El Club Deportivo Miguelturreño es un equipo de fútbol 11 del municipio de Miguelturra, en la provincia de Ciudad Real. Se fundó el 1 de julio de 1975 y siempre había permanecido en categorías inferiores como 1ª, 2ª y 3ª regional y 1ª preferente, hasta que en el año 2006 ascendió a tercera división y permaneció en ella dos temporadas hasta el año 2008, la temporada 2006/2007 y la temporada 2007/2008.

De nuevo, la temporada pasada volvió a ascender a Tercera División lo que supuso una alegría inmensa para todo el equipo, para los aficionados del mismo y para el pueblo de Miguelturra. Para conocer un poco más de lo que supuso el ascenso a tercera de este equipo hemos hablado con algunos de los protagonistas de este momento.

En primer lugar, hablamos con Jesús Rivas Nieto, un directivo del club que entró la temporada pasada a formar parte de este ha explicado que vivió el ascenso a tercera como algo inesperado, muy trabajado porque el equipo trabajó mucho y la directiva mucho más, ya que cogieron a un club que iba a desaparecer y a base de mucho esfuerzo y mucho trabajo se consiguió algo que nadie esperaba. Además ha recalcado que: “el equipo que cogimos fue un equipo para mantener la categoría y poco más, con gente del pueblo, un 70% son chavales de Miguelturra y el resto venían de otros clubes y de otras categorías inferiores con lo cual el ascenso fue algo no esperado”.

Jesús ha comentado que la dificultad del ascenso fue también muy grande porque jugaban en 1ª preferente y es una categoría muy complicada porque hay muchos equipos que durante muchos años quieren subir y hacen equipo para ello. “Hacen equipo a base de dinero, pagando a los jugadores, trayendo a los mejores, sin embargo nosotros aquí en Miguelturra los jugadores no cobran, es algo que lo hacen porque les gusta el fútbol, les gusta defender a su equipo y a su club”, ha explicado el directivo.

Por otra parte, José Vicente Rojas, el entrenador del equipo desde la pasada temporada también,  ha asegurado que a pesar de conseguir el ascenso el pasado mes de junio la pasada temporada comenzaron regular y que aunque no empezaron bien del todo a partir del primer tercio de liga ya empezó más o menos una buena racha y sobre todo la segunda vuelta ya fue la que les dio los mejores resultados.

Durante la entrevista a José Vicente Rojas. Fuente: Olga Torres

Además ha recordado que vivió el ascenso a Tercera División: “con mucha alegría la verdad es que esas cosas de los ascensos siempre es una alegría inmensa, porque es el trabajo de un año y que al final llega en un partido, entonces pues con una inmensa alegría”.

Sobre si esperaba o no ascender de categoría el míster ha respondido que: “sí hombre siempre entrenas con esa ilusión, la verdad es que el año pasado cuando empezamos era un proyecto nuevo, había bastantes jugadores nuevos y no esperábamos que fuera el primer año pero bueno tu ilusión es estar arriba y conforme fue pasando la temporada, lo que al principio no era un objetivo claro, luego ya mirando todos los equipos y la táctica que teníamos nosotros pues si creía que podíamos ascender”.

Declaraciones de algunos jugadores

Tres de los protagonistas que vivieron en primera persona el ascenso del club a Tercera División y que continúan en el equipo, nos han contado su experiencia en el equipo.

Francisco Javier Sobrino Tercero que juega en el club desde la pasada temporada 2016/2017 y anteriormente jugó en el juvenil del club ha señalado que: “el día que subimos a tercera fue un día muy especial, a pesar de mi situación en el equipo, ya que durante la temporada no jugué nada y fue una mezcla de sentimientos un poco extraña, puesto que no era algo que lo sintiera como mío pero al fin y al cabo yo también era parte del equipo”.

Además ha afirmado que por como termino la temporada anterior el ascenso lo veían como algo impensable, ya que el club estuvo a punto de desaparecer debido a que nadie se quería hacer cargo de él. “Gracias a Fernando Molina, anterior directivo, a Jesús Rivas y, por supuesto,  a Juan Pablo Trujillo y a su buena gestión el club se salvó y salió adelante”, ha destacado. Del mismo modo, ha dicho que se preveía una temporada complicada porque a priori era un equipo para mantener la categoría que se formó de un grupo de amigos muy unido que para mantener el equipo se debía luchar por ascender de categoría y se consiguió.

