Son las 6 de la mañana y, aunque el sol no ha salido, el día ya ha empezado para Ismael Navarro y María José Bañón. 45 minutos de bici en ayunas y de postre unas claras de huevo, café y avena como menú diario. Un deporte que pocos entienden y una forma de vida que no está al alcance de cualquiera. Esto es culturismo.

Aunque hay muchas definiciones de “fisioculturismo”, en pocas de ellas se utiliza la palabra ‘deporte’ para referirse a esta práctica. Se basa, resumidamente, en la realización de un ejercicio físico muy intenso, generalmente anaeróbico –levantamiento de pesas entre otros métodos-, que se suele realizar en gimnasios consiguiendo como resultado final un cuerpo proporcionalmente musculado, definido y voluminoso. Gran parte del sector defiende el culturismo como actividad deportiva y llevan más de 30 años luchando por que el Comité Olímpico Internacional lo reconozca como tal. En muchos países existen becas y ayudas estatales para quienes practican este deporte con el fin de colaborar con los entrenamientos, financiar las competiciones y sufragar un poco los gastos alimenticios que implican la práctica de esta disciplina.

Ismael Navarro, atleta de la categoría “MenBody 3” por la Federación Valenciana de Fisicoculturismo y Fitness, lleva compitiendo desde 2013 pero empezó a entrenar hace más de 16 años. Lo que empezó como un consejo médico para contrarrestar sus problemas de espalda, ha acabado convirtiéndose en una profesión a la que dedica alrededor de 12 horas diarias entre entrenamientos personales y las clases que imparte en su propio gimnasio. Recuerda que fue su entrenador el que le animó a introducirse un poco más en el mundo del culturismo y presentarse a su primera competición en 2013, consiguiendo un primer puesto en su categoría y clasificándose para el campeonato nacional en el que consiguió un tercer puesto. “Ese año no logré disfrutar, estaba deseando que acabase todo”, comentaba Ismael.

En el caso de María José, atleta de la categoría Bikini por la misma Federación, entrena bajo la supervisión de Ismael, quién le animó para comenzar a competir. Ella recuerda comenzar en el gimnasio de su entrenador para asistir a las clases colectivas como hacen la mayoría de personas. Unos meses después, siguiendo los consejos de Ismael quien le animaba a comenzar poco a poco con la musculación, empezó a darse cuenta que los beneficios que le aportaba eran innumerablemente superiores y además tenía aptitudes y condiciones que merecían la pena explotar. A día de hoy lleva cinco años entrenando pero se animó a subir a un escenario por primera vez a finales de 2015. “A las mujeres se nos valora mucho la puesta en escena y yo todavía era muy inexperta pero lo disfruté muchísimo” aseguraba.

Ismael y Maria José tras ganar el primer puesto en el campeonato de la C. Valenciana I Fuente: Ismael Navarro
 
Una forma de vida
“A mí a lo que me ha ayudado este deporte y la competición es a ser un luchador, y además, a aplicarlo a la vida. No solo físicamente sino a superar los problemas, las adversidades, todo en general.” Ismael Navarro.
Ismael y María José son vecinos de la localidad de Caudete, donde aseguran haber notado un cambio sustancial en los jóvenes con respecto a este deporte desde que comenzaron  a competir dándolo a conocer. La cantera fue aumentando poco a poco e Ismael decidió abrir un nuevo gimnasio a principios de 2015 donde la amplitud de las instalaciones pudiese recoger las demandas de todos sus clientes sin perder ese trato personalizado que caracteriza a InGym. Una gran sala de musculación, espacio para las clases de spining, Pilates y hasta una pista depadel son algunas de las ventajas que ofrece su gimnasio.

Instalaciones de InGym. Fuente: Ismael Navarro

El palmarés de este joven albaceteño no es breve, en este último año de competiciones -2016- se hizo con un primer puesto de en su categoría en el Campeonato Autonómico Levante, Campeón Absoluto en el Campeonato Olimpia (nacional), clasificándose para el Campeonato del Mundo Nac 2016 disputado en Chipre donde consiguió un 7º puesto. “Mi preparación comenzó 11 meses antes. Además yo soy muy estricto y exigente conmigo mismo en cuanto a las dietas y los entrenamientos” explicaba Ismael. Durante el periodo de entrenamiento y “la puesta a punto” como ellos le llaman, el carácter y el estado anímico va sufriendo una serie de cambios a los que mayormente son las familias quienes tienen que hacer frente.

