El deporte está hoy en día cada vez más presente en la sociedad, y sobre todo, está en auge en las personas jóvenes. Adrián Cortijo comenzó hace un año aproximadamente a sumergirse en este mundo y a día de hoy con 19 años es uno de los más jóvenes en haber finalizado un IronMan que es una de las pruebas más exigentes y duras del triatlón. Este fue el reto que se propuso para el año 2017 y que ha podido conseguir a base de lucha, esfuerzo y mucho entrenamiento.

“Amante del deporte en todos sus aspectos por sus valores”. Así se considera el motillano Adrián Cortijo. Comenzó sus inicios en este mundo cuando era muy pequeño apuntándose a todo tipo de deportes que se practicaban en la Escuela Municipal de Deportes de Motilla del Palancar y esto le sirvió para aprender aspectos muy positivos. Se puede decir que este joven lleva ligado al deporte prácticamente toda su vida. Miguel Ángel García, entrenador de varios equipos y disciplinas deportivas donde Adrián jugaba, asegura que es destacable y admirable la gran ambición que tiene el joven por el deporte y es un gran éxito que la juventud siga enganchada al él.

Adrián Cortijo residente de Motilla del Palancar y actualmente vive en la Comunidad Valenciana donde estudia en la Universidad el grado de Ingeniería Electrónica Industrial y Automática. Tras conseguir uno de sus retos para este 2017, realizar un IronMan, es uno de los más jóvenes en finalizar una prueba de este nivel, ya que es una de las pruebas físicas más exigentes y duras físicamente para un atleta.

 

Adrián Cortijo en el ICAN Triatlón Gandía-Valencia. Fuente: Adrián Cortijo

Con tan solo 19 años, en 2017 lleva a su espalda muchas competiciones: tres medias-maratones, tres maratones, un Medio-IronMan (Half ICAN Triatlón Gandía-Valencia) y un IronMan (Full ICAN Triatlón Gandía-Valencia). “Cuando me paro a pensarlo y pienso todo lo que he podido hacer en un año, me da hasta miedo plantearme todo lo que pueda llegar para el 2018”, asegura Adrián Cortijo. Finalizó en el primer puesto dentro su categoría en los maratones de Madrid y Valencia.

Al comienzo del año 2017 el motillano se planteó un reto muy importante para él, hacer un Ironman. Con muchas ganas e ilusión, no ha parado de luchar hasta que el 14 de octubre consiguió un sueño. Finalizar el Full ICAN Gandía-Valencia que transcurrió por las localidades de Gandía, Xeresa, Xeraco, Tavernes de la Valldigna y Cullera. Esta prueba Triatlón distancia IronMan es muy exigente y se compone de 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros en bicicleta y finalizar con 42 kilómetros corriendo. Ante lo que Miguel Ángel García piensa, como entendido del deporte, que a esas edades este tipo de pruebas tienen demasiado volumen de exigencia para una persona tan joven, y a largo plazo el cuerpo podría sufrir un desgaste. Aún así asegura que la preparación dice mucho de la capacidad de sacrificio, constancia y trabajo de Adrián.

Durante la prueba del ICAN Triatlón Gandía-Valencia. Fuente: Adrián Cortijo

Adrián Cortijo se inscribió a la prueba convirtiéndose en uno de los dos españoles más jóvenes en finalizar un Ironman, junto con un chico de Barcelona, ambos con 19 años. Los requisitos exigidos para correr el triatlón Full & Can ICAN Gandía-Valencia exigían como mínimo tener 20 años . Pero aun así, el motillano decidió inscribirse bajo la condición de quedar fuera de las clasificaciones por no cumplir uno de los requisitos, ser menor de 20 años, decisión que entendió y respetó. “Sé que no es la distancia más apropiada para mi edad, pero lo único que me entristeció es que no supieran valorar el esfuerzo que supone para una persona tan joven prepararse una prueba de esta distancia, pero al final de esos pequeños detalles no te acuerdas”, asegura el motillano.

Amigos, familiares y conocidos se desplazaron hasta los lugares donde se realizaban las pruebas para animarle.  Fueron 11 horas 33 minutos y 17 segundos lo que tardó en finalizar la carrera que requiere un nivel exigente física y mentalmente. “Me preparé durante 272 días, los llevaba supercontados, aunque sí es cierto que no pude entrenar todo lo que me hubiera gustado, pero sin duda la preparación mental para estos retos es igual o más importante que la física”.  