Javier García Corral, jugador del C D Miguelturreño desde hace dos años y en categorías inferiores del mismo club desde los 6 años, ha relatado que: ”el día que ascendieron a 3ª división fue un día muy especial porque subir a tercera es algo increíble, pero si es con tu pueblo y con tus amigos de toda la vida es algo que no se puede describir con palabras, sobre todo cuando nadie creía en el Reño”.

Respecto a si pensaba que el ascenso era posible para un equipo como este ha señalado que es algo que nunca te lo llegas a creer hasta que pasa, aunque ha asegurado que sí que es verdad que no lo veía como algo imposible a largo plazo, pero no pensaba que pasaría en su primer año en el equipo.

Víctor Rivas Sánchez que lleva jugando en el equipo desde el pasado año, ha confesado que el día del ascenso a Tercera División fue uno de los días más emocionantes e intensos de su vida. “Recuerdo que la noche anterior no pude dormir apenas de los nervios del partido, desde por la mañana temprano del día del partido tenía muchísimas ganas de que llegara la hora del partido, pero cuando iba pasando el tiempo se me iban quitando de los nervios que tenía”.

También ha destacado que cuando salían de Miguelturra dirección a Quintanar, les llegaban noticias e imágenes de toda la gente que iba a ir al partido y eso le daba aún más emoción al encuentro. Y al llegar al campo se olvidó de todo, aunque ha asegurado que no era fácil con la multitud de gente que hubo, y se centró en unos de los partidos más importantes que ha jugado, según el propio jugador.

Sobre la pregunta de si esperaba o no el ascenso del equipo ha contestado que: “siempre había pensado que el club llegaría a ascender cualquier año, pero que el ascenso se produjera cuando estábamos nosotros, es como un sueño hecho realidad, pero no solo mío, sino de todos los que formábamos parte del pueblo en el equipo y también todo el pueblo.”.

El partido decisivo

El partido que dio el ascenso al C D Miguelturreño fue un partido a ida y vuelta contra Quintanar del Rey que según sus protagonistas fue bastante difícil, lo cual lo hizo todavía más histórico. Jesús Rivas ha señalado que: “jugamos un play off de ascenso con el Quintanar del Rey, el cual nos costó mucho trabajo pero fue un partido allí que ganamos 2-1 con lo cual pues nos dio el pase a tercera división, fue muy emotivo porque cuatro autobuses salieron para Quintanar desde Miguelturra, fue un hecho bastante histórico”.

Durante la entrevista a Jesús Rivas. Fuente: Olga Torres

El míster José Vicente Rojas ha recordado que antes del partido les dijo a los jugadores que fueran ellos mismos que jugasen como habían jugado durante toda la temporada, que no perdieran su identidad y que si seguían como habían sido toda la temporada seguro que subirían a tercera y así fue.

Los jugadores también han aportado su punto de vista más cercano a este partido. Francisco Javier Sobrino ha señalado que: “el partido de ida fue un partido muy igualado, jugando de tú a tú,  pero con mucho respeto entre ambos equipos  y el estadio lleno, un ambiente precioso para un partido de tanta importancia”.

Y en el partido de vuelta ha relatado que: “llegamos y se notaba en el ambiente que hoy no era un partido cualquiera, que era una final para ponerle el broche de oro a una temporada de ensueño. Salimos a por todas, el campo era una olla a presión, lleno hasta la bandera y lo mejor de todo con mucha afición de Miguelturra”.  También ha dicho que fue un partido disputado que se lo iba llevar quien menos errores cometiera y así fue.

“Un defensa en un mal pase le regaló el balón a Tabu, encaró al portero y gol. Las cosas se ponían de nuestro lado. En un mal saque del portero el balón le cae a Tabu que busca con un pase al hueco el desmarque de Patatilla , este encaró al portero, lo regateó y gol. Con 0-2 llegábamos al descanso. Comenzó la segunda parte con el resultado a nuestro favor pero al poco se iban a torcer un poco las cosas con la expulsión de Bravo. Quintanar empezó a apretar más y con la ventaja de ser uno más en el campo su presión hizo efecto y tras un fallo de nuestra defensa consiguieron el 1-2 y con este resultado llegaron al final después de 90 minutos de lucha y sufrimiento”, ha recordado.