“Es un deporte muy extremo”
“A mí el deporte me ha ayudado muchísimo, le tengo un cariño especial. Me he demostrado que si quiero puedo estar ahí y me considero una luchadora” María José
Entrenando 6 o 7 días por semana, 2 o 3 veces diarias, con una dieta muy estricta y una rutina imposible para quienes no practicamos este deporte, los que luchan cada día por domar su cuerpo hacen una serie de sacrificios que no son muy reconocidos socialmente. “Todo el mundo paga una entrada por ver un partido de futbol pero muy poca gente viene a una competición a ver como moldeamos nuestro cuerpo” comentaban los caudetanos y añadía Ismael “El porcentaje de grasa durante la competición tiene que ser mínimo pero solo durante ese corto periodo de tiempo porque extenderlo mas no sería saludable. Por eso siempre digo que es un deporte muy extremo en todos los sentidos”.

Maria José Bañón en el campeonato de la C. Valenciana. Fuente: María José Bañón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Son muchos los deportistas que comienzan su andadura en el mundo del culturismo pero tienen que abandonar años o incluso meses más tarde porque no se ven capacitados o no llegan al nivel de exigencia que se les exige. Este es el caso de Juan Martínez, quien decidió dejarlo porque le resultaba imposible compaginar su vida laboral con los entrenamientos y no estaba dispuesto a sacrificar toda una vida por este deporte. Como decía Ismael, “para este deporte no todo el mundo vale, es mucho sacrificio y debes tener una serie de cualidades e incluso genética y aguantar el nivel de exigencia que es altísimo”.

Tanto Ismael como María José se han planteado más de una vez tirar la toalla. Días en los que no pueden levantarse de la cama, noches en las que dormir se convierte en una odisea y largas discusiones con ellos mismos para no abandonar después de todo el recorrido que llevan hecho. “En estas situaciones te demuestras muchas cosas. No sabes lo fuerte que eres hasta que te encuentras en una situación extrema” sentenciaba María José. La caudetana ya está pensando en su próxima competición en noviembre de 2018, en cambio, Ismael asegura tener una situación más complicada ya que tiene que seguir llevando el gimnasio y las clases colectivas que imparte hacia adelante y en periodo pre competición le cuesta mucho sacarlo todo, “Sé que tarde o temprano voy a volver. Ya estoy preparando mi físico para salir con una versión mucho más mejorada” aseguraba Navarro.

Dieta sí, pero con precaución

Las dietas que los deportistas de alto nivel llevan a rajatabla suelen ser tan estrictas como sus entrenamientos. Siempre diferenciadas dependiendo del biotipo y la persona en particular, pero oscilan entre las 6 y 8 comidas diarias. Platos cargados de proteínas e  hidratos de carbono van acompañados muchas veces de suplementos alimenticios para asegurar que no falten vitaminas. La experta nutricionista que elabora dietas para deportistas de alto nivel, Nieves García, asegura que “los suplementos son casi obligatorios para asegurar que el cuerpo no tiene ninguna carencia. Al llevar una dieta tan estricta se puede dar el caso de alguna falta de vitaminas u otros complementos”.

Fuente: Ismael Navarro

El culturismo ha sido, es y será un deporte rodeado de polémica. Solo basta googlear la palabra culturismo para encontrar cientos de portales en los que se repite una y otra vez la reciente alternativa conocida como “culturismo natural”. Esta “variante” del culturismo original se diferencia según sus practicantes en que está completamente prohibido utilizar sustancias ilegales para conseguir el objetivo final. Pero, ¿Cómo se aseguran de que los deportistas cumplen las leyes?, “Mediante un polígrafo y una serie de preguntas” comenta Ismael. Lo cierto es que alternativas como esta ensucian un poco el nombre y la importancia del deporte base del que nacen. “Quieren achacar el tema del doping al culturismo porque se ha establecido así pero lo cierto es que esto existe en todos los deportes. Que uno compita bajo los efectos de alguna sustancia irregular no significa que el resto también lo hagamos. ¿Por qué no existe también una alternativa como “ciclismo natural” o “fútbol natural”? ¿Por un deportista que no se tome en serio su trabajo es justo ensuciar el esfuerzo de los demás?” concluía Ismael.

 

The following two tabs change content below.

Leave a Response