La importancia del entrenamiento

Miguel Ángel como entrenador recuerda que el calentamiento es súper importante a la hora de hacer deporte, incluso se atrevería a decir que tiene la misma importancia que la parte principal que se va realizar. No debe ser inferior a 20 minutos y se deben poner en funcionamiento todos los grupos musculares que vayan a intervenir en la sesión. Y para pruebas como un IronMan asegura que la figura de un entrenador/preparador es fundamental. Otro aspecto importante que debe tener en cuenta un deportista es el de mantener una dieta equilibrada, con sus comidas correspondientes y donde aparezcan: proteínas, vitaminas, hidratos de carbonos, grasas (en poca cantidad), una buena hidratación, todo ello acompañado de alguna bebida isotónica para reponer las sales minerales que vayamos perdiendo con los esfuerzos, donde nos pueden provocar un desequilibrios fisiológico con síntomas de agotamiento, cansancio muscular y bajar en nuestro rendimiento.

Por lo que lo más importante para un deportista es la preparación y el entrenamiento. Para preparar su reto, Adrián decidió buscar un entrenador personal, especializado en el deporte de larga distancia, ya que tenía miedo de esforzarse más de la cuenta en los entrenamientos y lesionarse. Y desde julio, con un profesional a su lado, los entrenamientos semanales han mejorado. Además, le ayuda a no sobrecargarse de carreras o retos que pudieran traerle dificultades. Por lo que un entrenador personal es siempre una ventaja para el atleta, ya que muchas veces se piensa que se hacen las cosas bien y, en realidad, se están cometiendo errores.

Entrenamiento. Fuente: Adrián Cortijo

Todo deportista ante una carrera de estas exigencias tiene que tener preparación física, pero también psicológica. La parte más `difícil` de la prueba para el motillano era la natación y la bicicleta, y por el contrario, la favorita del triatlón era correr. Sabía que no iba a tener ningún problema corriendo, aunque me tocara sufrir tenía claro que una vez me bajara de la bici, el IronMan estaba hecho. Por lo que durante todos esos meses me tocó mejorar nadando y montar mucho en bicicleta para acostumbrarme y al final fue todo genial. Uno de mis puntos fuertes es el nivel psicológico, tengo un montón de confianza siempre en mi mismo y es uno de los factores que siempre me ha ayudado”. La preparación ha sido larga, entrenamientos de 2 o 3 horas diarias durante muchos meses, por lo que Adrián asegura estar muy contento y satisfecho por haber visto recompensado el duro trabajo que ha realizado.

Cortijo ha realizado muchas carreras como se señalaba anteriormente, pero… ¿las ha realizado solo o acompañado? La mayoría las ha hecho solo, pero le gusta ser solidario y ayudar a sus amigos, por lo que la última maratón que tuvo lugar a mediados del mes de noviembre, tuvo compañero, la realizó con uno de sus amigos, José Contreras.

¿Correr solo o acompañado?
Según Marc Cornet, periodista de BeinSport:

Las ventajas de correr acompañado: El compañerismo, la experiencia de tener a alguien con experiencia a su lado, la motivación y la socialización.

Las ventajas de correr solo: La libertad, el ritmo, la introspección, la presión y la organización

Todo el mundo tiene unos límites físicos y hay veces que los corredores en competiciones se plantean `tirar la toalla` pensado que ya no pueden más. Cortijo asegura que se tienen más cosas que empujan a una persona a seguir adelante que a abandonar. En su caso cuenta que tiene a su padre, que siempre le acompaña de una forma especial, a su familia, a su novia, a sus amigos, etc. que son los que le animan a conseguir sus retos y se desplazan para acompañarle a algunas de las competiciones, como por ejemplo, el ICAN Gandía-Valencia. 

Logro conseguido en la Maratón de Madrid. Fuente: Adrián Cortijo

Este joven, tras llevar poco tiempo en este mundo del deporte, lleva muchos kilómetros recorridos a su espalda, pero no se considera la persona adecuada ni capacitada para dar consejos, aunque si asegura que una persona que quiera comenzar en el mundo del deporte no debe obsesionarse, sino ser constante y proponerse unos objetivos a corto/medio plazo que son los que realmente les van hacer engancharse a este deporte. Luchar por conseguirlos y superarse a uno mismo con el paso del tiempo.

Cada carrera y competición es un mundo y en todas ellas siempre ocurren en cierta manera diversas anécdotas que hace que se recuerden de una manera especial. Como, por ejemplo,  en la maratón de Madrid cuando se rompió muscularmente en los últimos kilómetros, “después de hacer el maratón más rápido que había corrido llegué fundido a los últimos kilómetros y un hombre que no conocía de nada me cogió, se olvidó de su tiempo y de su carrera, y me acompañó hasta llegar a meta. Siempre conoces a gente muy buena que es lo que también le da más sentido a esto” , recuerdo que cuenta Adrián con ilusión.