Javier García ha aportado que el partido de ida fue un partido raro de mucha intensidad pero sí es verdad que no fue un partido de muchas oportunidades, ya que se veía que ningún equipo quería perder y no querían arriesgar. “El partido de vuelta fue totalmente distinto un ambiente increíble tanto por parte de la afición local y por nuestra afición que hizo que todo fuera más fácil. El partido empezó muy bien ya que salimos a por todas y al descanso íbamos ganando 0-2. Al final el partido acabo 1-2 y se desato la locura entre los jugadores y la afición, algo que no se podrá olvidar nunca”.

Víctor Rivas ha relatado que el primer partido fue en casa, en Miguelturra, y fue un partido muy trabajado, con muchas faltas y con los equipos sin querer cometer ningún error para que no se escapara el ascenso. Hubo pocas ocasiones durante el partido, pero las pocas que hubo vinieron del equipo local, sobre todo en la primera parte que tuvieron dos claras de sus delanteros. Lo más decisivo de este partido fue la tarjeta amarilla al delantero titular del Quintanar, y con ello la 5 amarilla y no podría jugar el partido de vuelta, una pieza fundamental de su equipo. El partido acabo 0-0.

“El partido de vuelta fue el más interesante y totalmente distinto, desde que llegamos al campo ya se notaba el ambiente de fútbol, y cuando saltamos al calentamiento ya estaba toda la grada principal llena por los «ultras» del Quintanar, el Frente Pitorra, y con ello un fuerte ruido por los gritos, insultos y demás. Comenzamos el partido con una intensidad y ganas de ganar increíbles, queríamos el balón y creábamos las mejores ocasiones, hasta que llegó un fallo de la defensa del equipo rival y nuestro delantero Tabú no desaprovechaba la ocasión, min. 16 0-1. Pero seguimos achuchando y siendo mejores, y con ello llego el segundo gol antes del descanso, esta vez fue Patatilla, que lo celebramos por lo alto con toda nuestra afición que se desplazó hasta Quintanar. Acababa 0-2 la primera mitad y con unas sensaciones impresionantes, de que todo iba como queríamos, aunque el Quintanar tuvo sus oportunidades de conseguir el gol”, ha narrado el jugador.

Lo que supone para Miguelturra

Tener un equipo en Tercera División supone para el pueblo de Miguelturra un orgullo y alegría inmenso que según Jesús Rivas mucha gente no se da cuenta de lo importante que es que el Miguelturreño esté en una categoría nacional y es un hecho que hay que valorar y desde pueblo no se valora mucho todavía, cuando pasen los años quizás entonces se den cuenta de lo que se ha conseguido. Para el míster el ascenso a Tercera División ha asegurado que cree que es muy importante para Miguelturra porque están compitiendo con capitales de provincia como el manchego de Ciudad Real, el Conquense, el Guadalajara, entonces ha señalado que es un momento importante para el fútbol y para el pueblo de Miguelturra puesto que están en una categoría nacional y eso también favorece su presencia en los medios informativos.

Para el jugador Francisco Javier Sobrino cree que significa mucho porque se lleva el nombre del pueblo por toda Castilla La Mancha al igual que el nombre de las empresas que ayudan y colaboran con el equipo. Por su parte, Javier García ha añadido que: “tener un equipo en tercera es bueno para Miguelturra ya que hace que el nombre del pueblo este en lo alto del fútbol amateur y haga que la gente se pueda sentir orgullosa y ojalá algún día sea en alguna categoría superior aunque eso sí que es muy difícil”. Y por su parte, Víctor Rivas ha afirmado que es una gran oportunidad para darle un impulso al futbol del pueblo, tanto económica como deportivamente, ya que se miden con los mejores equipos de la región, y para un pueblo pequeño como Miguelturra es muy importante.

Olga Torres

Olga Torres

21 años. Estudiante de periodismo

Leave a Response