Pavel Sidorenko es doctor en Periodismo por la UCLM además de historiador. Cursó la maestría en Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Actualmente, investiga sobre periodismo inmersivo, realidad virtual y formatos en 360º. También imparte cursos y webinars para la formación en estas nuevas tecnologías y produce contenidos periodísticos en estos formatos.

Para Sidorenko, el futuro ya es presente y la realidad virtual es más realidad que nunca. Una tecnología multidisciplinar con infinidad de aplicaciones en muy diferentes disciplinas, desde la educación al periodismo pasando por la medicina, el marketing o el sector inmobiliario.

Junto a otros dos compañeros de la Facultad de Periodismo de la UCLM, José María Herranz y Juan Ignacio Cantero, trabaja en un grupo de investigación sobre realidad virtual y periodismo inmersivo. En aras de testar estos nuevos formatos y narrativas, investigan, producen, asesoran e imparten cursos de formación sobre realidad virtual e imágenes/vídeos en 360º. Además colaboran con medios locales y regionales como eldeporteconquense.com, eldiarioconquense.es y CMM.

La realidad virtual ha venido para quedarse y el periodismo internacional ha encontrado en ella una herramienta de gran valor para dinamizar, engrandecer, diversificar y dar transparencia a sus contenidos. La batalla de la ciberseguridad y las guerras del periodismo internacional pueden pasar por el prisma de la realidad virtual.

 

-¿De qué forma crees que puede contribuir el uso de la realidad virtual a la mejora del periodismo internacional?

-En el caso de coberturas de conflictos o de catástrofes, la realidad virtual es un elemento de gran valía en el desarrollo del periodismo inmersivo, pues muestra transparencia en los contenidos que allí se presentan. Muestra una dimensión mucho más amplia de lo que está ocurriendo que el plano cerrado de un vídeo o foto convencional. Esto permite a la audiencia poderse colocar en primera persona y situarse en el lugar de los hechos y darle mayor amplitud al contenido audiovisual que allí se está presentando.

-¿Qué usos puede tener la realidad virtual en el ámbito de la ciberseguridad?

-La realidad virtual lo que sí puede es sumar más problemas porque genera más flujo de información. Todo lo que se produce a través de estos formatos suma más contenidos y más información a una web que está ya sobresaturada. Lo que hace es tener que incrementar los esfuerzos en seguridad.  Suma más como un elemento de entrenamiento a tropas, o para anticiparte a un escenario geográfico específico que para proporcionar herramientas que sumen a la seguridad electrónica.

Los primeros usos de la realidad virtual fueron estrictamente militares como la de cualquier avance tecnológico. Internet nació como un elemento militar y la realidad virtual era un instrumento para adiestrar tropas, que se sigue utilizando y se ha mejorado en las técnicas.

-Los formatos en 360º y realidad virtual plantean una dicotomía entre el fomento de la transparencia y el dilema ético de mostrarlo todo, ¿cuál de los dos valores crees que tiene mayor incidencia?

-El dilema ético no debería existir. Evidentemente le material elaborado a partir del periodismo inmersivo lo genera una persona que establece el momento más oportuno de grabar o no. Es por tanto un contenido subjetivo como cualquier creación humana. Evidentemente tiene que predominar el elemento de la transparencia por encima de lo que se debe o no se debe mostrar. Si no se debe mostrar tiene que haber una razón de peso para ocultar algo, si se quiere proteger en determinado momento a personas que se vean involucradas en contenidos de esta índole y haya que proteger su identidad, existen recursos de posproducción para preservar el anonimato de estas personas.

-La realidad virtual puede ser usada no solo con fines periodísticos, sino también militares y geopolíticos, ¿es esto un problema o una ventaja?

A nivel estratégico es una ventaja. Deja de ser un instrumento de uso estrictamente militar cuando Google Earth da la posibilidad de consumir la geolocalización de cualquier lugar del planeta en realidad virtual. Esto es un recurso de gran valía para componentes militares porque pueden anticiparse a un escenario y les da un acercamiento muchísimo más específico del entorno que a partir de una foto o vídeo convencional, que no es que pierdan valor, pero esto aporta un valor agregado y puede permitir tener una mejor apreciación sobre un objetivo específico en temas tácticos y de estrategia.

Dejando el ámbito militar, a la hora de adoptar determinadas políticas o estrategias sobre una problemática específica porque se quiera atender un problema sobre una epidemia por ejemplo y conocer el lugar, esto te da enormes posibilidades. Médicos sin Fronteras puede anticiparse de mejor manera gracias a este recurso.

-Google Street View ha incorporado la Realidad Virtual a su usabilidad, ¿de qué manera puede afectar esto a la ciberseguridad y a la gobernanza digital?