Pasión y valores

El motillano está completamente inmerso en el mundo del deporte, en este caso, a él le mueve el deporte de larga distancia, y no tiene miedo a que en futuro el trabajo que desempeñe profesionalmente pueda retirarle de él. “Creo que trabaje en lo que trabaje, si me sigue gustando tanto el deporte siempre podré robarle horas al día para poder entrenar”. ¿Y si hablamos de lesiones?… Muchas personas le han hablado sobre estas consecuencias, pero afirma que no por hacer carreras tiene porque lesionarse más, porque fuera del deporte que practica también podría haberse roto igualmente, por ejemplo, si hubiera seguido jugando al fútbol o en una partida de pádel. Pero Adrián tiene claro que si dentro de 20 años le toca dejar de correr, se quedará con todos los buenos momentos que le ha dado este deporte que son demasiados, pero hasta ahora ha tenido mucha suerte, está en forma y espera seguir así por un largo tiempo.

Entrenamiento. Fuente: Adrián Cortijo

Constancia, sacrificio y perseverancia, estos son los tres valores fundamentales que al atleta le transmite el deporte, para el resto de su vida, el deporte y de ahí viene su gran afición por ello. Adrián afirma que al final el deporte es como la vida, nada que merezca la pena se consigue de fácilmente, por lo que toca luchar día a día. A este respecto Miguel Ángel afirma que está muy orgulloso de que chicos que han pasado por la Escuela Municipal de Deportes del Motilla, en edad escolar, sigan vinculados al mundo del deporte, ya que se ve cómo los valores que se le han intentado transmitir los están aplicando en su madurez.

 

Estudios y deporte

No es nada fácil ser estudiante y un apasionado del deporte, sobre todo en época de exámenes, donde se siente mucha presión por los estudios. Adrián asegura que, con el paso del tiempo, (ya que comenzó en enero de este año), va llevando mejor la compaginación de ambas actividades. “Estoy aprendiendo a ser más productivo, lo que antes tardaba en estudiar 3 horas ahora lo intento hacer en 2 poniéndome más en serio e intentando evitar las distracciones. No es fácil para una persona como yo que se entretiene con una mosca (risas)”.

Actualmente este atleta se encuentra estudiando en la Comunidad Valenciana un grado de Ingeniería Industrial y Automática. Llama la atención que no tiene nada que ver con el deporte. Él asegura que cada vez le gusta más esa mezcla tan opuesta que tiene en su vida. “A pesar de que me encanta el deporte, también soy un apasionado de la tecnología y de la robótica” que es lo que está estudiando, “y creo que la mezcla de estas dos ramas tan distintas me aporta muchas cosas positivas” en la vida.

“Nada que merezca la pena se consigue de fácilmente, por lo que te toca luchar día a día”

Pero no sólo se presentan posibles dificultades para compaginar actividades, también otra de las barreras que deben derrumbar los deportistas es el tema de los patrocinios, ya que un atleta que quiere prepararse tiene muchos gastos y es bastante complicado conseguir patrocinadores que les ayuden. Adrián asegura que aunque parezca que el running y el triatlón son deportes de moda, tienen muy poca tirada en este tema, si se compara con deportes como el fútbol. La realidad es que muy pocos triatletas consiguen llegar a vivir del triatlón, salvo los mejores del mundo. En su caso personal, tuvo mucha suerte de encontrar a empresas que le ayudasen como Guillermo Martinez Huerta Abogados y Navarro Bernal Fisioterapia, por lo que está muy agradecido. También ha tenido mucha suerte en cuanto a la equipación, que es cedida por una marca de Barcelona, Sural Wear. Pero aun así, no son suficientes patrocinadores para financiar la vida de un deportista y tiene que utilizar dinero de sus ahorros. El triatlón lleva unos gastos muy elevados tanto de inscripción de carreras, como de equipamiento, viajes, entrenamientos, etc.

Todos estos factores debe tenerlos en cuenta una persona que quiera sumergirse en el mundo del deporte y según García debe tomárselo con calma e ir realizando sesiones gradualmente de intensidad y volumen, y sobre todo, tener constancia en los entrenamientos, sin ponerse ninguna meta simplemente hacerlo y a su vez disfrutarlo. También es recomendable consultar a un profesional o experto de la materia que le pueda asesorar en la preparación en cuanto a ejercicios a realizar, volumen de carga e intensidad de las sesiones.

