Los rallyes se llevan practicando en España desde mediados del siglo XX. En la década de los 50 se llevaron a cabo las primeras pruebas de rally y con el paso del tiempo se integrarían los campeonatos de carácter nacional. Los campeonatos autonómicos son regentados por las federaciones autonómicas. A nivel estatal este papel lo ejerce la Real Federación Española de Automovilismo, encargada de organizar los campeonatos de España a nivel estatal de este deporte, siempre bajo la tutela de la FIA.

El papel de la mujer en el mundo de los rallyes ha sido importante desde los años setenta aproximadamente con la pionera Michéle Mouton de origen francés. Además con el paso de los años han sido muchas las mujeres que han conseguido triunfar en este ámbito. Aun así cabe reconocer que desde sus inicios, los rallyes y competiciones del mundo automovilístico no ha entendido de géneros pues bien, hombre y mujer pueden compartir coche y conocimientos, creando de esta manera una fusión perfecta, en la que la compenetración y confianza es lo más importante. Existe una tendencia a pensar que este deporte está enfocado a un sector más masculino. La mujer y los rallyes, algo que mucha gente consideraba incompatible. En España, aunque no lo parezca, a nivel regional cerca de un 10 % son chicas.

Mónica Plaza es una joven conquense de 22 años, que lleva practicando este deporte dos años y medio. “Empecé en 2015, a mitad de temporada.” La joven ha competido de copiloto y piloto de circuitos. Para Mónica una pieza fundamental y quién le motivó especialmente a practicar este deporte es su padre. La leyenda del Todoterreno conquense, Manolo Plaza. Con un padre así, ¿quién no estaría motivado? “Desde pequeña siempre he estado metida en coches de aventuras, de carreras, he ido a todas las competiciones de mi padre como asistencia, también voy a muchas carreras de motos como aficionada.” Mónica lo tenía claro desde que tenía uso de razón. El hecho de competir ha sido algo que siempre ha tenido claro; “estaba deseando tener los 18 para poder correr”. En sus inicios Plaza tuvo que enfrentarse a uno de los primeros problemas de este deporte “cuando cumplí los dieciocho años mi padre no compitió ese año, económicamente no se lo pudo permitir y no pude correr”. A pesar de todo tenía claro que algún día lo iba a conseguir.

El papel de la mujer y los obstáculos del automovilismo
Mónica y el Todoterreno. Fuente: Lola Izquierdo

Como todo deporte, cuando se empieza algo nuevo en tu vida existen miedos y obstáculos a los que nos tenemos que enfrentar, para Mónica uno de sus primeros miedos era la edad. El hecho de ser tan joven para ella era un reto además del miedo por excelencia: ser mujer. Se trata de un escenario en el que el hombre es mayoría y la mujer no tiene un papel representativo todavía a nivel nacional. Mónica nos explica; “por una parte, yo me he sentido muy integrada porque como he dicho antes, desde pequeña he ido a todas las carreras y ahora compito con gente que me ha visto crecer.” Aseguraba la joven. “Por esa parte yo estoy muy contenta y creo que tengo muchos apoyos pero, sí que es verdad que las mujeres somos muy minoritarias en este deporte y sobretodo en la disciplina que compito yo, somos cinco copilotos y una piloto.” Una cifra muy baja teniendo en cuenta que en Todoterreno, en cada competición normalmente hay setenta u ochenta participantes, dependiendo de la carrera. “Normalmente las mujeres entramos en este mundo por un familiar, por ejemplo yo, por mi padre. Además hay dos copilotos que han accedido por su marido… etc. Solo hay una chica que entró haciendo cursos y si no, la otra opción es tener dinero, si te lo puedes permitir, pero si no tienes es una barrera importante.

El Todoterreno es de las disciplinas más caras que hay para correr a nivel básico y para empezar a ser piloto, las chicas suelen enfocarse más al mundo de los rallyes de tierra, asfalto… Esto hace que sea más asequible. El vehículo en este ámbito es más económico – eso para la gente que le cuesta permitírselo – hay coches de todos los precios. “El dinero es un gran problema, tengo patrocinadores pero dentro de ellos, uno es el dueño del coche que estamos utilizando, los otros nos ayudan con el pago de las inscripciones, manutención cuando estamos en el sitio que nos toca, en comidas…” Siempre que se desplazan a una competición, Plaza asegura que siempre va seguro; el piloto, copiloto, mínimo un mecánico y si llevan compañía es un gasto añadido que tienen que cubrir ellos mismos. “Normalmente solemos desplazarnos en camión, que a su vez es vivienda y taller por lo que nos ahorramos las estancias y alojamientos. Pero la gasolina también es un gasto importante.

