Hace unos 11 días desde que la Universidad de Castilla-La Mancha afirmó que necesitaba 160 millones de financiación para seguir cumpliendo con su funcionamiento ordinario. Ante esta situación, la UCLM diseñó un Plan de Ajuste que afectaba a diversos ámbitos de la vida universitaria: subida de tasas, disminución de la cuantía o eliminación de las becas de colaboración, etc. Por su parte, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha aseguró la garantía de la financiación “necesaria para el normal funcionamiento” de la universidad que iría asociada a la firma de un contrato-programa con un plan estratégico de cuatro años como mínimo. Y en medio del conflicto presupuestario, los movimientos estudiantiles empezaron a tomar parte y empujar su actividad.

El pasado lunes 20 de noviembre tuvo lugar una asamblea en la que se reunieron la Delegación de Estudiantes del Campus de Cuenca junto con los movimientos Frente de Estudiantes y Estudiantes en lucha. En dicha asamblea se acordó que no se llevarían banderas en las marchas por la Universidad de Castilla-La Mancha del día 21.

Estudiantes en lucha incluyó en la movilización tintes políticos llevando banderas y símbolos republicanos y comunistas y rompiendo así con lo acordado con el resto de compañeros estudiantiles. Antes de que la manifestación diera comienzo, el Delegado del Campus de Cuenca notificó la decisión de no portar simbología política, a lo que este colectivo no atendió finalmente.

El día siguiente a las marchas, se produjo un encierro en la Facultad de Trabajo Social, organizado desde la Delegación de Trabajo Social. Allí se encontraban miembros del Frente de Estudiantes y de Estudiantes en lucha. Aunque en esta asamblea nocturna, los miembros del Frente de Estudiantes (personas que no pertenecen a ningún colectivo) y algún miembro de la delegación decidieron desvincularse de Estudiantes en Lucha al encontrar discrepancias en los métodos y en el planteamiento de sus propuestas. Así surgió Movimiento Estudiantil, una asociación de estudiantes cuyo fin es informar a los estudiantes del Campus de Cuenca de las novedades sobre la financiación de la UCLM a través de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El día 23 se dio un giro dramático de los acontecimientos. El Campus de Cuenca vivió una situación de tensión derivada de actuaciones eventuales en distintos puntos. Grupos de individuos irrumpieron en algunas clases con actitudes violentas contra estudiantes,  insultos a representantes de la Delegación y pintadas en distintas Facultades y bengalas frente al Vicerrectorado de la Universidad del Campus de Cuenca. Una situación que fue detenida a través del diálogo gracias a la intervención del Movimiento Estudiantil y miembros de la Delegación.

Actualmente, la Policía Nacional ya está realizando las pertinentes investigaciones para dictaminar el alcance de los acontecimientos y localizar culpables. Según ha informado a este medio Gema, trabajadora de Prensa de la Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha, hay ya 5 personas identificadas y se están siguiendo los procedimientos oportunos.

 

The following two tabs change content below.

Jose Miguel Martin

Futuro proyecto de periodista nacido en Benidorm y residente en Daimiel. Sin miedo a los retos y con ganas de superarme a mi mismo día a día. Enamorado de la radio, pero sobretodo del periodismo. Español, Ingles y Frances son tres plumas que puedo esgrimir a la hora de elaborar cualquier texto.
Jose Miguel Martin

Jose Miguel Martin

Futuro proyecto de periodista nacido en Benidorm y residente en Daimiel. Sin miedo a los retos y con ganas de superarme a mi mismo día a día. Enamorado de la radio, pero sobretodo del periodismo. Español, Ingles y Frances son tres plumas que puedo esgrimir a la hora de elaborar cualquier texto.

Leave a Response