Entrenador de Adrián en su infancia y adolescencia

Miguel Ángel García Olivas, Coordinador de Deportes Ayuntamiento de Motilla del Palancar donde reside. Desde 1997 de Coordinador de Deportes, y como entrenador de varios equipos y disciplinas deportivas: Fútbol 1ª autonómica, Fútbol Juvenil, dentro del Deporte Base: Fútbol Sala, Fútbol, Voleibol, Baloncesto, Atletismo, Cross, Bádminton, Multideporte etc… (De todas las edades).

Adrián con su entrenador. Fuente: Miguel Ángel García

Miguel Ángel García, tiene un recuerde muy bueno de Adrián, ya que fue su entrenador en los equipos de atletismo, fútbol y voleibol en la Escuela Municipal de Deportes de Motilla asistiendo con él a varios campeonatos provinciales, regionales e incluso nacionales cuando él era muy pequeño. Afirma que su fuerte es su compromiso, la responsabilidad que adquiere con la causa y la fuerza que trasmite al colectivo, además de destacar sus condiciones físicas. Resaltar que a pesar de la gran desgracia que sufrió el pasado verano (el fallecimiento de su padre), unos meses antes de cumplir su reto (IronMan) ha sido capaz de sacar fuerzas y de poder seguir con su preparación con lo complicado que ha debido ser.

Un campeón en toda regla.

Canal de YouTube
Adrián Cortijo junto con Óscar Irles en Santa Pola

Hace casi un año el motillano comenzó una andadura en las redes sociales. Se abrió un Canal de YouTube llamado Adrián Cortijo donde durante todo este tiempo ha ido publicando vídeos de las diferentes maratones y carreras que ha realizado. Con el objetivo principal de motivar e intentar transmitir que si una persona quiere, puede hacerlo. Todos pueden conseguir las metas que se proponen y lo único que se tiene que hacer es luchar día a día por ellas.

En sus vídeos plasma la ilusión y ganas con las que se enfrenta en las competiciones. Actualmente por motivos personales lo tiene en `stand by`, porque piensa que para grabar hay que hacerlo de forma natural y con ganas, y poder de esta manera transmitir lo que te propones. Pero para el año 2018 uno de sus objetivos es intentar recuperar la continuidad de compartir vídeos de las carreras en el canal. Y en cuanto a su próximo reto deportivo, lo anunciará las próximas semanas. Está barajando dos lugares donde poder hacerlo. Pero confirma que es un desafío que le va a mantener todo el año activo y que desde el primer día que terminó el IronMan lo tenía en mente y del cual quiere informar próximamente.

Queda demostrado que Adrián es un auténtico amante del deporte y en su vida diaria intenta incentivar y animar a practicar deporte también a los que tiene a su alrededor, y siempre lo consigue. Sus amigos de clase de la Universidad, gracias a él, se están preparando una media maratón, por lo que se siente muy contento porque luego se cuentan los entrenos entre ellos y ve cómo también van progresando.

Adrián quiere superarse. Con su lema: si esperas a que llegue el mejor momento y tu mejor versión, seguirás esperando siempre”, anunció con ilusión cuál va ser su próximo reto para el año 2018. En este caso la prueba es en octubre del año que viene en Benicassim. Se trata de un ultraman, prueba triatlón más dura del mundo, compuesta por 515 km divididos en tres días: el 1º día, 10km natación +145 km de bici; el 2º día, 276 km de bici y para finalizar, el 3er día, 84 km corriendo. Su objetivo es intentar convertirse en el ultraman más joven de Europa y el segundo del mundo.

Este desafío lo afronta con mucha ilusión y muchas ganas. El camino no será fácil, pero no duda en disfrutarlo. Quedan 11 meses para el nuevo reto, llenos de preparación, entrenamiento y lucha. Toca compaginar la vida cotidiana, los estudios y el deporte, una vez más, para conseguir el nuevo propósito para el nuevo año.

Meta del ICAN Gandía-Valencia

 

El running

El running se ha puesto muy de moda en los últimos años. Son muchos los personajes célebres que se han unido a hacer deporte y que transmiten valores a través de él. Se puede observar en la 9º Carrera Ponle Freno que se realizó el sábado 25 de noviembre en Madrid. Con el objetivo de destinar los beneficios al apoyo de las víctimas en accidentes de tráfico. En ella se pudieron ver caras conocidas como las de Cristina Pedroche, Susanna Griso, Sandra Sabatés, Roberto Brasero, Mónica Carrillo, Juan Ramón Lucas, entre otros muchos.

 

Relizado por Mercedes Martínez Hernández y Carla López Barreda

Leave a Response