Ya existen satélites que pueden darte una visión perfecta del entorno sin necesidad de recurrir a Google Earth. El problema de Google Earth es que pone ese recurso en manos de los mortales, de los civiles, de cualquiera. Google Earth protege lugares específicos donde se encuentran arsenales, bases militares o zonas sensibles a determinados ataques o que puedan ser vulnerables. A solicitud de diferentes Gobiernos esas zonas están difuminadas en el mapa y no te permiten ubicarte a través de esta aplicación.

Ahora bien, todo el mundo hoy día puede tener acceso a una cámara de 360, todo el mundo puede grabar en un lugar y momento determinado y a veces grabar cosas que no correspondan, pero eso también ocurre con un teléfono móvil o una cámara convencional. Evidentemente hay un exceso de transparencia desde el momento en que una grabación con teléfono móvil te está mostrando un punto específico y una simple foto en 360º te está mostrando todo el entorno. No necesariamente tenemos que irnos a una base militar, una plaza por ejemplo que muestre dónde se encuentran varios edificios gubernamentales puede ser un recurso fácilmente utilizable por una célula terrorista, pero eso también puede ocurrir con una foto cualquiera.

Vivimos en un contexto donde se comparte tanta información y la tenemos al alcance de la mano con un dispositivo móvil, que todo eso genera vulnerabilidad y una problemática a cuerpos de seguridad, organismos de inteligencia y gobiernos.

-¿Crees que el futuro está en la realidad virtual, es ya el presente, o es una cuestión de moda?

La realidad virtual es presente, ya no es futuro y para nada es una moda. No es una moda mientras exista la voluntad por la industria que se encarga de proporcionar plataformas, gadgets, accesorios e instrumentos que permitan consumirla y crearla. Para esto es también necesaria la demanda de las personas. Si las personas no demandan el consumo de este tipo de contenido no tendrá ningún tipo de éxito y será una tecnología infructuosa que existió y pasó de largo.

Pero de momento, no es moda y hay compromiso por parte de grandes industrias como Facebook o Google que están trabajando estrechamente. Sabemos por ejemplo que Facebook a través de su compañía asociada Oculus es proveedor del ejército americano en plataformas de adiestramiento de tropas.

Vemos también como muchos medios de comunicación están comprometidos en la creación de contenidos en este formato. Hace unas semanas la agencia AP publicaba un informe sobre la importancia del periodismo inmersivo en la generación de contenidos. El Laboratorio de Innovación de la BBC tiene dentro de su esquema de creación de contenidos contemplada tanto la realidad aumentada como la realidad virtual. Al haber un compromiso por asumir estos formatos dejan de ser moda y pasan a ser una opción válida

-¿Por qué crees que grandes plataformas como Facebook o Google están apostando por la realidad virtual?

Los recursos que se nos presentan a través de las redes sociales son gratuitos y sabemos que todo lo que es gratuito por otra parte tiene el elemento que genera ganancias. El simple hecho de que generemos contenidos por redes sociales, invita a estas corporaciones generen toda una infraestructura de publicidad para que las empresas lleguen a nosotros y obtengan datos de nosotros para generar mayor segmentación en sus campañas y productos. Esto tiene que ver con la ciberseguridad.

Si nos proporcionan mayor cantidad de opciones y formatos, para nosotros estar en estas plataformas es muchísimo mejor. Por un lado nos da posibilidades de generar contenidos y una vez estando allí esta misma compañía invita a las empresas a que generen contenidos y lleguen a nosotros, y a la vez ellos mismos ganan porque al poner a disposición de las empresas esta infraestructura ellos mismos generan ganancias.

-¿Serán las guerras del futuro en realidad virtual o será la realidad virtual un mecanismo para librar las guerras del futuro?

Es una pregunta compleja. Ya estamos viendo como el consumidor masivo tiene la posibilidad de contar con drones asociados a visores de realidad virtual. Los mandos militares pueden tener a un efectivo en una base militar de EEUU procediendo a realizar un ataque con un dron en Siria a miles de kilómetros de distancia.

Vemos como se está librando una batalla digital en la red. Todos los días hay ataques. Ataques de gobiernos contra gobiernos, de empresas contra gobiernos, de empresas contra empresas… hay constantemente una intención de tumbar servidores, de buscar información, robar información, penetrar en los bancos de datos… La realidad virtual lamentablemente plantea un escenario adicional para esta realidad, valga la redundancia, en que nos encontramos donde confluyen estos enfrentamientos. No sabemos si la realidad virtual será el escenario de las guerras del futuro pero sí va a jugar un papel bastante importante.

The following two tabs change content below.

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.
Juan Ignacio Cantero

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.

Leave a Response