada kilómetro y medio me metía cubitos de hielo por el cuerpo para que la temperatura corporal se mantuviera dentro de la normalidad. Así estuve durante cuarenta y dos Kilómetros. Otro de los factores es que corres por carretera. Hawái es una isla preciosa pero al estar rodeada de rocas volcánicas hace que la sensación térmica sea mayor. Aunque lo peor de la isla es el viento, ya que es lateral. En mi caso que soy pequeña cualquier ventisca podía hacer tambalearme”, asegura Alba. En la mayoría de los deportes, el factor psicológico es imprescindible para poder lograr los objetivos personales. “Psicológicamente es muy duro porque no corres en población, es una recta de ida y de vuelta sin público hace que cueste aún más”, afirma. Aunque a veces la mente en el deporte no lo es todo. Un entrenamiento constante y cuidados específicos son primordiales. “Me suelo recuperar bastante rápido porque tengo un cuerpo bastante agradecido, aunque cualquier descompensación muscular que tengamos te puede provocar una lesión. Hace tiempo tuve distensión de los peroneos y estuve cerca de 2 años sin poder estar al 100%”, afirma Alba.

Los medios de comunicación en el deporte femenino

La mujer en el deporte, concretamente en esta modalidad, se encuentra en un segundo plano. Se redactan más crónicas deportivas de un hombre que de una mujer. “En cuanto a los pódium, siempre suelen aparecer en los medios de comunicación los masculinos en portada, y ya dentro de la crónica se mencionan las medallas femeninas. Nunca empiezan hablando de las mujeres, parece una tontería y que está hecho de manera inconsciente pero no lo es. Yo he sufrido micro machismos practicando el alpinismo en las crónicas que después han redactado los medios de comunicación”, explica.

“De manera indirecta inyectan machismos que no son perceptibles, y eso es grave. En la ultima olimpiada destacaron las mujeres y para los medios fue como una sorpresa que las mujeres consiguieran tantas medallas. Hay que darle importancia a lo que se hace, no a quién lo hace. Me gustaría ver como una crónica empieza por una mujer. Suerte que los medios de comunicación siempre me han tratado de manera muy correcta y me han valorado por mis logros. Lo mismo pasa entre mis compañeros de deporte y yo. Creo que los triatletas estamos teniendo una mente muy abierta y eso es muy bonito”, añade.

En cuanto a las horas de dedicación y entrenamiento de este deporte, el triatlón se considera un deporte solitario y de constancia continua a la hora de realizarlo. Alba reconoce que sin el ánimo de sus paisanos no hubiera sido posible llegar hasta donde esta. A ello se suma que el haber sido pregonera de las últimas fiestas de Alcázar de San Juan afirman que ha sido algo gratificante. “El amor mueve montañas y sobre todo en este tipo de deportes hay mucha soledad. El sentirme tan querida en mi tierra hace que me sienta invencible y el dar el pregón ha sido la guinda del pastel”, asegura Alba.

También existe la duda sobre qué edad es la adecuada para adentrarse en el mundo del deporte. En el Triatlón, lo importante no es la edad, sino tener experiencia en cada deporte. “Los triatletas siempre decimos lo mismo en cuanto a la edad. Cuando un niño quiere dedicarse de lleno al triatlón lo lógico es tener una buena base de natación, y luego con el tiempo es ir introduciendo la bicicleta y la maratón.”

Alba Reguillo practicando la etapa de natación. Fuente: Fotografía cedida por Alba Reguillo
Subvenciones a triatletas femeninas Vs subvenciones a triatletas Masculinos

 Con respecto a las distancias de recorridos y exigencias del Triatlón, las mujeres y los hombres compiten por igual. En cambio, el reparto económico para ambos es desigual. Las empresas, inconscientemente o no, apuestan más por el patrocinio de un deportista masculino que por una mujer deportista. “ Es verdad que las empresas apoyan y favorecen más el deporte de chicos que el de chicas. La única causa que yo interpreto es que yo soy mujer y la visibilidad para las empresas no es la misma, porque yo el nivel que tengo es élite y por nivel no existe una justificación. Por ejemplo, un compañero que compitió conmigo en el mundial de Hawaii recibió 2000 euros más que yo, y solamente con inscribirte en un iroman tienes que abonar 1000 euros”, asegura.

En Castilla-La Mancha existen diferentes subvenciones para los deportistas de élite que quieran participar en este tipo de competiciones. Pero en ciertos casos, no es suficiente cantidad para cubrir cierto tipo de competiciones ya que las cosas son más elevadas que la ayuda en sí.

Actualmente Alba trabaja como profesora en el Gimnasio Global Center, de Alcázar de San Juan. En él, dice sentirse como en casa y agradece el apoyo recibido por parte de familiares y alumnos. “Me ayudaron con los gastos del ironman haciendo camisetas con un logotipo que me representaba. Es un gesto que siempre agradeceré.”

Después de debutar el mundial mas duro de mundo de triatlón, Alba asegura sentirse aún más motivada y siempre pensando en futuras competiciones, “Me considero una ironwoman en muchos aspectos, porque el hecho de cruzar la meta en cualquier triatlón ya es un logro. Dicen que el mundial de Hawái es el más duro del mundo, aunque competiré en Mayo el ironman de Lanzarote del que también se habla por su dificultad. Y como no, seguiré luchando por llegar a lo más alto del pódium español en cuanto al triatlón y superar el Bronce.”

Leave a Response