Los logros y metas de Mónica

La joven conquense ha competido en numerosas ocasiones. Como copiloto destaca el Circuito del Jarama del año pasado. Mónica accedió al mismo a través de un equipo, “querían que uno de los coches que llevaban fuera compuesto por tres chicas.” Una de las componentes era del propio equipo, más tarde eligieron a otras dos, siendo Plaza una de ellas. “Fui a hacer unas pruebas, me eligieron, hice un entrenamiento y luego me fui a correr. Ganamos en nuestra categoría.” En puesto de copiloto suele competir con su padre, Cristina Gutiérrez; “corrí con ella en Guadalajara el año pasado” y este año que ha competido de pareja con Sami plaza en el equipo oficial de Polaris En el panorama del deporte, numerosos clubs ya cuentan con equipos femeninos. En el caso de este deporte, hombre y mujer pueden compartir coche en cualquier competición. Ambos conocimientos se unen para llevar a cabo una labor única y una compenetración exigente para cubrir los objetivos del recorrido. El género no

Mónica con sus trofeos. Fuente: Lola Izquierdo

es un problema para competir, “me quedé cuarta el año pasado en el Campeonato de España y falté a dos carreras, lo que te resta oportunidad ya que los demás optan a más puntos en esas competiciones. Si quieres se puede.” Este deporte forma una parte importante de la vida de Mónica; “el automovilismo, supone para mí, al igual que el motociclismo, una parte fundamental, mi pasión.” Plaza asegura que le dedica mucho más tiempo que el que la gente se piensa, requiere preparación y conocimientos.
El tema de las redes sociales hay que cuidarlo mucho si quieres darte a conocer.” Mónica cuenta con una página web, en ella se incluye información sobre viajes que se hacen, gasto de dinero…etc. “Yo trabajo y parte de ese dinero va destinado para ir a carreras, no a las que compito yo, sino a otras que me interesan o ir a eventos que me puedan repercutir mediáticamente para dar a conocer mi imagen.” Este verano por ejemplo, Plaza acudió a Motoraventura, una feria que se hace de automovilismo por sus propios medios. La meta de la joven es clara, su vinculación con Marruecos donde viaja a menudo con su padre le lleva a su objetivo principal; el Dakar. Teniendo en cuenta que han competido chicas más de una vez y otras han repetido durante años, Mónica lo advierte “es accesible pero muy caro”.“Un Dakar por menos de 100.000 euros no te sale, eso sin contar la compra del coche que va a parte”. Para Mónica una de sus expectativas es ir en el año 2019 pero “para eso tengo que aprender un poco más de navegación y sobretodo mecánica”.  En cuanto a navegación asegura que lo lleva bastante bien y no para de aprender. «Dentro de este deporte mi mayor logro por ahora ha sido ser campeona de España de copilotos femeninos«. En la Baja Aragón durante dos años consecutivos también ha sido campeona y es una competición que en copilotos femeninos es prueba de Mundial. “El año que viene me gustaría empezar a ir a bajas del Mundial como la Baja Italia o Port Alegre que están cerca y el Dakar lo que pasa es que necesito que me fiche algún equipo”.

Actualidad y futuro, a veces un poco crudo

En este deporte, todo se mueve por el dinero, como se mostraba anteriormente es una pieza fundamental para poder competir. “No puedo entrenar por que el entrenamiento cuesta dinero, pero siempre puedes aprender viendo vídeos y documentándote”. Mónica asegura que cuando viaja a Marruecos o a una carrera su padre, este aprovecha para enseñarle y aportarle documentación. Una vez adquiere conocimientos nuevos asegura la conquense, “me pongo a prueba cuando compito con otros pilotos. Cuando corrí con Cristina para mí fue una prueba y este año en Guadalajara el piloto con el que corrí, Sami se quedó bastante contento con el trabajo”.
Antes de competir pienso en disfrutar y en el objetivo, ganar. Yo creo que concentrarme y pensar positivo, que va a salir todo bien”. A Mónica le encanta correr con su padre, “sé que no voy a correr mejor con nadie que con él, ya no solo por la experiencia y recorrido que tiene, pero para crecer dentro de este mundo, tengo que arriesgar un poco más”. Mónica ha comenzado a mover hilos con la esperanza de ser fichada por algún equipo, lo que facilitaría su carrera profesional como copiloto. “Los copilotos mínimos van a gastos pagados”. Para finalizar le preguntamos lo que todos estábamos esperando; ¿Se puede vivir de este deporte?  «Es difícil, pero sí«. Mónica lo tiene claro, su futuro no son los rallyes; “tengo otras ambiciones y aparte sigo formándome, me gustaría organizar eventos deportivos y también estoy estudiando a distancia Gestión de redes sociales y Community manager para deportistas, la verdad es que soy muy aficionada al deporte en general, ya sea cual sea, hago carreras de montaña, bici, y ahora estoy probando con el pádel me gusta mucho. En general me gustaría estar involucrada en eventos como ya estoy en algunos de Marruecos”. Esperamos que Mónica consiga su principal objetivo, el Dakar y su carrera como profesional siga en auge como hasta ahora.

The following two tabs change content below.

Lolaizquierdo

Latest posts by Lolaizquierdo (see all)

Leave a Response