Cristina Casabón trabaja como especialista de contenidos digitales en el World Economic Forum, y ha trabajado previamente como asistente de investigación en el Instituto Europeo del Mediterráneo, y como asistente de comunicación y advocacy en la oficina del European Council on Foreign Relations en Madrid. Ha sido editora de medios como Open Democracy y Baab al Shams, blog del que es cofundadora. Tiene un Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid, y es licenciada en Periodismo por la misma universidad.

Casabón sabe que el periodismo internacional no se encuentra en su mejor momento pero también es conocedora de su importancia. En el entorno digital imperante, el periodista ha de ser más global, creativo, conectado, pragmático y multifacético. Aunque la globalización ha traído un mayor interés por lo hiperlocal y la especialización en temas más localizados, la cobertura internacional se configura también como indispensable a la hora de tener una visión global de lo que ocurre.

Es una faceta periodística en crisis, pero su indispensabilidad hace que los esfuerzos se centren en que el periodismo internacional tenga la mayor calidad para una información globalizada y globalizante. Cristina Casabón trabaja para este fin.

¿Cuál es la situación actual del periodismo internacional?

Yo creo que están cambiando tanto el panorama global como la profesión del periodismo y vamos hacia un modelo en el que el periodismo debe tener ese sentido globalizado. Una cosa es el potencial que tiene la red y otra muy distinta es para qué la utilizamos, pero cada vez los problemas a los que nos enfrentamos como el cambio climático, superpoblación, conflictos bélicos etc. requieren de un periodismo más global.

Las nuevas tecnologías facilitan toda esta labor para el periodista pero no sustituyen su trabajo. El periodista tiene que seguir siendo un profesional de la información, tiene que seguir generando contenidos nuevos y relevantes y además sobre todo información basada en datos lo que requiere mucha capacidad de análisis. Tenemos un periodismo más digital, más visual, con infografías, datos, redes sociales y la labor de un periodista hoy en día está cada vez más enfocada hacia un periodismo digital, hiperconectado y en tiempo real e incluso a veces repetitivo por la obcecación de los medios en dar la noticia e ir en manada a un mismo tema lo que hace que en ocasiones se dejen de sacar historias que son importantes.

En ese sentido hay que tener en cuenta que lo que no es noticia no existe. Una de las principales críticas que pueden hacerse al periodismo actual es que hay pocos medios que aportan por información nueva, relevante, creativa o contenidos que se salgan de la agencia mediática del día a día.

¿Qué importancia tiene el periodismo internacional dentro de la agenda de los medios y la opinión pública?

Considero que tiene poca importancia ya que hay gente que se interesa en general por información de temas más cercanos y del día a día que les afectan más directamente, pero yo creo que hay priorizar por encima de la popularidad de una información, la apuesta por temas interesantes y globales. Gracias a las redes hay una mayor hiperconectividad lo que proporciona un mayor alcance a todos aquellos contenidos que pasan más desapercibidos.

Pero dentro de esta gran conexión de la que hablamos, no todas las partes del mundo gozan de la misma atención. Las grandes economías como EEUU o China copan una información que se fija menos en Latinoamérica o África. Falta información sobre lo que está ocurriendo en ciertos países que no solo no salen en portada sino que ni siquiera están. Echo en falta un mayor balance porque muchas veces seguimos la agenda estadounidense cuando estamos en Europa y tenemos nuestros propios problemas, y es que a menudo se habla más de lo que pasa en EEUU que lo que está pasando ahora mismo en Europa. Tampoco es lo mismo la televisión que los medios digitales. En televisión la información internacional es muy breve y los medios digitales le otorgan algo más de espacio.

En un mundo cada vez más globalizado, y con el entorno digital imperante, ¿cómo se trabaja el periodismo internacional?

El periodista compite con think tanks y estos tienen acceso a mejores bases de datos y redes de contactos y están hiperespecializados. Los periodistas pueden trabajar con estos informes de los think tanks y buscar datos relevantes porque la figura del cronista y el corresponsal cada vez están perdiendo más terreno y se trabaja desde la oficina. El periodista debe ser un buceador digital de datos y tiene que saber sacar aquellos que pasan desapercibidos para la audiencia, procesarlos y analizarlos para el gran público. En esta cultura digital, puede y debe informarse en tiempo real.

Los conflictos se han trasladado al ciberespacio, ¿cómo se atienden los temas de ciberdelincuencia, ciberterrorismo o ciberguerra?

Yo creo que ahora mismo los temas de espionaje en elecciones sí que están formando parte importante de la agenda, pero dirigido a temas más terrenales sobre cómo pueden afectar el hackeo de las redes a nuestro día a día o nuestra política. Si afecta a unas elecciones o a la credibilidad de los medios o incluso a la propia democracia estamos hablando de problemas muy graves que deben ser tenidos en cuenta por los medios de comunicación.

En un momento en que la figura del corresponsal está en peligro de extinción, y el freelance está a la orden del día ¿cómo se trabaja el periodismo internacional y qué perspectivas de futuro tiene?

Un periodista internacional lo primero que tiene que hacer es especializarse en un área o región y luego puede apostar por trabajar para medios especializados que también tienen gran mercado.

Pero es cierto que la figura del corresponsal cada vez tiene un hueco más pequeño y cada vez los medios recortan más en corresponsalías y enviados especiales. Yo creo que a no ser que el periodista aporte nuevos puntos de vista, vaya allí con su mochila, se pague su traductor, su guía y lo haga porque él quiere y esté dispuesto a sobrevivir, la figura está bastante en declive.

Ahora bien, no es lo mismo hablar del mercado del periodismo español en el que al enviado especial le pagan 30 euros por sacar una pieza jugándose la vida en Siria, que de un periodista de medios anglosajones que sí que apuestan por este periodismo y ofrecen a sus corresponsales mejores condiciones. Pero en líneas generales, es cierto como bien dices, que el corresponsal está en peligro de extinción ya que tú te vas de freelance y te pagan con una limosna en mi opinión.

¿Son el periodismo ciudadano y las redes sociales un apoyo o un problema en el desempeño de este periodismo?

No creo que se pueda llamar periodismo a una persona coge un iphone graba algo y lo difunde, pero hay mucha gente que lo confunde y piensa que todo el mundo es periodista. Hay personajes que por muchos seguidores que tengan no pueden llamarse periodistas.

Yo creo que está bien pero hay delimitar un poco los términos y determinar qué es ser periodista y qué es ser videoaficionado. Todo el mundo tiene opinión y cosas que contar pero no todo el mundo tiene la capacidad de análisis o de poder hacer un discurso racional e interpretativo de lo que está pasando. Creo que el periodismo ciudadano puede ser bueno siempre y cuando los periodistas no bajen el nivel y trabajen con unos estándares de calidad. Se pueden ayudar mutuamente, utilizando el periodista datos ciudadanos para realizar una noticia, pero elaborando la información con rigor y criterio.

Las fake news están a la orden del día y en temas de periodismo internacional puede resultar complicado lidiar con ellas, ¿no es cierto?

Para mí, como lectora y como periodista pienso que el tema de las fake news son lo mejor y lo peor que le ha podido pasar al periodismo porque es cierto que está afectando a la confianza del público en los medios de comunicación, al discurso democrático, al consumo de información etc.

Pero por otra parte si los grupos mediáticos saben salir de esta crisis y apostar por un periodismo basado en contenidos de calidad tomándose más en serio las cuestiones de responsabilidad y de regulación de todo el ecosistema de las redes sociales entonces bienvenida sea esta crisis.

Todavía estamos en un periodo inicial, todavía no sabemos hasta dónde ha podido afectar en las elecciones estadounidenses el tema de Facebook por ejemplo, entonces si esto sirve para que los medios sean más responsables todos podemos salir beneficiados. El propio lector puede volverse más autoexigente y empezar a reclamar información verídica y de calidad.

Recomendaciones para un graduado en periodismo que quiera dedicarse al periodismo internacional

Le diría que tiene que tener disposición al sacrificio porque este es un trabajo que va a ocupar toda su vida y quita el 70% del tiempo. Debe tener mucha ambición y estar constantemente profundizando en sus conocimientos, pensando y leyendo mucho. Es un trabajo que si no es vocacional no puede entenderse. La gente que se dedica a esto por ver qué pasa sin estar convencido no puede estar cómoda con la profesión. No te haces rico con esto, requiere mucho tiempo y sacrificio por lo que el que quiere dedicarse a esto lo hace poniendo todo el empeño en ello.

También le diría, que en esta profesión, hoy en día hay que apostar por contenidos creativos y saber moverse con los medios de siempre sin repetir lo que hace todo el mundo. Tienes que crear e innovar. Los jóvenes de hoy en día están mejor informados y tienen mejores medios pero si el periodista se dedica a repetir todo lo que ya está hecho y dicho sin apostar por nada nuevo o ni siquiera arriesgarse a dar su opinión y solamente hace o dice lo que todos hacen y dicen nunca conseguirá destacar. Hay que arriesgar y apostar por lo diferente con originalidad, voces nuevas e información más fresca y distintiva. En cuanto se innova algo, por poco que sea, las ideas funcionan, pero si te limitas a hacer lo de siempre y repetir, no hay avance.

The following two tabs change content below.

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.
Juan Ignacio Cantero

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.

Leave a Response